viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

martes, 21 de agosto de 2012

La ultima gran batalla: Stamford Bridge.


Stamford Bridge: antecedentes históricos.

Septiembre de 1066. Los ingleses no lo sabían pero en menos de dos meses su Inglaterra y su historia darían un vuelco tan radical como decisivo. En tres batallas decisivas se decidió el destino de las Islas: Fulford Gate (20 de Septiembre), Stamford Bridge (25 de Septiembre) y Hastings (14 de Octubre).Es obvio que la que mayor importancia histórica tuvo fue Hastings.

 Pero la batalla más épica, la que resume un modo de entender la guerra y la vida ligada al mito de los poderosos guerreros del norte, la que cierra la Edad Oscura en las Islas Británicas (quizás para abrir otra aun más oscura si esto fue posible)  fue Stamford Bridge.Lo que aquella mañana sucedió  en la gran batalla no fue mas que la consecuencia inevitable de algo que comenzó en enero de ese mismo año, cuando Eduardo el Confesor murió en olor de santidad y la curia se apresuro a su propuesta de canonizacion.

Santo quien sabe si por meritos o intereses del clero, si, pero fallecio dejando una herencia de sangre y destrucción tras de su mandato. Habiendo hecho voto de castidad, Eduardo solo tenía un heredero aparente (o al menos el que se suponia que por ley tendria que heredar su trono): su sobrino Eduardo el Exiliado, que haciendo honor a su sobrenombre por el que pasaria a la historia, vivió toda su vida en el exilio en Hungría. Volvió justo a tiempo para morir en una tierra que prácticamente solo le sirvio para expirar y dejar sin heredero el trono.

 Muerto Eduardo el Confesor, una pléyade de aspirantes a su trono comenzaron a jugar sus cartas para postularse a la sucesion mas o menos legitima. Desde luego y con el derecho y la ley vigente en la mano, era Edgar Aetheling (el hijo de Eduardo el Exiliado) quien tenía más derecho a tal reclamación. Derecho de sangre y posiblemente legitimidad, más no el mas importante de los derechos, el apoyo de hombres  de armas que se adhiriesen a su causa. Un chico de 14 años, rodeado de ambiciosos Godwins (espatarios y aduladores que no dudarian en deshacerse de el o colocarle como simple pelele al que manejar para gobernar ellos mismos en la sombra), no era adversario digno. Optó por la salida mas digna y logica, retirarse con discreción y logró vivir para participar en la primera cruzada y llegar sin grandes enemigos hasta los 70 años, un logro digno de reseñarse en aquellos oscuros tiempos.

Harold Godwinson , conde de Wessex era el dueño de facto del reino. El y sus hermanos se repartían los distintos territorios y prebendas del reino. Eduardo le nombró, en su lecho de muerte rey o lo que se podria decir que era “la diestra del rey” es decir, la persona que gobernaba realmente en su nombre. Algo que, de facto, ya era , pues con o sin permiso del monarca, nada se hacia en el reino fuera de su control ferreo

. Entre el resto de los candidatos, Guillermo de Normandía, (aun no el Conquistador, nombre que conseguiria hacerle famoso por meritos propios mas tarde) alegaba un derecho aun más tenue que los hijos de Godwin: Según el , el mismo Eduardo le había prometido la corona inglesa cuando muriese durante un viaje de Guillermo a Inglaterra.

Si todos los Godwinson se hubieran mantenido unidos, quizás la candidatura del normando no hubiera prosperado. Pero Tostig, duque de Northumbria, aspiraba tambien al trono y no estaba dispuesto a dejarse pisar. Jefe de las tropas de Eduardo, creía que de haber estado junto al lecho del rey, él hubiera sido el elegido . Depuesto por Harald, buscó refugio en la corte de los dos pretendientes restantes y reforzo con sus tropas y apoyos su candidatura al trono. Su trato, servirles en la conquista de Inglaterra a cambio de sus tierras en Northumbria y nuevos territorios. Quizás si con esto  tramaba algo más, nunca lo sabremos , se dice que contaba con apoyos velados en la comarca de Northumbria, con lo que bien podria haber conspirado para alzarse con el trono.

Svein de Dinamarca declinó la oferta, no queía verse envuelto en los asuntos ingleses. Posteriormente cambiaría de idea  y se enfrentaría a Guillermo y sería derrotado. Así que Tostig viajó a Noruega a entrevistarse con Harald, Harald Sigurdsson, llamado Hadrada, rey vikingo de Noruega. El último de ellos que puede preciarse de ser reconocido aun como “vikingo” o rey pagano. Pendenciero, Luchador, Pirata, Honorable, Vengativo, Mentiroso.,Noble…todos estos adjetivos cabrian para describirle. Capaz de lo mejor y lo peor tanto como monarca, estratega y gran guerrero. Un elegido de Odín, forjado por la espada en innumerables batallas, aun fiel a los antiguos dioses paganos del norte, pese a ser hermano de San Olaf.

 Su vida había sido una aventura constante y se habia forjado en innumerables pruebas que forjaron su carácter duro. Y ahora se iba embarcar en la definitiva. Su ejercito lo componían unos 9000 hombres, incluyendo sus housecarls y thengs o (huskarls y Jarls según la costumbre y los terminos del norte que me parecen mas adecuados en respeto a su credo pagano) reunidos apresuradamente y embarcados en 300 naves o al menos eso es lo que narran las cronicas. Su objetivo era desembarcar en las tierras de Tostig y sublevarlas contra Harold.


 Llegaron a Riccall, en la desembocadura del Derwent y su primer golpe fue dejar a las claras que no habian ido de visita, ya que la primera accion de combate fue incendiar y saquear Scarborough. Su siguiente objetivo fue marchar sobre York. Edwin y Morcar, hermanos del rey, dispusieron una primera defensa del reino, interceptando a los nórdicos en Fulford Gate, una buena posición defensiva a priori donde resistir la oleada de los nordicos, que compensaba en parte la abrumadora ventaja en número de los noruegos. Pero Morcar cometió en error de atacar sin respetar el plan que era forzar el ataque nordico, para aprovecharse de la ventaja tactica y el conocimiento del terreno. Cargo presionando a la primera linea noruega hacia un terreno pantanoso. Era lo que esperaba Hadrada, que había reservado sus mejores tropas para ese momento.

El contrataque nordico  fue bruta, las hachas de los huskarl hicieron estragos entre las lineas enemigos ,y  la batalla se saldo con un baño de sangre donde los nordicos se mostraron muy superiores.Las tropas defernsoras tuvieron que retirarse y el camino hacia Jorvik (el nombre de York para los nórdicos) quedo libre libre. La ciudad abrió sus puertas y Harald Sirgusson fue proclamado rey de Inglaterra. Su reino duraría 3 días más y apenas abarcaría unas millas en torno a York.


La Batalla:

El 25 de septiembre encontramos a Harald y Tostig en marcha con sus tropas. Sabían que Harold se dirigía al norte con un ejercito considerable, pero esperaban que tardase aun más tiempo en alcanzar los terrenos del norte. Tiempo suficiente para someter aquella región y que Tostig reclutase tropas sajonas que reforzasen sus levas. Desde York habían bajado a orillas del Derwent  marchando hacia su flota. Dejaron parte de su ejército con los barcos y el resto ( su estimación varía mucho según las fuentes,aunque se calculan unos 7000 hombres) se dirige a marcha forzada al puente de Stamford, donde la ciudad de York debe hacer entrega de 100 rehenes como garantía de sus sometimiento

.Aquél lunes era un día inusualmente caluroso. Muchos vikingos dejaron sus cotas de malla en los barcos ya que eran pesadas, incomodas para la marcha y desde luego retrasarian bastante la marcha del peloton. Los vikingos y los mercenarios de flamencos de Tostig acampan, están de buen humor y relajados , no esperan gran oposicion. De pronto regresan al campamento un grupo de observadores que dan la alarma, se descubre una enorme nube de polvo en el horizonte, que anuncia la marcha de un ejercito importante en las cercanías. ¿Serán los aliados de Tostig?. No, es Harold Godwinson, que ha logrado la proeza de recorrer 180 millas en solo 4 días. Parece que se aprestan a presentar batalla después de todo.

. Ha logrado reunir un ejercito de unos 8000 hombres y marcha cara al campamento nordico. Hadrada no pierde el tiempo, sabe que esta en una posición comprometida y ha de jugar bien sus bazas. Envía una fuerza  de contencion al otro lado del río para impedir el cruce del puente y de un vado cercano mientras el organiza la defensa. Hay un consejo de guerra, en el que Tostig opina que deben retirarse a los barcos para recoger su equipo y reforzarse (o embarcar si es necesario).

Harald no esta de acuerdo, piensa que pueden ser masacrados en la retirada asi que, como buen vikingo ,opina que deben resistir y mandar mensajeros a Riccall para que el resto de sus hombres llegue a Stamford y refuercen las lineas en mitad de la batalla. Según sus planes, su llegada por sorpresa derrotará a los sajones. Y el consejo del rey se impone. Mientras monta en su enorme caballo negro este se encabrita y Hadrada cae. Un mal augurio piensan su hombres. Consciente de ello, Harald rie y dice: “Una caida es suerte para el viajero”.


 Manda alzar su estandarte Landeythan, el Asolador del pais, donde el cuervo, símbolo de Odín, ondea. Harald lo ha declarado su bien más preciado. Dice que tiene el poder de dar la victoria a quien lo posea si no cae. El noruego porta su cota de malla, llamada Emma, que es tan fuerte que nunca ha sido partida ni se conoce hoja capaz de penetrarla.

Mientras llega del campo sajón una embajada. Un jinete se adelanta  como emisario y pregunta por Tostig. Le ofrece recuperar Northumbria y sus privilegios. Cuando pregunta Tostig que ofrecen al rey noruego, recibe la famosa respuesta: que ha pasado a la historia y la leyenda: “-Seis pies de tierra inglesa para ser enterrado, quizás un poco más pues se dice que es mas alto que el común de la gente”.La respuesta de Tostig no es tan famosa pero es no menos épica.“-Decid al rey Harold que se prepare para la batalla, pues ningún nórdico dirá con razón que Tostig dejó al rey Harald Sigursson para pasarse al enemigo. Tomamos la resolución de morir con honor o ganar Inglaterra”.

La embajada se retira y los nordicos empiezan con el ritual de aporrear con fuerza sus escudos aclamando a sus lideres. Cuenta el poeta que Hadrada preguntó a su aliado:“-¿Quien es ese que ha hablado tan bien?”“-Era el rey Harold Godwinson”.

Harald organiza a su gente  y les ordena formar en circulo, en una muralla de escudos circular, con su sequito en el centro, en torno al Asolador. Tostig se dispone cerca de él con los Huskarls y los principales Jarls. Mientras la fuerza avanzada ha caido en batalla. Un solo hombre sin armadura (tal vez un berserk), detiene él solo en el puente frente al ejercito sajón durante mucho tiempo, hasta que le clavan una lanza, empalandolo desde abajo. El vado también ha sido tomado y el enemigo avanza.

Los sajones forman una muralla de escudos,  y parapetados tras ella, los arqueros asaetean a los nórdicos, mientras la infanteria avanza  e inicia el ataque frontal. Pero un ejercito que ha recorrido tamaña distancia en tan poco tiempo tiene un límite. Tras horas de batalla, no han conseguido romper la formación vikinga y los asaltos se hacen cada vez más débiles. Harald Hadrada percibe esto y se precipita, creyendo que una carga poderosa quebrara las fuerzas contrarias y acabara por darle la victoria

. No esperará a los refuerzos, iniciará el mismo el contraataque. Al fin y al cabo no había llegado a ser rey siendo tímido. El poeta Snorri Sturlason pone esta canción en su boca:“Avanzad, avanzad.Sin cascos sin cota de malla.Pero con el canto de las espadas, con el corazón en nuestras filas . Aullad como lobos, los valientes, que nunca conocieron el miedo”

Los sorprendidos sajones flaquean, , ven acercarse a las temidas Breidox, las enormes hachas Danesas, y comienzan a retroceder. Harald avanza en primera fila con sus hombres, Landeythan ondea junto a él. En plena cólera guerrera, nadie es capaz de detenerle y según el poema, los hombres caen a sus pies como la mies madura. Parece que una vez más se saldrá con la suya. Pero una flecha sajona le atraviesa la garganta y cae muerto al instante.


.Ahora son los nórdicos los que vacilan sin su caudillo y Godwinson ordena rodear los flancos del enemigo. Solo cuando Tostig recoge Landeythan se reorganizan los noruegos. Muchos, sin embargo han caído ya y el resultado de la batalla es incierto. Ambos ejércitos se dan un respiro y de nuevo se forman dos murallas de escudos y todo vuelve a empezar.

 Harold ofrece cuartel si los noruegos prometen retirarse para no regresar y entregar las armas, los noruegos lo rechazan. Entonces llegan al fin las tropas de las naves, dirigidas por Eystein Orre. Perefectamente armadas y acorazadas, han hecho la ruta desde Riccall a marchas forzadas. Orre toma el estandarte del cuervo y anuncia su llegada haciendo sonar los cuernos de batalla para que los suyos sepan que la horda de refuerzo llega, y de nuevo los vikingos parecen caer en una furia ciega. Hacen retroceder a los ingleses, pero pronto cesa el empuje.

 Los hombres de Orre están tan cansados que apenas se cubren con el escudo, no tienen fuerzas para alzarlo. Los sajones recuperan su empuje, apuntalados por la incesante lluvia de flechas que hace estragos en gran parte de los nordicos desprotegidos, y los nórdicos retroceden y empiezan a ceder terreno. Tostig ha caido en batalla, así como Eystein Orre . Solo la noche detiene la matanza.

 Al amparo de las sombras, los vikingos que quedan en pie se retiran a sus barcos, saben que han perdido la batalla y ya nada queda , salvo la vida de los que han logrado retirarse.Al día siguiente Olaf Haraldson pide una tregua. El rey Harold se muestra generoso y permite retirarse a los noruegos, bajo palabra de no volver a atacar Inglaterra. Necesitaron  según el poema epico,300 barcos o más para traer sus tropas desde Noruega. Solo 24 naves volvieron con lo que queda tras la derrota.

.Harold Godwinson cumplió su promesa y cedió siete pies de suelo inglés para enterrar a Hadrada, el último de los grandes caudillos  vikingos. Pronto tuvo que ponerse en marcha para encontrar su destino en Hastings. Solo le quedaban 19 días de reinado, y de vida. Otra flecha perdida en medio de la batalla le alcanzaria y  iba a cambiar el rumbo de la historia.

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo