viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

lunes, 16 de junio de 2014

El Intento de Asalto a San Martiño de Mondoñedo: ¿Realidad o leyenda Cristiana?.

Los tintes de pura leyenda y realidad se mezclan en un suceso presuntamente ligado a la historia de Galicia . La tradicion religiosa asegura que en algun oscuro dia a mediados del siglo IX (y aquí empezamos ya a tener problemas para creer en la autenticidad de este relato) ya que según algunos historiadores, hablariamos de una fecha que rondaria los años 844 al 859, mientras que otros retrasarian este suceso hasta el siglo siguiente entre los años 942 y 968., la mano de dios hecho a los “paganos” de las costas gallegas.

Sea en la fecha que fuere, la leyenda cuenta que una flota de naves repletas de paganos arriba a la desembocadura del rio Masma, no logrando desembarcar gracias a la “intervencion del todopoderoso” en respuesta a las plegarias de Gonzalo Obispo Dumiense de lo que hoy es San Martiño de Mondoñedo, en esa epoca sede del obispado de Dumio del 866 al 1112).

No hay siquiera acuerdo tampoco en si estas tropas de paganos eran en realidad Normandos (hombres del norte) o quiza sarracenos .

Es posible en cualquier caso que a partir de esta arribada naciese la leyenda del famoso milagro atribuido a San Gonzalo, a pesar de que autores como Chao Espina lo sitúen mas bien durante el primer ataque vikingo a tierras gallegas.

Esta tradición cuenta cómo, ante la llegada de una gran flota vikinga a las costas lucenses, las gentes se apresuraron a pedir ayuda al obispo Gonzalo, que tenía fama de santo y hombre de sobrada fe . Se dice que el obispo cogió su báculo y subió en ayunas, seguido de sus fieles a la cumbre de un monte desde donde se veían los barcos piratas que la leyenda narra que eran “centenares” y que llenaban la costa .



Allí el buen obispo cayó de rodillas y se puso a rezar con inusitado fervor mientras, milagrosamente el cielo se emcapota con unas terribles nubes de tormenta y el mar se arbola en tremenda tempestad, de este modo, y según el relato del milagro ,las embarcaciones vikingas empezaron a hundirse una tras otra.

Llegado el momento en que ya apenas quedaban barcos y la tempestad amenazaba con tragarselos a todos , el santo interrumpió sus oraciones porque quería que quedasen algunas naves como testimonio del milagro y para que pudiesen relatarlo a otros.

En la pared de la iglesia de San Martín de Mondoñedo se pintó en su dia un fresco que ilustra este milagro, pero actualmente, debido al deterioro por el paso del tiempo, sólo queda un fragmento muy pequeño del mismo . Además, en el lugar donde se considera que tuvo lugar el suceso se ha levantado una capilla con una placa conmemorativa, capilla en la que se celebra una romería todos los lunes de Pascua de Pentecostés.La capilla se encuentra en un lugar llamado Alto da Grela en Mourente, ayuntamiento de Foz.

Sin embargo, esta tradición recogida de boca en boca a lo largo de los siglos,es explicada por algunos autores como una simple tempestad o una leyenda cristiana que jamas tuvo lugar .

Por un lado, en el episcopologio de San Martín de Mondoñedo no figura por esta época ningún obispo con este nombre, lo cual resulta harto extraño tratándose de un prelado de tal santidad y favorecido con dicho suceso para su diócesis. Un suceso de tal magnitud debiera sin duda aparecer reflejado en los anales eclesiasticos .

Por esta razón podría ser cierta la contextualización del presunto milagro en el año 846, ya que entre el 693 y el 866 no se conocen los nombres de ninguno de los obispos de esta sede omision harto oportuna para situar a este misterioso santo en esos dias.


En todo caso, el primer Gonzalo no aparecera hasta mucho mas tarde 1070, ya casi con los asaltos vikingos olvidados en las costas Gallegas.

También apuntamos en segundo lugar que el relato bien podría referirse al suceso real del año 844 en el que,según el obispo Prudencio Galindo, algunos contingentes vikingos llegados a Galicia fueron víctimas de las inclemencias del mar y hubieron de retirarse sin causar apenas daño en las poblaciones costeras. Más tarde pudo atribuirse quizá este hecho a la intervención del obispo san Gonzalo, que estuvo al frente de la diócesis desde 1070 a 1112.

En todo caso, no sera la primera cronica de un ataque vikingo repelido de forma casi “milagrosa”, en los Annales Bertinianni se habla de un ataque en las primeras incursiones a mitad del siglo IX que fue repelido en primera instancia por una “lluvia de piedras” lanzadas por los campesinos con hondas desde los acantilados y que “dios multiplico hasta convertirlas en una tormenta que machaco a los invasores”. Relatos similares hablan en otras cronicas sajonas, francas o incluso lusitanas de milagros similares, donde llega a llover fuego del cielo, declararse una tempestad en un mar en calma chicha que hunde media flota enemiga, o incluso que un rayo del cielo quiebre el palo de la nave insignia de los nordicos, que asustados deciden retirarse...

Ante la falta de datos claros, optamos por tomarnos con ciertas reservas este relato, bien podria tratarse de una de tantas leyendas de propaganda cristiana. No seria la primera gran batalla de la que se dude si efectivamente sucedió alguna vez.

FUENTES:

  • Os vikingos en Galicia: JORGE SIMON IZQUIERDO DIAZ.
  • Los ataques vikingos y su influencia en la Galicia de los siglos IX-XI. JOSÉ CARLOS SÁNCHEZ PARDO





No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo