viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

martes, 31 de julio de 2012

Preliminares de un entierro nordico.

Nota: Este es un articulo muy especial, quiza no sea para nada el mejor que haya escrito, pero tiene ya una friolera de años, publicado en el portal "escalofrio.com", es posiblemente el primer articulo sobre la cultura nordica que hice publico colgandolo en la red. 

Mas tarde apareceria una especie de blog personal en my space "a las puertas del walhalla", y casi dos años despues, empezaria este blog que estubo mas o menos inactivo durante mucho tiempo... Curioso que el relato aun siga colgado en escalofrio...aqui os lo dejo, casi como una "reliquia" de mis primeros pasos en el mundo de la cultura nordica. XD


Valada es una dignidad especial de cierto tipo de Seidrkonas que al parecer solo se dedicaban a tratar con los difuntos, ya sea preparando su entierro y rituales funebres o contactando con ellos despues de muertos, al parecer este titulo se registraba entre los Varegos.



La mano experta de la Valada, procede a rematar la última puntada en la carne del rígido cuerpo del guerrero, bajo la atenta mirada de la joven que le sirve de asistente, notoriamente mas joven que la figura ajada por la edad de la hechicera, conocida como "el ángel de muerte". 

La anciana procede a supervisar que su obra ha llegado a su fin, sin parar de salmodiar ininteligibles rezos, bajo la asustada mirada de la mujer joven, la única presente en tan trascendental rito. Solo la esposa del fallecido puede estar presente en el ritual del sellado del cuerpo, ya que si un espíritu "filgia" se introduce en el cuerpo del finado, aun después de todos los rezos y precauciones tomadas, se considera que quizás y solo quizás, respete únicamente a su compañera de lecho y a la autoridad de la Valada sobre vivos y difuntos.

El proceso habrá sido largo y laborioso, ya que Bjorn Haraldson ha caído como todo buen vikingo desearía morir, en combate y con una espada en la mano, por lo que tendrá segura la entrada en el Valhalla, pero por desgracia, ha fallecido lejos del hogar y con cuentas de sangre pendientes con varios de su raza (quizá vengar alguna traición o la muerte de un familiar)... 

Pocas cosas asustan tanto a un vikingo como que el espíritu de un finado les persiga por toda la eternidad, por eso sus compañeros de armas le trajeron al hogar y pidieron a la Valada su intervención...Para ser recordados por el caído como buenos camaradas y a un tiempo, para que se procediese a realizar los rituales que sellarían el cuerpo del difunto, garantizando así que su "venganza" en caso de haberla, quedase reservada a los campos del Valhalla y al juicio de Odin. 

Tres largas noches pasaron, la primera para purificar el cuerpo y limpiarlo de todo rastro de sangre, la segunda para convocar el sagrado Forstgaurth (el banquete de despedida), donde todo el pueblo beberá hasta la saciedad en honor al caído y se ensalzaran sus hazañas en combate (y las mujeres se pelearan por figurar como concubinas en el lecho de un valiente), en esa noche, todos recordaran al guerrero y al hombre, solo su esposa deberá estar preparada para el tercer día, en el cual se procede a "expulsar a los intrusos" (si es que no han entrado) o a confinar a los espíritus en el cuerpo del difunto con formulas mágicas, y sellando cada orifico de su cuerpo (heridas de combate incluidas!!!). 

Varios días mas es velado el cuerpo y se le rinden honores, aunque ya ni esposa ni hijos duermen en el mismo techo que el finado, en especial los niños que podrían ser presa fácil del espíritu del difunto, que podría matarlos con su aliento de muerte, o peor aun, poseerlos y transformarlos en terroríficos vampiros-filgia que cumplan la venganza pendiente del difunto... 

Una vez amortajado con sus mejores armas y ropajes, el "ángel de muerte" procede a ordenar que se cierren todas las puertas de la casa, y que varios hombres fornidos derrumben un muro de la casa, por el que se sacara al difunto y se le hará pasear en procesión por todo el pueblo e incluso los alrededores...mientras esto ocurre, el muro de la casa es rápidamente tapado y se procede a "despistar al muerto". 

Todos cantan, vociferan e incluso causan toda clase de ruidos, y las mas cercanas a la esposa del difunto, se disponen a cambiar toda la disposición de la casa e incluso a ayudar a la reconstrucción del muro derribado para sacar el cuerpo, todo esto se ha hecho para que el difunto no encuentre el camino de regreso a su antiguo hogar, y de encontrarlo, no lo reconozca. 

Dependiendo de la riqueza del caído, si es un "hombre libre" o por añadidura un Bondi (señor de hacienda, barco o tierras), su entierro es mas o menos ostentoso, y se le dota de mas o menos ajuar funerario, se cree que los grandes jefes podían ser enterrados con caballos sacrificados, animales de granja e incluso mujeres y siervos que les acompañarían al Valhalla para seguir sirviéndoles en el mas allá...Aunque lo mas habitual no eran los entierros de nobles o reyes, sino los del guerrero que era enterrado en una fosa en la tierra o en túmulos, siempre bajo los rezos de la Valada y por sus mas queridos camaradas de armas, que recibirían mas tarde un elaborado y complejo ritual de limpieza y protección para que el muerto no les "persiguiese", del mismo modo, hogar y bienes han de pasar por ritos de purificación (muchos enseres personales se les enterrara con el muerto...no sea que regrese a por ellos).

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo