viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

jueves, 21 de mayo de 2015

Sobre el mito de los vikingos sin miedo:¿A que temia un vikingo?

A  veces , una simple pregunta de un usuario no muy avanzado en el conocimiento de la cultura vikinga puede parecer inocente, y sin embargo encerrar un halo de curiosidad que haga interesante el reto de responderla.

Si la pregunta la plantea una curiosa jovencita de tan solo 17 años, que practicamente devora todo escrito que encuentra sobre cultura vikinga, uno sabe que el esfuerzo por contestar merecera realmente la pena , aunque a priori la pregunta parezca como ya he dicho inocente y hasta infantil. ¿ A QUE TEMIA UN VIKINGO?.

Es desde luego curioso el hecho de que el topico del guerrero vikingo venga sostenido por el mito de que eran hombres destemidos, para los que el hecho de enfrentarse a la muerte no parece tener importancia alguna, es mas, según el mito extendido, caso de verse en una batalla y superados en fuerzas y numero, corrian alegremente al encuentro de la muerte gloriosa en batalla, en pos de la promesa de acceder al paraiso del guerrero, el gran salon del Valhalla donde les esperaba una eternidad de preparacion para el ultimo gran combate al lado de los dioses y toda clase de placeres.

¿Significa esto que los vikingos eran pues hombres ajenos al miedo?... Pues francamente, servidor de ustedes no lo cree y tratare de fundamentar mis afirmaciones para que puedan entender mi punto de vista.

Partamos de que un vikingo entendido como tal no es mas que un miembro de una sociedad conocida como los nordicos escandinavos, de la que, una pequeña parte se dedica a la pirateria y los asaltos, aun aceptando que esa pequeña parte de este pueblo pueda llamarse “vikingos” con propiedad, se  me hace necesario referirme a la totalidad de posibilidades de respuesta de la pregunta desde el punto de vista de los distintos miembros de la sociedad nordica, o incluso desde el punto de vista de los extranjeros que sufrieron sus ataques.

Partamos pues desde una vision basica y esencial, pese a que, como ya he aclarado, una parte de este pueblo nordico era evidentemente muy capaz de prestaciones guerreras, tenemos necesariamente que hacer incapie en que, este grupo no era ni mucho menos el mayoritario en la sociedad nordica, de este modo, entendemos que los nordicos no eran una raza de salvajes sedientos de sangre, ni eran una estirpe de superhombres nacidos para la guerra.

Pese a los mitos eclesiasticos medievales que les pintaban poco menos que como demonios surgidos del abismo de los infiernos, lo cierto es que estas gentes eran humanos , nacidos de madre y padre como todo el comun de los mortales… y por tanto sujetos tambien a las debilidades humanas, evidentemente, un nordico tambien tenia miedos!.

Asi pues, partamos desde el principio, acerquemonos a lo que se supone que es el pueblo que da origen al mito, obviamente, como ya he dicho, no todos los nordicos eran vikingos, habitualmente, se trata mas bien de una sociedad ligada a las tareas del campo, la ganaderia y la pesca (los estratos sociales mas bajos), quiza el comercio sea la actividad que puede elevar de status a estas gentes y les acerque un paso por encima de simples campesinos y ganaderos, finalmente, hay un pequeño porcentaje de esa elite que ya cuenta con mas recursos, que puede pensar en prestaciones guerreras. Esos seran a la postre los vikingos de los que hablaremos un poco mas tarde.
Pese al mnito, solo un pequeño porcentaje de nordicos se dedicaron a los asaltos.

De momento acerquemonos a una hacienda familiar, la de un bondi cualquiera de los muchos que pudieron habitar cualquier rincon de escandinavia, nos encontramos con una unidad familiar regida por un cabecilla y su esposa, posiblemente los “capataces” de una explotacion agricola o ganadera. En epoca de paz, el comun de los escandinavos se dedicaria a estas labores, por lo que sus “miedos” serian los comunes a los de las gentes de su epoca. Por ejemplo, para llegar a los tan traidos y llevados vikingos, es menester que un grupo de estos campesinos, ganaderos o pescadores, obtenga los suficientes bienes para costearse una expedicion de comercio o saqueo.

A priori es pues bastante logico pensar que un escandinavo se pasase largas temporadas pendiente del éxito de sus cosechas , de la buena marcha del engorde de su ganado, o pendiente de los caladeros de pesca, pues esto era en base, su sustento diario y la base de su economia. No cuesta pues imaginar que en epoca de escasez por cualquier motivo (un invierno duro, una mala cosecha, ataque de animales salvajes a su ganado…etc) , el pacifico campesino viviese con cierto temor… los recursos no son excesivamente abundantes en estas tierras, asi que en epocas de hambruna , era bastante comun que un grupo de nordicos famelicos acabase por asaltar las tierras y posesiones de otras gentes vecinas.

Perder los pocos bienes que una familia pueda tener para el invierno no es la mas deseable de las prespectivas, asi que estas gentes, aun en epoca de paz, estarian dispuestas a defender estas posesiones con uñas y dientes. Si entendemos que practicas como el Hall Burning eran comunes en epocas de necesidad entre los nordicos, comprenderemos que las esperanzas de un nordico en estas condiciones eran o imponerse o sufrir la peor de las suertes.
En algunas ocasiones, las haciendas del norte tambien eran asaltadas y quemadas.

Generalmente , el asaltante llegaba en la noche, rodeaba la hacienda y se aprestaba a matar a todo el que se pusiese por delante, obviamente, no comviene dejar testigos que puedan narrar a nadie el asalto, despues de llevarse todos los bienes posibles y posiblemente de masacrar a todo el que encontrasen con vida, la hacienda era quemada .

Muchas sagas narran este tipo de sucesos como un acto de venganza entre clanes, pero tambien eran harto comunes este tipo de asaltos por parte de Vargs (alimañas, malhechores asaltantes) o sencillamente, por parte de gentes desesperadas que veian en ello, la ultima oportunidad para superar las hambrunas, mejor liquidar al vecino y quedarme con sus bienes, una opcion preferible antes que morir de hambre.

Imaginen ahora a las mujeres al frente de la misma granja, se las supone bastante capaces, como husfreyas (cabezas de familia femeninas y lideres de la hacienda en ausencia de su esposo), lo que seria frecuente en epoca de expedicion, ya sea de comercio o saqueo. Pese a que la mujer contaria con la ayuda de sus siervos, lo cierto es que la prespectiva pintaria aterradora en caso de un asalto.
Freydis,  no fue la unica mujer  vikinga que hubo de defender su casa espada en mano.

Porque hablamos de una mujer de rango medio o alto, la Husfreya, que dentro de lo malo de esta situacion, aun podria tener una excasa posibilidad de salir con vida, si el asaltante es lo suficientemente necio como para pensar en secuestrarla y pedir rescate por ella (y creanme que los nordicos no se toman a broma esta clase de ofensas.. correrian rios de sangre como venganza), pero para una sierva las prespectivas son realmente malas, en epoca de paz, su amo puede disponer de ella a su antojo, como Trall (esclavo), su valor es practicamente nulo, solo el que quiera otorgarle su señor, por lo que tendra que vivir esforzandose por agradar en todo lo posible, y con el miedo a ser forzada o maltratada, justo como el comun del resto de los siervos en todas las sociedades medievales, cuyo valor era poco menos que el de ser peones, sus vidas no eran mas valoradas que las de un animal. En epocas tranquilas, un siervo podria tener cierta tranquilidad al servicio de su amo…incluso ganarse un statu de ciertos privilegios y buen trato,pero en caso de guerra o un asalto, ellas podian esperar en el mejor de los casos ser vendidas como esclavas sexuales, ellos como esclavos al mejor postor… o en el peor de los casos, ser forzadas y asesinadas despues.

Como ven, la vida de un campesino nordico no es para nada facil ni esta exenta de riesgos y temores, subamos un escalon mas, vayamos ahora a la clase media o alta, a los Bondis que son a la postre los que daran forma al mito vikingo. Imaginemos a una familia de ciertos posibles, digamos que son comerciantes o poseen tierras que les dan una buena cosecha de la que pueden vender una parte o simplemente, arrendan tierras y se sacan un buen partido con ello. Es este hombre de clase media, señor en su hacienda el que puede costear un viaje junto a otros socios (felagi) , de este modo, colaborara con un buen montante en plata para ayudar a fletar un barco, y hasta es probable que si tiene hijos o algun hermano que no haya sido tan afortunado en el reparto de la herencia familiar como el, estos se apresten a probar fortuna en este tipo de expediciones.

Pues esta claro que un buen nordico aspira a tener no solo posesiones materiales, sino cierto status y notoriedad. Obviamente, si tenemos en cuenta que el Odal (la herencia) no suele dividirse , y que es el cabeza de familia el que la otorga a quien considere mas capaz de administrarla (no siempre al primogenito) , entendemos que hay en casi todas las familias, un segundon o varios, que se ven con un montante estipulado en plata en sus manos, y con el cometido de buscarse “la vida”, pueden obviamente con este montante arrendar un lugar al lado de su hermano, y trabajar para el una temporada… pero esto es solo una solucion a corto plazo. Conseguir el montante para empezar su propia vida, pasa muchas veces por salir de expedicion…y otras tantas, por saquear como un vikingo.

Asi, imaginemos a nuestro futuro vikingo, posiblemente se trate de un hombre joven, dispuesto a labrarse un futuro, ha empeñado gran parte de su excasa bolsa en procurarse un equipo para su travesia (y es seguro que esto incluira una panoplia basica) , a priori, quiza no este en sus planes el saqueo, pero igualmente, partira armado, para protejer las excasas mercancias de las que dispone para comerciar. Al fin de cuentas, la pirateria no era infrecuente en estos tiempos tan comvulsos.

Entendemos pues que este hombre del norte ha apostado todo a una carta y del éxito de esta empresa depende en gran medida su futuro. Digamos que intentara vender su mercancia al mejor precio posible, obteniendo asi una buena base para comenzar en su tierra de origen, quiza su idea no sea tan distinta de la de otros muchos, comprarse una porcion de tierras, y empezar con una pequeña granja, quiza si aun es soltero posicionarse como un buen candidato para conseguir una buena esposa (entre los nordicos el matrimonio era un asunto de comveniencia, un hombre pobre no conseguia nunca un buen partido ni una buena posicion ni rango social). Es decir, sueña con un futuro mas o menos tranquilo… aunque si esto sera o no posible, este aun por verse.

Imaginemos que al final, decide dar un golpe de mano con sus socios, quiza porque sus negocios no le han ido tan bien como esperaba, o quiza sencillamente porque como vikingo es un oportunista y ve la ocasión. Si imaginamos a un hombre dispuesto a usar las armas, podemos imaginar tambien que en cierto modo, y dejando de lado el topico de morir con la espada en la mano y acceder al Valhalla, este hombre esta mas o menos mentalizado de que en un asalto, las cosas pueden torcerse, y puede acabar herido en un combate, o literalmente muerto en un lance.

A fin de cuentas, en la epoca de la que hablamos, la vida de un hombre no era algo demasiado valioso. Frecuentemente las disputas entre clanes se resolvian con violencia, y si esto no era suficiente, los caudillos y reyezuelos locales se pasaban la vida guerreando entre ellos. Si un humilde campesino podia vivir una temporada tranquilo, al margen de ser reclutado forzosamente o verse en la necesidad de defender lo poco o mucho que posea con violencia, podia darse por afortunado.

Asi pues, no cuesta pensar que este tipo de aventureros asumiesen el riesgo de morir con cierta normalidad. No verian un drama en ello, pues posiblemente este tipo de forma de vida seria para ellos algo usual.
Posiblemente mas que el miedo a morir, se tratase de “como”, obviamente, no es lo mismo una muerte rapida y gloriosa en combate, con la que el finado puede esperar todas las recompensas que sus dioses le otorgan en la otra vida (y se supone que los nordicos creian fervientemente en ello), que una herida grave que te mate poco a poco, posiblemente ese hombre acabe siendo una carga, o inhabilitado para el combate , y muera como se dice vulgarmente “en la paja” sin mayor gloria que un animal herido y dejado a su suerte.

Aunque si nos ponemos en lo peor, aun habria una suerte peor que caer en combate , aunque esto como ya hemos dicho, el nordico lo asume como algo posible y vive aceptando que ha de hacer todo lo posible para dar la talla cuando llegue su hora.

Porque pongamos que las cosas salen bien para el nordico, y logra saquear una aldea o un convento, como ya hemos visto, las cosas no pintaran bien para los vencidos, el vilingo sabe que los prisioneros son mucho mas valiosos vivos que muertos, asi que solo les matara si  se ve obligado a ello, por que opongan resistencia o tenga que librarse de ellos en la huida.

En el medievo, la vida humana esta supeditada a la clase social a la que pertenezcas, asi, pocos se preocuparan por los campesinos , no obstante valiosos igualmente para el vikingo si son hombres o mujeres jovenes y sanos que puede vender como esclavos . Si se trata de monjes o gente de status mas elevados, el vikingo puede esperar cobrar un rescate por ellos, asi que les mantendra con vida, y los prisioneros pueden tener la suerte de librarse de acabar  siendo vendidos .

Obviamente, no es una prespectiva alagueña para nadie terminar siendo esclavizado, casi, peor suerte para ellas, pues seguramente terminaran sus dias siendo esclavas sexuales en algun burdel, o concubinas en el mejor de los casos. Para los monjes y monjas, este destino es especialmente cruel, pues sus votos religiosos les impiden la salida de acabar con sus vidas y evitar asi, languidecer en la esclavitud.

Ya hemos visto que para el sufrido campesino, los nordicos y sus asaltos eran poco menos que un simbolo del terror , se supone que preferirian escapar y abandonarlo todo tras de si, a ser capturados, asi que, es de suponer que el vikingo no tuviese mucho que temer de estas gentes sencillas, que preferian huir y poner a salvo todo lo que pudiesen, antes de enfrentarse a las hordas del norte.

Incluso para un vikingo, las cosas pueden acabar terriblemente mal.


Sin embargo, no siempre las cosas eran tan faciles para el vikingo, como hemos visto, el riesgo de verse enfrentados a un ejercito o un grupo organizado que les presente batalla siempre existe, asi que, cada golpe de mano, entraña el riesgo de morir en el combate, o acabar malherido, un riesgo que el vikingo asume sin gran drama como ya hemos comentado, se supone que no es tan necio como para creer que le van a dejar llevarse todo lo que desee siempre sin resistencia.  En todo caso, peor que la muerte rapida en combate es la derrota , pues esta implica ser capturado.

Imaginamos al vikingo como un hombre con sueños y anhelos como todo aventurero, ser capturado, significaba en todo caso, el fin de todas esas ilusiones, todo sueño de gloria , de mejorar su status social, de conseguir “fama y plata”, muere al ser capturado.

No consta que el vikingo acabe muchas veces como un esclavo, ese seria a todas luces un destino mucho peor que la muerte, pues el vikingo se veria reducido a un status permanente de ser nada, un trall (exclavo) y incluso en peores condiciones que en su propia tierra de origen, pues dudamos que sus captores le permitisen un ascenso en su condicion… Por si esto no fuese poco, y ver perdida toda oportunidad de conseguir unas tierras, una buena esposa y un reconocimiento social no fuese suficiente, imaginemos a un vikingo reducido a la nada, y con la nula esperanza de que tras morir trabajando forzado, su status mejore en la otra vida… indudablemente, el peor de los destinos posibles…

En todo caso, este no sera el destino del comun de los capturados, y creo que desde el punto de vista del vikingo, es casi agradecible. Morir decapitado casi con toda seguridad, según lo usual si se es capturado como “pirata” en tierras sajonas, francas o hispanas ofrece la posibilidad al vikingo, de mostrar un ultimo acto de valentia despreciando a sus verdugos, quiza con ello, se garantice un pasaje al valhalla, al menos ese sera el ultimo intento , bastante mas honorable que caer en la esclavitud.
Y con todo, si al vikingo le quedan amigos y familia detrás,  estos se encargaran de enterrar bien al vikingo, o al menos en garantizarle un funeral digno, o quiza una piedra runica que le recuerde, si su cuerpo ha quedado en tierras lejanas, pues para el vikingo, es tan temible o mas la venganza del difunto vengativo o mal honrado o recordado, como lo pueda ser el hacha o la espada del guerrero en vida…


Eran desde luego guerreros fieros, hombres y mujeres valientes y tenian fama de destemidos… pero yo creo que como todo ser humano, tambien tenian sus miedos y preocupaciones. Al fin de cuentas, no eran monstruos… eran de carne y hueso, como todos!.

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo