viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

lunes, 9 de septiembre de 2013

Turba: Una fuente de combustible para el hogar y un elemento para la construccion:

 Los hogares alimentados con turba o las casas con muros hechos de este material, nos pueden parecer cosa de epocas muy remotas. Los hogares de turba pueden a ojos profanos presentarse como una pobre forma de hacer frente al rigor de invierno, pero en realidad el verano es el momento para el corte de tepes de turba, secándolas y apilandolas, y como veremos, esta actividad no solo tuvo lugar entre las gentes del norte.

Antaño había muchas zonas del norte de Europa mejor suministradas con turberas que con los árboles que crecian en zonas no demasiado accesibles y eran mas necesarios para la construccion de casas o barcos. Las ramas de estos arboles pasaban por supuesto a engrosar las reservas de cara al invierno, pero una gran parte del combustible del hogar en esta epoca era la turba.

La Turba, también llamada hierba, era un combustible doméstico conveniente cuando no había mucha leña alrededor o incluso cuando esta abundaba, porque era un combustible de combustion lenta . En algunas regiones de América del Norte hicieron uso de la turba en los hogares domésticos en los años 1700 y 1800 y algunos todavía lo hacen hoy en dia.

Ha sido utilizado pues este elemento como combustible para la cocción, el calor, y lo que ahora llamaríamos iluminación de fondo durante más tiempo del que podriamos contar, posiblemente su uso es anterior a la historia escrita.

Hombres del norte aprovecharian pues la estacion mas seca para la excavación en zanja, las mujeres traeran los bloques para secarlos en las hileras de turba Y esto no murio en las prostrimerias del medievo, ni mucho menos!.Hasta bien entrado el siglo 19 y incluso mitad del 20 había lugares donde los hogares de turba se mantienen encendidos durante todo el año en el piso de una casa de campo. Y esto era habitual en el norte en la era vikinga, y como veremos , en bastantes mas lugares del mundo, donde aun hoy pueden encontrarse evidencias activas de este uso de la turba.

También puede usarse la turba para trabajos que precisen calor y combustion lenta, en hogares abiertos, y en chimeneas bien diseñadas con rejas. Naturalmente, el carbon vegetal , a nivel local o la turba todavía se utilizan para la calefacción doméstica en Escocia y, como es sabido, en Irlanda, donde los cortes de turba siempre se han hecho por pura tradicion y los hogares rurales de las casas de campo aun se alimentan con turba , incluso cuando se utilizan briquetas de turba manufacturadas. En el siglo 19 la produccuon de turba para combustible es una parte importante de la vida en los países escandinavos y en fenland o los páramos de ciertas regiones de Inglaterra, los Países Bajos, Bélgica y Alemania.


Tepes de turba ardian en fosos de hogar abierto en el espacio de una “cocina” amplia , donde hacer fuego ydisponer colgando o sobre rejas el equipo de cocina En Irlanda, Escocia y partes de Inglaterra se consideró un combustible muy importante para mantener el fuego encendido todo el tiempo.La ceniza de turba da un calor constante y es una excelente fuente para hacer las veces de calefaccion y mantener la casa con una temperatura constante.

A la hora de dormir un bloque de turba y / o cenizas estaría dispuesto para ser ligeramente humedecido con la intencion de "sofocar" el fuego sin extinguir, por lo que se quedaría latentesuavemente durante la noche. Se aprovechara para enterrar en las brasas gijarros de rio que una vez calientes, mantendran el hogar con una fuente de calor constante hasta el amanecer, aunque las brasas se vayan extingiendo poco a poco.

Luego, en la mañana, solo es preciso soplar las brasas y retirar con cuidado las piedras para volver a reavivar el fuego. Debido a la importancia de mantener el calor, era costumbre que un siervo durmiese siempre cerca del fuego, con la intencion de no dejar que el corazón del hogar se quedase frío de tal forma que es difícil no encontrar una descripción de cualquier persona encendiendo un fuego de turba en los cuentos invernales de cualquier region de la vieja Europa.

Habría sin duda un grupo nutrido de trabajadores encargados de extraer la turba, y aunque han variado las costumbres locales para la construcción de la pila de tepes, el uso de leña, etc ,al igual que existen diferentes herramientas y costumbres para cortar turba, esta tarea era muy importante entre los antiguos nordicos . No solo se trataba de mantener un suministro constante de combustible de cara al invierno, sino tambien de reforzar los muros de las viviendas con verde, que poco a poco se iria secando en invierno, ya que estos bloques eran un excelente aislante natural, a mano, facil de conseguir y una vez bien prensado contra las paredes , resistente.

. La turba y su calidad varía también, dependiendo de su profundidad, color, edad, y más. Asi que habria autenticos gremios encargados de suministrar la mejor de las turbas, incluso es mas que probable que hubiese un nutrido grupo de siervos encargados de las labores de preparacion de este elemento a tiempo completo en la temporada de extraccion.


En el hogar, las cenizas, en lugar de ser un inconveniente, son muy útiles para las personas humildes y son la base de los distintos procesos de su cocina. Las cenizas candentes de turba son excelentes para asar pescado, huevos, etc, y lo mismo para guisar, y cualquier tipo de cocina que requiere un calor suave. En este sentido, se acercan al carbón.

Resplandor brillante, sin llamas es tambien una cualidad notable, una fuente de calor y luz que no entraña grandes peligros si se sabe mantener, y es de suponer que una mujer del norte (ellas eran las encargadas del hogar preferentemente) sabria sacar todo el partido a su cocina y al combustible que en ella ardia.

¿Cómo se cocina sobre un fuego en el centro del foso?. No es dificil imaginar que el area del foso puede tener una cadena con el gancho que cuelga del techo encima del fuego, de este gancho se colgarian las marmitas obviamente. En algunas casas habria unas rejas sobre la cocina donde se situarian las marmitas o cacharros que cocinarian los alimentos al calor directo de las brasas o directamente colocar una plancha de metal sobre la que hacer tortas de cereales .

Aún más fácil es simplemente colocar una olla en la pila de quema de las cenizas. Si se trata de un caldero con tres patitas se equilibrará aún mejor, pero no hay evidencias de que los nordicos usasen esta clase de elementos, asi que pondrian la olla directamente sobre las brasas , pero un montón bien hecho de turba, contiene gran cantidad de ceniza que puede calentar una olla de hierro bastante constantemente probablemente mejor que la madera (o carbón).

Poner cenizas candentes en la tapa agrega calor uniforme, para un estilo de coccion similar a un horno de cocina.Se puede incluso cocer "tortas tradicionales" en un recipiente bien cerrado o horno rustico (basicamente dos cazuelas una de recipiente y la otra de tapa) rodeadas de turba caliente y cenizas . Este método estaba todavía en uso en 1930 en la Escocia rural y probablemente en Irlanda también.

Los vegetales se colocaron en brasas y ceniza caliente para cocer al horno con su piel, como una alternativa a hervir en una olla. La turba es un combustible muy "ceniciento". He visto personalmente cocer una torta de pan artesano de avena directamente emvuelta en una hoja de repollo o cualquier otra hoja verde, enterrada entre las brasas, la hoja exterior se chamusca, pero el contenido queda perfectamente cocinado.

Hornear era un proceso mas delicado, el cacharro solia permanecer en el corazón del fuego y se retiraba con un 'hierro de hornear', un gancho para retirarlo. Mas tarde se inventaria una pieza circular plana de hierro fundido con forma de sarten con una tapa metalica superior, pero antes de eso, es posible que se inventasen objetos de ceramica con una funcion muy similar. La unión era sellada con cenizas, 'carbones' más calientes eran amontonados sobre él, y el conjunto se deja durante una hora más o menos, o hasta que la experiencia de la cocinera considerase que el alimento estaba listo.

Igualmente sobre planchas de metal, y untadas con grasas, ciertas piezas de alimentos podrian cocinarse en un proceso similar a la fritura o gratinado.

El humo de turba tiene un acre tufo muy peculiar, y el olor le da un sabor especial a tostado , muy apreciado para ahumar pescado o carne que cuelga del techo o chimenea para ser preservados por el proceso de secado y ahumado. El aroma distintivo se nota en algunos whiskys y destilados modernos actuales también.

Obtener turba lista para quemar todo el año en el hogar implica el mismo enfoque básico en todas partes , y sin embargo, hay muchos y muy diversos estilos de herramientas, y muchas maneras diferentes de organizar el trabajo. ¿Va a ser una sola persona la que este cortando los mejores bloques, la que proceda a excavar las capas inferiores, y al apilamiento? O un equipo de hombres? O los hombres y mujeres que realizan en conjunto el trabajo en cadena? Las familias y comunidades trabajan juntos, o unos pocos profesionales de la extraccion de turba como cortadores planeando vender la turba se encargaran del proceso?. Creemos que en la sociedad nordica antigua hubo un poco de todo, dependiendo del tamaño y poderio de la granja, un par de personas podrian abastecer una pequeña, o seria necesario el trabajo en conjunto de toda la familia para el cortado, secado y apilado, o incluso, hacerlo en trabajo comunal. Tampoco hemos de descartar la posibilidad de que los mas pudientes pagasen a profesionales que les abastecian de este combustible, evitandoles asi un duro trabajo.

El proceso es bastabte trabajoso. Comienzamos por quitar los primeros centímetros, y luego cavar cortando unas rodajas o ladrillos de las capas más oscuras situadas más abajo.Se puede usar un cuchillo para empezar este trabajo preliminar que se llama “deshollar el tepe”, esta primera capa es muy humeda, generalmente se usaba para el revestimiento exterior de las casas, pues tardaba bastante en secarse y en este estado de relativa humedad, era facil de compactar para crear muretes. Generalmente este proceso se hacia en verano, porque el tepe aun humedo mantenia la casa fresca durante el verano, y de cara a la caida del otoño, se secaba para ofrecer en invierno un aislamiento calido y eficaz,  Una pala afilada con un ala en ángulo recto ayuda a que las turbas puedan ser cortadas perfectamente en formas de cubos .

Alguien tiene que disponerlas en una formación que permite que se sequen al aire, generalmente se construian “muros de secado” disponiendo los ladrillos de turba en hileras o en circulo con huecos entre ellos para que circulasen las corrientes de aire, y probablemente se quedarán allí una semana o dos para que se sequen de forma natural. A veces, una hoguera controlada a una distancia prudencial en el centro del circulo de secado, puede acelerar el proceso. Pueden ser golpeados o pisados para hacerlos más compactos. En especial los pensados para crear muros, a los que se les somete a un ahumado, para intentar en la medida de lo posible matar a todos los insectos y gusanos que habiten en el interior de los bloques.

A continuación tienen que ir a algun lugar seco para el almacenamiento que va a durar todo el invierno , tal vez cerca de su banco de turba o tira o en una zona preferiblemente cerca de la casa. En el norte era comun crear unos barracones relativamente cerca de la zona de extraccion y no demasiado lejos de las casas, donde se almacenaban estos bloques, el porque de esta relativa distancia respondia tambien a veces a asuntos estrategicos, una de las tacticas de saqueo habituales descritas en las sagas era, precisamente incendiar la turbera, si esta estaba proxima a las casas, el fuego se extenderia inmediatamente arrasandolo todo.

Pueden ser efectuados los transportes por carga humana, en el interior de redes o canastas, en trineos, carretillas, carretas, o en alforjas con animales. Estas “balas” de turba deben apilarse de manera simple, y cubiertos con pieles o lonas ensebadas que repelan el agua de lluvia si se quedan en el exterior. Mejor aún, la pila puede ser cubierta con paja, o refugiada en un edificio de la granja.

Finalmente, la costumbre dicta que es responsabilidad de la Husfreya asegurar que el calor de la turba arda siempre en el hogar, y no faltan cuentos o sagas que narran como una infeliz esposa se queja de que su marido es demasiado vago y no hay turba suficiente para garantizar el calor a sus hijos durante el invierno. Tambien hay canciones populares (algunas muy antiguas) que han llegado casi intactas hasta nuestros dias, entre ellas, una muy curiosa que aun se canta en invierno en algunas zonas rulares de Dinamarca, las estrofas se han modernizado y posiblemente ya no guarden la metrica original mas antigua, pero aun conservan ese delicioso “doble sentido” habitual en las canciones de taberna o de hogar de las gentes del norte, que resaltan con picardia y buen humor algunas connotaciones bastante obvias que no necesitan mayor explicacion:

Llegamos al hogar
de la dulce Kolfinna
la puerta esta abierta
(ella) esta en la cocina
nos sirve una jarra
y siempre sonrie.

Que bella y apañada
es la dulce Kolfinna.

Afuera hace frio
y el viento acuchilla
nos invita al fuego
la hermosa Kolfinna
Aviva la llama
con su atizador-

Bella y apañada Kolfinna
me siento mejor.

Sacude Kolfinna el atizador
ella se encarga , que suba el calor
nos mantendra calentitos
avivando la llama
la dulce Kolfinna
dentro y fuera de cama.

Dulce y calida Kolfinna
mi bella ,mi amor.


3 comentarios:

Mapache Negro dijo...

¿ De dónde has sacado toda la información?

HEATHENPRIDE dijo...

Pues sencillamente busque articulos sobre la extraccion de turba (algo que aun se hace hoy en dia) en la red, francamente, no recuerdo los lugares exactos, pero no es dificil encontrar paginas que te hablen de ello... el resto, sobre el hogar vikingo y demas, de libros sobre el tema, como Breve Historia de los Vikingos de Manuel Velasco o La vida cotidiana de los Vikingos de Regis Boyer.

Mapache Negro dijo...

Muchas Gracias, me ha servido de gran ayuda para un trabajo.

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo