viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

sábado, 1 de diciembre de 2012

Nordicos VS Islam (Al-Andalus):


Se vincula generalmente la presencia vikinga en al-Andalus a las expedicio­nes guerreras y a los diversos desembarcos que tuvieron lugar entre los siglos IX y XI, con toda la carga negativa que ello implica de destrucción y muerte, pero lo cierto es que la historia vikinga en España es mucho más amplia y no siempre tan negativa.

Antes del período de las algaras contra la Hispania cristiana y la musulmana, hubo una fase preparatoria que podríamos llamar de los espías y mercaderes de esclavos, presente ya en la Península en el siglo VIII. Una segunda etapa fue la de su asentamiento y asimilación en la sociedad andalusí, en la que incluso llegaron a ser reyes, como veremos después.

De esta forma, podría dividirse la presencia vilkinga en Hispania en tres fases:

a) Periodo de la penetración indirecta: el espionaje y los agentes normandos. Los mercaderes de eslavos.

b) Periodo de las invasiones, el cual, a su vez, puede subdividirse en dos:

1. Las invasiones contra Al-Andalus en el siglo IX.

2. Las invasiones contra la Hispania cristiana en los siglos X y XI.

c) Periodo de los asentamientos: La confusión étnica en la Hispania cristiana. El mantenimiento de la identidad en Al-Andalus.


No fueron los vikingos los primeros hombres del Norte que llegaron a nuestra Península, tierra de invasiones, ya habla conocido la de numero­sas tribus germánicas, suevos, vándalos y alanos. De una de ellas, los vándalos, viene precisamente el nombre de Andalucla y de al-Andalus, según la mayoría de los autores. Algunos, como Joaquín Vallvé Bermejo en sus artículos publicados en Al-Qantara,  discrepan y dicen que procede de Atlantis, es decir, de la expresión Océano Atlántico o de la vieja Atlántida legendaria sin embargo a tenor de las últimas investigaciones parece ser que el origen del nombre Al-Andalus apareció por primera vez cinco años después de la conquista islámica en una moneda bilingüe con la inscripción latina "Span(ia)" y la árabe "Al Andalus" .

Historiadores y geógrafos árabes posteriores remitieron el nombre a un pueblo de primitivos habitantes "antediluvianos", mientras los eruditos europeos "de alguna manera" lo relacionaron con los vándalos: de 'vandal' se habría formado Al-Andalus. Esta derivación imposible tampoco fue aceptada como convincente por razones históricas, ya que los vándalos sólo vivieron por corto tiempo en Andalucía (411-429) antes de embarcarse hacia África del norte. Heinz Halm ha demostrado recientemente que "Al Andalus" es simplemente una arabización del nombre visigodo de la antigua provincia romana Bética. Los visigodos dominaron esas tierras desde 468 hasta 711 antes de la conquista islámica. Al igual que sus antecesores germánicos, los nuevos señores se repartieron las tierras conquistadas mediante sorteos. Los premios que le tocaban a cada uno de ellos y las correspondientes tierras se llamaban "Sortes Gothica". En las fuentes escritas, todas en latín, aparece "Gothica sors" (singular) como designación del reino godo en su conjunto. Resulta plausible suponer que la correspondiente designación goda, "Landahlauts" ("tierra de sorteo"), se transformó rápida y espontáneamente en "AlÁndalus", con lo cual queda igualmente aclarado el notorio artículo árabe al-., ésta es la que lingüísticamente e históricamente es más viable. Las dos primeras resultan demasiado 'fantasiosas' y desde el punto de vista lingüístico poco convincentes.

Consultando los diccionarios etimológicos del castellano y del catalán de Joan Coromines, se puede comprobar, en efecto, que la segunda parte del nombre Landa-hlauts, es una palabra germánica, fráncica concretamente: *lôt (gótico 'hlauts': lote, herencia; antiguo alto alemán hlôz, alemán moderno los), que pasó al francés como lot , al catalán como lot, y al castellano como lote. De ahí lotería. O sea que Al-Andalus = Landa-hlôz = 'Tierra de lotes, de herencias o de suertes (repartimientos)', que para la fonética árabe sonaría como Landalos, es decir Al-Ándalus]. En cualquier caso, curiosamente el nombre de Al-Andalus está ligado con un patronímico de origen germano.

Después de estos pueblos, llegaron los visigodos, o godos del Oeste (West­Gothen), que mantuvieron un reino en Hispania del siglo IV al VIII, hasta que en el año 711 se produjo la “conquista árabe” al mando de Târiq y Musâ.

Discusion aparte (y esto es nota al margen entre mi persona humilde recolector de información para publicarla en un blog y la persona que amablemente me ha cedido estos textos que ha buscado pacientemente en la red, y tambien fruto de conversaciones con gente mas o menos versada en el tema) . seria discutir como un pueblo guerrero como se suponia que eran los godos, aunque estuviesen ya muy influenciados por las corrientes de la romanizacion y su fe arriana (otra patata caliente, ningun historiador o experto consultado me ha comentado como cierta la suposición de que estas gentes llegasen a hispania aun con sus antiguos credos paganos), perdieron la peninsula en tan poco tiempo y opusieron tan parca resistencia al “invasor”, la unica explicación es la que parte de luchas intestinas de los godos por el poder y el control de la peninsula o determinados “reinos”, de la cual se aprovecharon los arabes para su campaña de conquista.

Por esto, la presencia del Norte no era insólita en Hispania. Incluso existía un parentesco étnico lejano entre los celtas de Galicia, una de las regiones que invadieron los vikingos, y estos mismos, lo que quizá explica la desaparición de su identidad más tarde.

C. Verlinden dice que fueron los vikingos los primeros tratantes de esclavos como consecuencia de sus ataques a los monasterios ingleses e irlandeses en el último tercio del siglo VIII. A mediados del IX sus razzias se hicieron más frecuentes e incorporaron, junto a los esclavos, el pillaje de plata y oro. Los prisioneros más ricos podían ser rescatados mediante una suma de dinero, mientras que los menesterosos son vendidos como esclavos. Al-Andalus omeya era un buen mercado para estos últimos, pues se necesitaban mamelucos, es decir, “poseídos”, “esclavos” para el ejército califal Otras victimas se vendían en África e incluso en Oriente, como dice Ibn Hawqal

Además de los esclavos cántabros, irlandeses y franceses, los vikingos tra­jeron eslavos de las costas del Báltico y de Rusia – El principal centro de contratación y de reventa era Verdún, – del cual pasarán a Hispania.

El destino quiso que la entidad racial de estos eslavos, a esclavos, pues una palabra procede en castellano de la otra, se confundiera con la de los propios vikingos, quizá por su parecido racial, y los hispanomusulmanes empezaron a conocer a unos y a otros, sin distinguirlos, como “eslavos”. El hecho de que con el tiempo los propios vikingos pudieran ser reducidos a la esclavitud contribuyó, sin duda, a esta fácil confusión.

Los esclavos rusos, y después vikingos, de los omeyas, los “eslavos” por excelencia, conservaron su identidad en Al-Andalus. Uno de ellos, llamado Fâtin (ob., 1029), llegó a escribir obras en árabe y formó una famosa biblioteca, siendo protegido por Almanzor. Otro, Hâbib, escribió una obra titulada “claros y victoriosos argumentos contra aquellos que niegan las excelencias de los eslavos” , según al-Maqqarî . Los soldados y eunucos vikingos de palacio domi­naron. la corte y el poder, como hicieron sus homónimos, los eunucos turcos durante el califato Abasí.

Cierto que nunca llegaron a tener supremacía absoluta. Su poder se acabó con las nuevas oleadas de mercenarios beréberes introducidos por Almanzor (980/ 1002):, y luego con su apoyo a los hammûdíes, también beréberes y chi´es, desde 1009 contra los omeyas, hasta el saqueo de Córdoba en 1010 y la destrucción de Madinat al-Zahrâ’ y Madinat al-Zahiâ, residencias de ‘Abd al-Rahmân III y Almanzor respectivamente.

En cambio, los esclavos nuevos y vikingos se hicieron con el poder en Valencia y Almería en 1031 donde forjaron pequeños reinos según indica C. E. Bosworth

Las aportaciones vikingas fueron en este período sin embargo decisivas en materia de técnicas de navegación. Los vikingos -que también se llamaron “varegos” pusieron además en contacto a los occidentales con la Europa oriental, y a ellos se debe el éxito y crecimiento de ciudades tales como Dublín, York, Rouen, Novgorod y Kiev. Fueron ellos mismos quienes cultivaron por primera vez los campos de Normandía y de Inglaterra oriental. Al saquear las iglesias pusieron en circulación mucho oro y plata que se hallaban en los santuarios. Su conversión en moneda contribuyó a la expansión de la economía y los intercambios comerciales hacia el año 1000 .

El manuscrito de las Maqamât de al-Harîrî de la Biblioteca Ncional de París, n.° 5847, 1.0 1 l9v°, muestra un navío comercial muy similar a los construidos según Ia técnica marinera vikinga, como los que debieron comerciar con Persia y China -y ello en pleno califato Abasi-, y diversos dirhames de los califatos andalusíes se encontraron en Paviken y Gotland y pueden verse en el Mu­seo Histórico de Estocolmo.

En la segunda actividad vikinga, la del espionaje, sobresale un personaje conocido por al-Saqlâbî, “el Eslavo”, cuyo nombre completo era Muhammad al-Saqlâbî, agente enviado por Carlomagno para minar el Emirato cordobés provocando la sublevación de Sulaymân Ibn al-’Arabi, gobernador de Zarago­za, contra ‘Abd al-Rahmân II. Este eslavo convenció a al-’Arabi y a lbn Tawr de Huesca para levantarse contra Córdoba, pidiéndoles que acompañaran a Car­lomagno basta las puertas de Zaragoza. Sin embargo, cuando los francos llega­ron a la ciudad encontraron las puertas cerradas por al-Husayn Ibn Yahyà, con lo que se originó una desordenada huida que terminó en el desfiladero de Ron­cesvalles, donde las tropas francesas fueron aniquiladas por los “vaskûmis” de­seosos de ganarse las parias que el califa les había prometido, o sea, el quinto del botín del caballero y de sus arreos (año160/778).

Se ignora si Carlomagno vino efectivamente a Zaragoza, o solamente fue algún general suyo, tal vez el Roldán del cantar de gesta, pero lo cierto es que el espionaje del eslavo resultó ser un desastre para la causa que patrocinaba.

Otro episodio de espionaje protagonizado por eslavos fue el que propició el rapto de Garcia Iñîguez, rey de Pamplona e hijo de Iñigo Arista. Los espías vikingos confirmaron a sus bases de Burdeos, en la Aquitania, que resultarla fácil capturarlo y pedir por el un rescate, si se le prendía en Pamplona, y así se hizo. Después de tan penoso cautiverio, fue rescatado por setenta mil mone­das de oro en 859. Según Menéndez Pidal, el camino hasta Pamplona desde Francia fue el mismo que el de la primera incursión.

En realidad, la actividad política eslava estuvo siempre dirigida contra el califato Omeya de Córdoba y los reinos cristianos de la Península. Aparte de la operación dé al-Saqlâbî  y e! rapto de GarcIa Iñiguez, hubo otros muchos espías por cuenta de los abasIes de Oriente, que vinieron con la intención de sembrar. la discordia en al-Andálus. Eran en general chi´es, y esparcían su propaganda heterodoxa por el Ca!ifato . Dice Mahmmûd ‘Alî al- Makki, en su estu­dio sobre Ia shí´a en al-Andalus, que la primera célula de espionaje fue fundada por Abû l-Yasir al-Riyadî, que vino con el pretexto de sus actividades comer­ciales y que contaba con un nutrida red de informantes, especialmente de ori­gen eslavo. Le sucedió en la dirección de la “conexión normanda” en Hispania

La actividad propiamente de conquista vikinga se desarrolla en el siglo IX. Los normandos ya habían atacado la mayoría de las poblaciones costeras euro­peas y penetrado al interior del Loira y del Garona cuando en 842 llegaron a Gijón, donde fueron rechazados por Ramiro II, que había sucedido a Alfonso II. En el mismo año pretendieron desembarcar en La Coruña sin conseguir lo y haciéndolo. un poco más al sur, entre ésta ciudad y Betanzos. Penetraron en el país, en donde se dice que devastaron más diecisiete ciudades, y des­pués Lisboa; Finalmente, llegaron a Cádiz; en plena Hispania musulmana.

 Podriamos narrar la cronica bastante exaustiva de lo sucedido asi:


En el año 843 (842 según otros)  la ciudad francesa de Bayona fue tomada y convertida en base de futuras operaciones por los vikingos. En este punto es lógico pensar que habían oido de la riqueza de Al-Andalus y estuvieran deseosos de abrir rutas comerciales para "el libre intercambio de productos". Otros apuntan a que fue la fama de una desconocida ciudad que decian escondia las reliquias de un "semidios" en el norte de Hispania, por ese entonces se suponque que los nordicos aun no conocian con certeza la existencia de Compostela,  pero no tardarian en llamar a todo el norte de la peninsula Jakobsland.

Don Claudio Sánchez Albornoz insinuó la posiblidad de que estos hubieran establecido otra base, esta temporal, en algun punto de la ria de Guetaria-Mundaca. Para ello se basó en textos arabes (muy em general bastante mas documentados que las parcas y confusas cronicas cristianas y bastante mas fiables), en concreto en "La Historia Completa" de Ibn al-Athir. En ella se menciona un combate contra unos al-magus. Don Claudio no negó la posibilidad pero indicó que el termino correspondia a "paganos" en general, por lo que podria en honor a la verdad presentarse la alegacion de que nada demuestra que se tratase de incursores nordicos. Lo que si señaló fue que el puerto natural para crear una base con las caracteristicas propias de los vikingos estaba en la desembocadura de esa ria y que frente a ella había un monte " de los paganos" (¿monte Sollube?).

Según los relatos de las crónicas cristianas, la expedición fue desviada de su ruta por una tormenta y su llegada a las costas cristianas fue como se calificaria mas tarde "un casual o una treta del mismo diablo" y el el año 844 llegaron a la costa de Gijón. De hecho la " Crónica Profética" nos da una fecha " era DCCCLXXXII kalendas augustas", el 1 de agosto del 844. Se habla ya de "centenares de velas coloradas avistadas en la costa".

No desembarcaron y continuaron su viaje a lo largo de la costa Cantabrica. En Gijón la llegada de tamaña flota levantó temor y enviaron noticia al rey Ordoño I que se encontraba en Oviedo. Este envió jinetes para que le tuvieran informado y llamó a las armas; y a todos aquellos infantes que daban apellidó a las tierras . Cuestion no poco peliaguda y que mereceria menciones aparte es si estas tierras pertenecian por ese entonces a un muy discutido historicamente "reino de Asturias" o mas bien a lo que se conocia como "Reino Galaico" que se extendia desde el norte de Portugal, Galicia, Asturias ,llegando casi al pais Vasco, aunque cada capital contase con su propio rey y en fines practicos y sobre el papel, no se tratase mas que de una "nomenclatura· heredada del antiguo Reino Suevo en Hispania". Es muy dudoso que en esa epoca llamasese como se llamase a esas tierras, tuviesen la cohesion necesaria para ser llamadas "reino".

Mientras los vikingos, tras alguna breve parada para aguar, continuaron hasta llegar al "Farum Brigantium", así era entonces como se conocia al Faro de Hercules. Los vikingos viendo la mole del faro debieron pensar que cerca debía de haber una ciudad que mereciera sus atenciones. Solo había una pequeña población llamada Clunia, que dejó de existir ese mismo día. Desde ese punto los vikingos saquearon toda la zona de alrededor y continuaron hasta adentrarse en la provincia de Lugo. Se supone que aunque la historia narre que destrozaron Clunia hasta reducirla a cenizas, alguna poblacion fue tomada y comvertida en base permanente de operaciones, logicamente, tal despliegue de tropas , no seria posible sin un lugar relativamente seguro donde dejar las naves. A veces aun en ausencia de datos, el "sentido comun" aporta pautas mas que probables del comportamiento de los nordicos.

Fue precisamente en la comarca de Chantada donde más ha perdurado su memoria. La villa que da nombre a la comarca, origen de la familia Taboada, fue arrasada y sus gentes asesinadas, lo mismo sucedió con todas las villas y poblaciones de la zona en los que se incluian las fortalezas de Chantada, Merlán y castro de San Sebastian. Los fugitivos se hicieron fuertes en la mayor fortaleza de la comarca; Castro-Candad que se hallaba bajo el ciudado de los caballeros Olmundo y Ergica de Erice. Allí se hicieron fuertes mientras las tropas del rey Ramiro, con este a la cabeza, llegaban. Estas tropas, ayudadas por los refugiados mandados por los hermanos Erice empujaron a los vikingos hasta la ribera del Miño y les obligaron a librar combate en un lugar llamado  hoy Camporramiro. La "Cronica General de España" de Rodrigo de Toledo y Lucas de Tuy afirma:-"Y así ocurrió allí que el rey don Ramiro los venció y desbarató, y luego mandó poner fuego a la flota y les quemó LXX naves".

Muchas naves son estas cuando el 17 de septiembre de ese mismo año  se presentarían frente a Lisboa con una fuerza de entre ochenta y cien naves. O tenian la facultad de crear naves con pasmosa facilidad en tiempo record o algo sencilla y llanamente no cuadra en estas cuentas.

" En el año 230, los madjus que habitaban en las tierras más lejanas de Al-Andalus invadieron las tierras de los musulmanes, presentandose ya en el mes de Du-l-higga del año 229 ( 20 de agosto - 17 septiembre del 844 ) ante Usbuna ( Lisboa ) quedandose allí durante trece días" esto nos relata Sihab al-Din al-Nuwairi en su monumental obra " de los limites de la instrucción". Como vemos,esta cronica ya parece mas plausible, habla de un periodo mas prolongado, de una tactica habitual, tomar una plaza como base de operaciones y desde alli, continuar la campaña de saqueos.

El gobernador arabe de Lisboa, Wahballah-ibn-Hazm, inmediatamente envió mensajeros a Cordoba con las noticias de la flota enemiga y apresto la plaza para un sitio que dada la cuantia de la flota nordica consideraba probable e inminente. Los vikingos desembarcaron, las fuentes hablan de 53 "bajeles" y 58 barcos menores, y durante casi dos semanas estuvieron arrasando los alrededores de la ciudad mientras intentaban hallar el modo de entrar y saquear esta (una vez mas el dato de la campaña de rapiñas menores intentando encontrar el modo de dar el golpe maestro). Pero las murallas eran fuertes y la guarnición bien adiestra permanecia  alerta y los vikingos carecian de maquinas de asalto que no se correspondian con el tipo de guerra que ellos hacían, estaban acostumbrados a tomar plazas menos defendidas por pura y dura superioridad numerica. Pasado ese tiempo y viendo que no había manera de tomar Lisboa reembarcaron y continuaron su viaje por la costa rumbo sur. Cadiz fue una presa optima para ellos. La ciudad situada en una peninsula era facilmente defendible para aquellos que controlasen los accesos por mar. Esta era la táctica de los vikingos tomar una ciudad de estas caracteristicas para hacer de ella base de operaciones de otras incursiones.

Tras la toma de Cadiz le siguió el saqueo de Sidonia y Sanlucar. Penetraron remontando por el río Guadalquivir y llegaron a Sevilla el 25 de septiembre. Allí libraron dos violentos combates contra los sevillanos el 28 y el 30 de septiembre y en ambos fueron derrotados los musulmanes, evidentemente se estima que la proporcion entre invasores y defensores no era pareja por lo que los nordicos lo tuvieron relativamente facil. En el último combate persiguieron a los sevillanos hasta dentro de su ciudad, la tomaron y saquearon a placer. La población huyó hacía Carmona. El botín conseguido fue cuantioso. No se habla de cifras, pero desde luego dada la posicion en las rutas comerciales de Sevilla, se estima que fue un gran golpe a favor de los nordicos.

Abd al-Rahman en Córdoba recibió con estupor la noticia de la caida de Sevilla. En cuestión de días y en efectivos golpes, habian sido tomadas o saqueadas tres ciudades suyas a manos de unos extranjeros que hace apenas diez días y pese a la celeridad de sus mensajeros se suponia que estaban todavía en Lisboa. Esa rapidez de desplazamiento y la contundencia del ataque le había desconcertado. Ahora su principal problema radicaba en reunir un ejercito lo mas rapidamente posible, y por las noticias llegadas de como combatian los vikingos y de su inusitada fiereza, este ejercito debía ser potente. Hay que tener en cuenta que por el volumen de naves utilizadas la expedición vikinga debía estar compuesta de un maximo de 1800-2000 guerreros lo que suponía una fuerza considerable. En este aspecto, las cronicas parecen bastante mas creibles que las debidas a los cristianos.

Abd-al Rahman envió emisarios a las diferntes guarniciones y en especial a sus, no siempre fiables, vasallos los Beni Qasir en concreto la de su mejor general Musa ibn Musa ben Qasi. La fuerza solicitada debía ser montada para que pudieran desplazarse lo mas rapidamente posible. Tendria que ser una leva bien organizada y con el mayor numero de hombres de armas posibles, asi al menos se registra en la orden dada...imaginamos que dada la premura y las circunstancias , el fiel vasallo aportaria lo que buenamente pudo reunir.
Como narración bastante exacta de ls fuerzas reunidas se  cuenta que Abd al-Rahmân II movilizó entonces el interior y las Marcas, y envió la caballería al mando de ‘Abd Allah Ibn al- Kulayb, ‘Abd al-Wâhid al-Iskandaranî y Muhammad ibn Rustum al Aljarafe (al-Šaraf) sevillano, junto con una colum­na de infantería que se les unió más tarde. Dirigía a los movilizados el eunuco Nasr, fatà de la confianza del emir.

Entretanto los vikingos no se abandonaron al disfrute de sus bien ganadas riquezas y no estaban dispuestos a permanecer ociosos, sus triunfos les habian comvencido de la facilidad con la que podrian saquear aquellas tierras. Ahora contaban ademas con caballos lo que les permitía organizar grupos de ataque mucho mas rapidos y los utilizaron. Atacaron y saquearon Coria ( a unos veinte kilometros de Sevilla ), Isla Menor, Tablada, Moron, Niebla y un lugar llamado Lecant que no ha sido identificado.

Las fuerzas cordobesas atacaron a principios de Noviembre y se emplearon con contundencia, primero derrotaron y exterminaron un grupo de unos doscientos vikingos que estaban saqueando Morón, luego lucharon contra un grupo mayor en Tablada y los derrotaron empujandolos a Sevilla. Los habitantes de Sevilla, que habían sobrevivido al saqueo y la matanza, viendo como cambiaban las cosas se levantaron contra los invasores lon que pese a sus pocas armas devio tomar a los nordicos por sorpresa, les atacaron y cogidos entre dos fuegos los nordicos se retiran  ante las tropas que  les obligaron a reembarcarse precipitadamente, estos ya en sus naves las dirigieron hasta un punto donde reembarcaron a sus compañeros que eran perseguidos por el ejercito cordobes y los jarl nordicos viendose sobrepasados solicitaron una tregua para conversaciones.

El combate que tuvo lugar en Tablada, donde hoy está situado el aeropuerto, el 1 1/XI/844 (25/Safar/230), fue sin duda decisivo resultando vence­dores los musulmanes. Entre los vikingos hubo un millar de bajas y cuatrocien­tos de ellos fueron hechos prisioneros que se ejecutaron a la vista de los fugitivos, mientras éstos embarcaban a toda prisa camino del sur. Se incen­diaron treinta barcos normandos, y las cabezas de los muertos fueron colgadas de Los pinchos de las carnicerías y de las ramas de las palmeras de Sevilla.

Los supervivientes intentaron desembarcar otra vez cerca de Niebla (Huel­va) y en el Algarbe, así como en Lisboa, sin conseguirlo, pero al año siguiente asolaron Burdeos, Saintonge y, alguna nave aislada, Arcila, en Marruecos.

Los vikingos que quedaron en tierra intentaron escaparse por Carmona y Morón, pero Muhammad Ibn Rustum les persuadió a rendirse. Con buenas pa­labras los convirtió al Islam, y se dedicaron en el valle del Guadalquivir a criar ganado y a la industria lechera, como señala Levi-Provençal. Esta colonia de muladíes normandos había de dar a Sevilla en el futuro sus reputados quesos, que son famosos basta la actualidad. Así vemos que el queso puro sevillano tiene su origen en el “ost” danés y escandinavo

Por una vez los sorprendidos habían sido los nordicos ya que cuando organizaron el rescate de prisioneros no aceptaron de los arabes " ni oro ni plata", solo les interesaba comida y ropas. Esto denota que vieron de algun modo que el ejercito que se les oponia era bastante organizado o bien contaba con mas hombres de armas que las levas cristianas que habian encontrado mas al norte, que en honor a la verdad eran en su mayoria campesinos y infanzones con excasa preparacion, aparte de los excasos caballeros que pudiese aportar la nobleza local. Tambien pidieron que el califa de Cordoba enviara un emisario como embajador suyo a su rey. Los generales arabes no aceptaron el desprenderse de los vikingos que habían capturado ( unos quinientos ) pero si permitieron que los sevillanos rescataran a sus familiares y autorizaron que un navío vikingo se quedara en Sevilla esperando la contestación de Abd-al-Rahman. El califa accedió y envió un embajador, un tal Al-Ghazal (la crónica de la embajada de Al-Ghazal a los vikingos se conserva en un texto escrito por Ibn-Dihya, nacido en la Valencia andalusí el año 1159, quien la reprodujo a partir de la narración de Tammam-ibn-Alqama, visir en el gobierno de tres emires consecutivos durante el siglo IX, que a su vez escuchó los hechos directamente de labios de Al-Ghazal y sus compañeros de viaje). Sin embargo muchos dudan de la veracidad de esta historia, fuese cierta o no la implicacion de Al-Ghazal, si muchos afirman que se emvio un embajador arabe a tierras nordicas,lo que daría lugar a unos de los viajes mas extraños de la historia de España y del que todavía no se han aclarado todos los datos.

Terminadas las conversaciones la flota abandonó Cadiz. Como les pillaba de camino volvieron a saquear Niebla, entraron por el Tajo y remontaron varios ríos hasta llegar a Bejar, que tambien la saquearon y tras esto desaparecieron en el mar.

Después de esta fecha, según nos dice Roger Collins  invadieron los vikingos al-Andalus en 859,966 y 971. En el curso de estas invasiones se intercambiaron embajadas y hubo una intensa actividad diplomática vikinga con el Califato, como recoge A. A. Hâŷŷî

En 859 los vikingos consiguieron volver a entrar en Sevilla e incendiar la mezquita mayor de Ibn‘Addabâs (hoy Iglesia de San Salvador, de la que se conserva el sahn o patio y el alminar), atacando después el Norte de África y el Levante. Fue en este mismo año, como hemos visto mis arriba, en el que, partiendo de sus bases de Burdeos, apresaron a García Iñiguez y luego lo de­volvieron a cambio de 70.000 monedas de oro.

Muhammad I construyó una gran flota para impedir que se repitiera el de­sastre (852-886), y ‘Abd al-Rahmân III otra en 956 en Tortosa. Asimismo, se erigieron muchos ribât o fortalezas a lo largo de la costa, especialmente en Levante. Uno de ellos el descubierto en 1984 bajo la duna de Guardamar, en Alicante, y según su inscripción fundacional lo habla subvencionado Ahmad Ibn Bahlûl, en la desembocadura del Segura. [12]. Tales medidas se demostraron muy efectivas, pues las razzias de los vikingos de 966 y 971 fueron rechazadas con éxito por los omeyas.


Una cronica de esa segunda gran oleada podria ser grosso modo la que sigue:

"Otra vez vinieron - los lordimanos - en el mes de junio del año 896 ( corresponde al año 858 del calendario gregoriano ) e hicieron muchos homicidios en Lisboa" Cronica Profetica."

En aquel tiempo cien naves de los normandos vinieron a Galicia y despues de tres años volvieron a su pais" Chronicon Iriense.

En un lugar no determinado de la costa sur de Inglaterra se concentraron las naves de dos formidables caudillos; Hasting y Bjorn Jernside ("Costado de Hierro"), y de la union de estas dos fuerzas naceria la segunda gran incursion nordica en España.

Del primero nos habla Saxo Grammaticus, autor de las Gestas Danorum y lo llama indistintamente Hading o Hasting. Narra de él unas historias fantasticas de juventud. Su expedición del 858 al 860 y la guerra en Lituania que llevó en años posteriores. Nos habla de él como de un caudillo " astuto, vigoroso, temible e impredecible".

Si poco sabemos del linaje o "stirpes" de Hasting, la de Bjor Jernside no ofrece dudas. Era hijo de Ragnar Lodbrok ( Calzones Velludos"), "Jarl" de renombre  en Dinamarca y luego rey de este pais. En el 845 Ragnar saqueó Paris imponiendo el "Danegeld" a los francos. Ya como rey de Dinamarca llevaria una vigorosa campaña contra los Rutenios y los Lituanos. Tanto el como sus hijos fueron merecedores de una saga propia; "Saga de Ragnar Lodbrok y sus hijos". Estos dos caudillos, reunidos decidieron emprender una expedición con un ambicioso proyecto; saquear Roma y de paso todo lo que encontraran  en su camino.

Esta vez la flota no iria costeando el norte de la península, fueron directamente al Faro Brigantino. Sin duda su objetivo inicial era saquear la ciudad de Santiago de Compostela, cuya fama se había extendido ya por la Cristiandad, y se presentaba como ciudad santa y una rica presa. Decidieron utilizar la Ria de Arosa como vía de penetración. Saquearon Iria Flavia y pusieron sitio a Santiago de Compostela. Durante dos semanas los habitantes defendieron la ciudad ( con grandes dificultades ya que esta apenas tenía murallas ) pero viendo las dificultades de mantener la defensa aceptaron pagar un alto "Danegeld" para evitar el saqueó. Una vez pagado este los vikingos volvieron a intentar el asalto y fue en ese momento que apareció el conde Don Pedro de Pravia al mando del ejercito que el rey Ordoño I ( hijo de Ramiro I ) había reunido. Tras un duro combate los vikingos fueron derrotados y obligados a embarcar.

La " Cronica Albeldense" es deplorablemente escueta en este sentido: -"En aquel tiempo los normandos vinieron de nuevo a las costas de Galicia, donde fueron derrotados por el conde Pedro". La expedición tenía otro objetivo por lo que era absurdo porfiar en la toma de esa ciudad que se revelaba problemática, además habían cobrado el "Danegeld" por lo que continuaron su camino.

No se sabe que motivos tuvieron los nordicos para abandonar la idea de saquear Compostela, aunque en charlas con historiadores y expertos medievalistas, estos me hablan que les asaltan serias dudas de que fuesen realmente las tropas reunidas por los cristianos las que hiciesen huir a los nordicos,posiblemente se produjese el pago de un cuantioso rescate por respetar la cuidad, y los nordicos se retirasen pensando regresar mas tarde para volver a intentar el golpe o al menos poder cobrar otro tributo.

 Las consecuencias de este ataque al reino de los Galaico-Asturianos tuvo varias consecuencias. Por un lado la agilización de las construcciónes defensivas a lo largo de la costa que ya se habían iniciado con Ramiro I y que concluirían en el reinado de su nieto Alfonso III "el Magno". La lentitud de las obras venia dada por la fortificación de las ciudades de Amaya, Leon, Astorga y Tuy que marcaban la expansión sur del reino asturiano.

La otra consecuencia sería el traslado de la sede episcopal del obispado de la ciudad de Iria Flavia, que se había demostrado como demasiado vulnerable a los ataques de esta nueva amenaza, a la reciente ciudad de Santiago de Compostela. Ello daría lugar a un mayor impulso de este lugar.

 Continuó la expedición de Hasting y Jernside por tierras del Al Andalus. desembarcaron en los alrededores de Lisboa pero esta vez no trataron de tomar al asalto esta ciudad, en su lugar se limitaron a saquear los alrededores y hacer aguada para continuar la navegación a lo largo de la costa en dirección sur.

 La bibliografía arabe de este tiempo es abundante y de ella copiarán la tambien abundante historiografía cristiana posterior. Por ella sabemos que la expedición tomó al asalto la ciudad de Algeciras, saqueandola y destruyendo la gran mezquita que allí había y que llamaban "Alhadra". trataron de continuar por la ruta de la anterior expedición, Guadalquivir arriba para alcanzar la ciudad de Sevilla, pero Mohamed I Ibn Abd al Rahman, que ya había sido informado por los emisarios de Lisboa de la llegada de esta nueva partida de "Al Magus", había movilizado el ejercito y la armada creada por su padre con motivo de la primera llegada vikinga. Ambas flotas chocaron en un punto indeterminado de la desembocadura del río Guadalquivir y esta vez la peor parte se la llevaron los vikingos que perdieron dos naves y decidieron abandonar la idea de saquear la ciudad de Sevilla.

 Abd al Rahman tambien había mandado construir a lo largo de la costa atlantica y mediterranea "ribats"  torres fortificadas defendidas por milicias "Ghazis", creyentes musulmanes movilizados en guerra contra el infiel, para proteger las costas y poder tener pronta noticia de la llegada de tan peligrosos extranjeros a la mayor brevedad posible.

Mientras Hasting y Bjorn decidieron probar suerte más al sur. Probaron y tuvieron fortuna ya que saquearon la ciudad de Ashila o Arzila en la costa Atlántica de Marruecos.

 El geográfo hispano-musulmán Ubayd al-Bakri (  no confundir con Yahya ibn Hakam al-Bakri embajador de Abd al Rahman entre los vikingos y conocido por el sobrenombre de Al-Ghazal ) escribió en su obra "El libro de los caminos y los reinos :-"Los al magus atacaron por segunda vez este lugar (Algeciras), después de que tras abandonar las costas de Al Andalus fuesen empujados por una tormenta hacía el puerto de Ashila".

 Trás este segundo ataque a Algeciras atravesaron el estrecho de Gibraltar y saquearon la ciudad africana de Nekor a unos cincuenta kilometros al oeste de Melilla.

 Respecto a estos dos saqueos de ciudades africanas O´donovan en su estudio "Tres fragmentos copiados de otras fuentes más antiguas por Dubhaltach Mac Firbisigh" cuenta como los vikingos "lachlanns" desembarcaron en Irlanda donde comerciaron con ricos objetos de procedencia exotica y con esclavos "hombres azules". Posiblemente sea la primera mención de esclavos negros o tuarengs en esta lejana zona de Europa.

 Continuó la expedición costeando el sur de la península y llegando al llamado reino de Todmir ( con este nombre era conocido entre los árabes un reino feudatario del califato cuyos límites comprendían la actual comunidad autónoma de Murcia parte de la provincia de Alicante y parte de la de Almería, el origen de su nombre esta en el de un conde visigodo renegado de nombre Teodomiro a quien se concedió la gobernación de este territorio trás la caida de la monarquía visigoda ). Allí saquearon la ciudad de Uriwala ( Orihuela ) y todo su territorio de alrededor. Menorca, Mallorca, Ibiza y Formentera tampoco escaparon a las atenciones predadoras. Llegaron al Rosellon ( en el sur de la actual Francia ) no antes de saquear un par de monasterios cercanos al río Ter. En el Rosellon tomaron una isla en medio del río Ródano, en la zona conocida como "La Camarga" y allí decidieron pasar el invierno.

Invernaron los vikingos en la isla de la Camarga más no estuvieron ociosos. Los Anales de San Bertín (88) refieren:" pero los daneses que estaban en el Ródano penetraron destruyendo hacia el interior hasta Valence; despues de haber saqueado toda la región, volvieron a la isla donde habían levantado sus cuarteles".

 Entre las ciudades saqueadas se encontraban Nimes y Arles. Al menos tuvieron un enfrentamiento serio con las tropas del conde Gerhard del Rosellón y de Provenza. Pero como estaban descansando no insistian en las zonas más protegidas y permanecieron el resto del invierno en su bien defendida isla.

 Con la llegada de la primavera aproaron hacia la costa italiana. según diferentes fuentes saquearon Genova y la ciudad de Luna unas doscientos kilometros al norte de Roma. Este saqueo pondria punto final a su aventura italiana. Refiere Dudo de Normandia, aunque probablemente se confunda con la ciudad de Génova, que la ciudad de Luna fue tomada por medio de un ingenioso engaño. Cuando llegó la flota vikinga encontró el puerto fuertemente protegido por ello Hasting ideo un medio de saquear la ciudad evitando el asalto frontal que les hubiera sido muy costoso. Una delegación vikinga se acercó a la ciudad y relató a los notables que eran un grupo que viajan a la lejana Constantinopla para servir como tropas al emperador de Bizancio.

 Su caudillo, que era cristiano, acababa de morir y su última voluntad habia sido que se le enterrara en terreno consagrado, por ello solicitaban de las autoridades de la ciudad permiso para poder enterrar con los honores debidos a su lider. Las autoridades aceptaron encantadas que una comitiva condujera el ataud para ser enterrado en la catedral. Los vikingos entraron escoltando el feretro donde yacía el propio Hasting haciendose el muerto, bajo las ropas de luto ocultaban sus armas. Cuando el obispo, revestido con todas las galas de su cargo, se acercó para bendecir el cadaver y conducirlo al interior de la catedral se dió la señal. De un salto Hasting se incorporó y de un fuerte espadazo dejó vacante la sede episcopal, el resto de la comitiva atacó a los notables allí reunidos que estabn tan conmocionados que apenas se defendieron. Entretanto el resto del ejercito tomaba el puerto y con este el resto de la ciudad. El botín fue enorme. La saga de Ragnar Lodbrok y sus hijos afirma que tanto Hasting como Bjorn Costado de Hierro estaban convencidos que la ciudad era la propia Roma y que dandose cuenta de su error reaccionaron de la forma más lógica; pegaron fuego a la ciudad.

 De vuelta a la isla que dejaran en la Camarga decidieron que ya era tiempo de regresar a su tierra, los barcos estaban cargados de riquezas y de esclavos por lo que pusieron rumbo sur. Y por el camino saquearon Pamplona
En este punto la historiografía no se pone de acuerdo si esta hazaña se produjó tras abandonar la isla de la Camarga o al llegar a la "hipotetica" base que se cree que tenia en la ría de Guetaria-Mundaca.

Si fue tras abandonar territorio frances la ruta lógica hubiera sido internarse en el río Ebro y luego el Arga hasta llegar a la ciudad de Pamplona por uno de los afluentes. Si hubiera sido por el otro camino habrian remontado el Bidasoa. Pero no se sabe a ciencia cierta. Lo que esta claro es que en el año 859 los vikingos saquearon esta ciudad y tomaron prisionero al propio Garcia Iñiguez hijo y sucesor de Iñigo Arista. Este tuvo que pagar un rescate que según Ibn al-Atir e Ibn Hayyan fue de 70.000 dinares de oro. " Pasaron las naves infieles a Pamplona donde aprisionaron a su gobernador García, quien se liberó mediante el pago de un rescate de 70.000 dinares. "Libro de los Ejemplos". Ibn Khaldun.

Despechados por sus fracasos, los vikingos se vuelven contra la Hispania cristiana, que se hallaba muy debilitada por las muertes sucesivas por aquellos años de Sancho el Craso, el conde Mirón de Barcelona, García Sánchez I de Nivarra y Fernán González de Castilla. Por esta razón lograron cierta penetra­ción en Galicia, y contra ellos lucharon, por separado, musulmanes y cristia­nos, pues estos últimos no tenían fuerza por si solos para contener a los mâŷûs

La tercera y última invasión normanda tiene lugar en. el siglo XI, entre 1017 y 1020. En ese año Doña Sancha, hija del conde de Castilla, viaja a Bar­celona para desposarse con Berenguer Ramón, heredero del Condado de Barce­lona. Navarra, Castilla y Cataluña inician su apogeo político. No así el reino astur-leonés, que decae inevitablemente. Los nobles se muestran en rebeldía frente a la Corona, y los castellanos quieren independizarse de León. Ello, es sabido por los espías’ normandos, que aprovechan para dirigir una .expedición contra Galicia, durante la cual llegan a destruir Tuy. En esta expedición se encontraba aun como joven vikingo el que mas tarde seria llamado Olaf el Santo. Finalmente, los normandos son rechazados por Alfonso V, y es entonces cuando este rey se entrega a reconstruir su reino, redactando el “Decretun Generale” que, con el de Castrojeriz, es el más antiguo que se conoce, sirviendo ambos para repoblar dichas ciudades. Con estos decretos se anuncia el advenimiento del municipio medieval.

Así pues, el último ataque vikingo sirvió indirectamente para impulsar el desarrollo del derecho, que inició la Curia Regia de Alfonso V, y la moderniza­ción de los Estados cristianos hispanos..

Aparte de estas incursiones victoriosas de los vikingos, hemos de mencio­nar otras que fracasaron, como la de 858 contra Galicia, en la que fueron re­chazados por el conde Pedro Theón, el magnate que sería la mano derecha de Alfonso III a comienzos de su reinado. Una expedición de relativo éxito fue la de 968 contra Santiago de Compostela, según se relata en la Historia Compos­telana. Se les enfrento el obispo Sisenando, quien resultó muerto en la batalla de Fornuelias. Más tarde, el conde Guillermo, hijo de Sancho, a la sazón de peregrinación en Santiago, se hizo cargo de la defensa de la ciudad y exterminó a los vikingos, aunque éstos aún tuvieron fuerzas para atacar las sedes musulmanas en 971. En el ano 1008, los Anales Complutenses vuelven a hacerse eco de una nueva invasión normanda en el Miño y en el Duero, llegando a Com­postela antes de la gran ofensiva de 1017-1021.

Con la calda del Califato, algunos eslavos, de origen normando o vikingo, aprovechan para tomar posiciones políticas y adquirir pequeños principados. Ya hemos hablado de los de Almería y Valencia, que fueron fugaces, pero más im­portantes que el reino taifa  de Muŷâhid, rey de Tortosa, Denia y Baleares, que era un “eslavo” de origen sardo.

Muŷâhid se mostró agresivo frente al condado de Barcelona, por lo que la condesa Ermesinda buscó apoyo en otro normando, pero éste cristiano, Roger de Toeni, para luchar contra su pariente étnico, Muŷâhid . Así vemos dos estirpes extranjeras separadas por la historia y también por la religión, enfrentarse en tierras hispanas. Toeni era un mercenario, y sus procedi­mientos, juzgados como bárbaros, hicieron más daño que beneficio a la causa de Berenguer. El conde prefiere entonces dar de lado al normando y pedir ayuda al rey de Pamplona, Sancho, que, a cambio, pretende imponerle su soberanía, cosa que hace convocando al conde, con el resto de sus magnates, a la Corte del Monasterio de San Juan de la Peña, en Huesca. De este modo se da el primer antecedente de lo que luego sería la unión entre Aragón y Cataluña. Los vikingos y sus asimilados, sin saberlo, habrían contribuido a la formación de los primeros reinos cristianos.




6 comentarios:

Angie dijo...

Éso explicaría por qué en Galicia hay gente rubia de ojos claros más abundante que en el resto de España. Abrazos desde Barcelona!

Anónimo dijo...

Howdy would you mind letting me know which hosting company you're utilizing? I've loaded your blog in 3 completely different web browsers and I must say this blog loads a lot faster then most.
Can you recommend a good internet hosting provider at a honest price?

Thank you, I appreciate it!
My site : samson tobacco

Anónimo dijo...

I visit each day some blogs and blogs to read posts,
but this weblog provides feature based articles.
Feel free to visit my web-site ... Amber leaf tobacco

Anónimo dijo...

Excellent web site you have got here.. It's difficult to find good quality writing like yours nowadays. I honestly appreciate individuals like you! Take care!!
Also see my web site - erinmore

Anónimo dijo...

Fusilar entero un artículo, el de Jesus Riosalido, sobre Al-Andalus y los vikingos no hace a uno más 'experto'. Esto es un copia pega descarado, de párrafos enteros.
Al menos cita tus fuentes.

HEATHENPRIDE dijo...

pues mira...te agradezco el comentario... la verdad es que si que copie el contenido de un articulo que encontre en la red...y no citaba al autor... bueno es conocerlo!

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo