viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

martes, 10 de septiembre de 2013

Objetos del hogar Vikingo: Jabon y lejias y procesos de lavado.

LA LIMPIEZA EN LA ERA VIKINGA: Jabon y lejias .

Estamos en nuestra epoca, demasiado habituados a las comodidades de las lavadoras, o en el peor de los casos y aun teniendo que lavar las ropas a mano, tener el inestimable auxilio de los detergentes y jabones modernos, sin embargo sabemos que los nordicos eran en su epoca la gente mas limpia de toda europa, aunque nos parezca que sus metodos de limpieza serian hoy en dia poco menos que considerados asquerosos.

La lejía jabonosa era el jabón pionero en la cultura europea, una mezcla de grasa animal hervida y lejía. Pero cuando decimos lejia, tenemos que entender que nada o casi nada tiene que ver con la que usamos hoy en dia. Era lejía que fabricaban a base de filtrar el agua a través de las cenizas de un fuego de leña.Esta había sido la receta básica para muchos siglos de lavado muy basico, practicamente solo se sacaba asi el mal olor y la mugre mas gruesa, aparte de sometiendo la ropa a un fuerte lavado con este producto , batiendola y restregandola, para extraer toda la suciedad posible.

Mezclado esta ceniza con grasas animales y vegetales se produjo un jabón suave y oscuro, conocido como el jabón negro. La lejía puede utilizarse sola o como un primer paso para lavar la ropa con jabón como una segunda línea de ataque.

La lejía nordica puede usarse para muchos cometidos, lo que ha de significar varias mezclas alcalinas diferentes.Algunas personas favorecidas o especialmente pudientes queman determinados tipos de plantas aromaticas que produciran las cenizas base de la mejor lejía. De este modo cenizas de algas producen buen jabón , en especial en el medievo se conocio el llamado jabon español a la venta en Inglaterra (era el jabon que usaba la gente pudiente) aunque nunca he entendido porque le llamaban jabon español, si las algas y plantas que se usaban de base eran realmente traidas de España o sencillamente de algun modo, la receta de este jabon llego de alli a tierras Sajonas.

Otras maderas como el manzano y el castaño eran tambien al parecer muy apreciadas para hacer lejias muy finas, mientras que  cerezo crea unas cenizas aromaticas muy apreciadas pero terriblemente costosas y las cenizas de manzano o peral tuvieron un efecto blanqueador más fuerte que la ceniza de maderas mas comunes. Sin embargo, hablamos de cenizas usadas para elaborar lejias de alta calidad, muchas veces usadas con fines cosmeticos como aclararse el pelo o la barba o mezcladas con ligeras bases aceitosas, como una suerte de muy primitivo champu con el que las mujeres mas afortunadas se lavaban el cabello para desparasitarlo y mantenerlo pulcro.

Obviamente, se hace muy dificil saber de que tipos de madera hacian los nordicos su lejia jabonosa, solo nos quedan referencias muy tardias del medievo en la vieja Europa, pero sabemos que posiblemente el sistema de elaboracion no fuese muy diferente al citado.

Las áreas con abundantes helechos producen una ceniza muy tosca que mezclada con sebo animal da el conocido “jabon de los pobres” y en Irlanda se quemaban bellotas primero y mas tarde patatas para producir la base de cenizas para estas lejias. El diccionario (OED) dice que lejía puede ser "cualquier material detergente que se usa en el lavado", e incluso puede ser "orina usado como un detergente".

La lejía dura era un producto de lavandería útil, a pesar de que no se podía hacer en jabón. Se recogia la orina humana y animal y se la dejaba fermentar con lo que se obtenia un producto con un enorme contenido en amoniaco, sus muchos usos incluyen la eliminación de manchas y el remojo de prelavado para prendas muy sucias. También elimina los aceites naturales de la lana, y establece colorantes, por no hablar de sus muchos usos en medicina como un basico desinfectante, incluso las cronicas sajonas hablan de zonas de las ciudades nordicas alli que olian siempre a orines, no porque la gente hiciese sus micciones en las calles (que posiblemente tambien!), sino porque estos orines se usaban para el curtido de pieles animales o para eliminar como se ha dicho la lanolina natural de los tejidos de vadmal..En algunas zonas del Reino Unido se llamaba "lante", "Weeting", o "lavado" a este proceso, mas tarde se llamaba asi al proceso de hervir ropa en lejia para eliminar la suciedad.

Antes del lavado suave, las prendas se quedaban toda la noche en la orina, al día siguiente se procedia a frotar las manchas en la orina como si se estuviera lavando en agua, y luego una vez escurrida la mugre se procedia a ponerla en el volumen de orina limpia una noche y luego tocaba frotar de nuevo, y así hasta que la ropa se encontrase bastante limpia, con lo que se procedia a un aclarado con abundante agua para eliminar el olor a amoniaco.

.El remojo en lejía, o, a veces el proceso de lavar en lejía dura , se llamaba "tronzado".Se disuelve la grasa de la lejia o jabon , ayudando a aflojar la suciedad, y el proceso de un lavado de orines previo ayudó a blanquear el tono amarillento o gris del lino.Esto podría ser parte de un procedimiento largo, y bastante tedioso y complicado que no se tomaria a la ligera sobre todo en las prendas nuevas que necesitaban un “suavizado” antes de ser usadas..

Antes de que la tradición de lavar todos los sabados popular entre los nordicos se exportase y se tranformase en una costrumbre familiar , algunas personas tenían rituales de lavandería con menor frecuencia y dada la enorme suciedad acumulada, imaginamos que este ritual empezaria casi obligatoriamente con el tronzado como parte de un gran lavado de sesiones.A veces tras el tronzado serían seguidos varios adulzamientos por un lavado con jabón, pero no necesariamente.

Si se tiene suficiente ropa de cama y ropa , puede hacerse turnos de muda de semana a semana, de manera que un lavado frecuente a pesar de ser como minimo cada 7 días no era una idea tan sucia como parece.

Un lavado tradicional podira ser el de sumergir las prendas de ropa en un tinon ,generalmente la ropa mas fina se pondira en el fondo y la mas gruesa arriba, luego se añade agua caliente y una bolsa de tela que contiene la ceniza para la lejia, que ira saliendo poco a poco e impregnando la ropa. Este proceso puede durar toda una noche de remojo, con lo que, con el agua ya fria, se restriega la ropa para quitar la mugre y se escurre, el proceso puede repetirse varias veces o usarse jabon negro, para un lavado mas fino, finalmente se procede al enjuague para completar el proceso.

Para despiojar o desparasitar, se hervia directamente los ropajes en orina y cenizas, lo que formaba un potente conjunto que eliminaba practicamente cualquier rastro de parasitos o suciedad.

Lavar la ropa en el río sigue siendo la forma normal de hacer la colada en muchas partes menos desarrolladas del mundo. Incluso en algunas zonas prósperas o más, en las zonas rurales se usaba este metodo hasta no hace mucho, la maquinaria moderna ha librado a la mujer de una tarea ardua y dura. Las manchas pueden ser tratados en casa antes de ser llevada la colada a endulzar al río y este era un ritual que la sufrida husfreya debia hacer con bastante asiduidad.

La mujer del norte como se seguiria haciendo hasta muchos siglos despues podría tomar herramientas especiales para facilitar la siempre pesada tarea de sacar la mugre de las prendas de lana o lino. Asi no cuesta imaginarsela equipada con objetos como un bate de lavado o una rustica pala con la que golpear las prendas para extraerles la suciedad. Incluso y aunque parezca raro, se desarrollaron unos rodillos muy similares a los que se usan en reposteria, pero estos no se usaban en cocina, eran el primitivo “rodillo escurridor”, y se cree que la mujer del norte fue la primera en gozar de esta innovacion, posiblemente se tratase del rodillo de planchado que se usa en conjunto con las “tablas de planchar” (de las que he tratado en otro post), alguna avispada mujer del norte se dio posiblemente cuenta de que este rodillo deslizado sobre la ropa humeda empujado por el peso total de su cuerpo era ideal para expulsar el agua de las prendas por prensado. No cuesta imaginar que se trataba de extender la ropa sobre piedras lisas o sobre tablas, y pasar este rodillo para escurrir el agua y con ella, parte de la mugre.

Largas palas o bateadores de lavado finas se usaban para palmear asimismo las prendas y los pesados bates pueden ser utilizados para golpear prendas mas bastas , asi como era comun que varias mujeres se afanasen juntas en retorcer las prendas para el escurrido .

Incluso era una tecnica comun el “pisado” en pozas poco profundas, a menudo creadas de forma artificial como un estanque bajo, que se llenaba del agua del rio, y que contaba con un desagüe taponado con piedras y trapos, de este modo, este estanque podria llenarse con agua fresca o con agua jabonosa a voluntad, y las mujeres descalzas procedian a “bailar” sobre las ropas para sacarles la mugre, cuando el agua estaba muy sucia, se abria el estanque y se preparaba un nuevo adulzamiento con agua fresca.
Remojar la ropa en lejía, fría o caliente, era una forma importante de hacer frente a telas blancas y ropas sin teñir que a la postre eran las que mas evidenciaban la suciedad . Se llamaba tronzado a este proceso como ya hemos contado, y se apuntó para blanquear y limpiar en difenrentes fases las prendas mas sucias .
Telas coloreadas eran mas dificiles de lavar , por lo que se usaba una mezcla de agua con orina y lejia o jabon negro. Frecuentemente se usaba la orina para evitar la decoloracion y la perdida de los tintes en la prenda.

Las prendas solian secarse al sol de forma natural, extendidas sobre el cesped o colgadas de las ramas de los arboles, raramente se improvisaban tendederos a los margenes del rio, donde siempre se solia acudir a lavar, aunque no cuesta imaginar que muchas veces la mujer tendria que extender la ropa en su propio hogar .
Un invento muy simple eran unos cepillos, que basicamente eran unos tacos de madera con los que la mujer restregaba a veces las prendas, untando la superficie de estos tacos a veces con grasa y ceniza , haciendo un jabon que por frotamiento hacia una especie de espumilla que ayudaba a limpiar la mugre.
En el medievo se usaban largas palas para remover la ropa en remojo en agua caliente con lejia o orina caliente, eran palas enormes, muy similares a las usadas para sacar pan de los hornos, no sabemos si las mujeres del norte conocieron algo similar, pero no lo descartamos.



.

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo