viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

martes, 15 de agosto de 2017

ADN de huesos de bacalao Vikingos sugieren mas de mil años de comercio ;



UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE-Noruega es famosa por su bacalao. Las capturas de las poblaciones del Ártico que desovan cada año en su costa septentrional se exportan a través de Europa para platos básicos de pescado y patatas fritas británicos o para platos como el guiso de bacalao español.


Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista PNAS sugiere que alguna forma de este comercio paneuropeo de bacalao noruego puede haber estado en marcha desde desde hace mas de 1.000 años.


Las últimas investigaciones de las universidades de Cambridge y Oslo, y el Centro para la Arqueología Báltica y Escandinava en Schleswig, utilizaron ADN antiguo extraído de los remanentes de cenas de pescado de la edad vikinga.


El estudio analizó cinco huesos de bacalao que datan de entre el año 800 y 1066 dC, encontrados en el barro de los antiguos muelles de Haithabu, un antiguo puerto comercial medieval en el Báltico. Haithabu es ahora un lugar de patrimonio en la Alemania moderna, pero en ese momento fue un enclave comercial gobernado por el rey de los daneses.


El ADN de estos huesos de bacalao contenía firmas genéticas observadas en la población del Ártico que nada en la costa de Lofoten: el archipiélago septentrional que sigue siendo en la actualidad un centro de capturas para la industria pesquera de Noruega.


Los investigadores dicen que los resultados demuestran que los suministros de "stockfish" - un antiguo plato de bacalao secado popular hasta el día de hoy - fueron transportados a más de mil millas del norte de Noruega hasta el mar Báltico durante la era vikinga.


Antes del último estudio, no había ninguna prueba arqueológica o histórica de un comercio de pescado europeo antes del siglo XII.


Mientras que el trabajo futuro examinará más restos de peces, el pequeño tamaño del estudio actual impide que los investigadores determinen si el bacalao fue transportado para el comercio o simplemente utilizado como sustento para el viaje desde Noruega. 


Sin embargo, dicen que los huesos de Haithabu proporcionan la primera evidencia de pescado capturado en el norte de Noruega que se consumia en Europa continental - lo que sugiere que un comercio pesquero europeo que implica distancias significativas ha estado en funcionamiento durante un milenio.


"El pescado comercializado fue una de las primeras mercancías que comenzó a unir económicamente el continente europeo", dice el Dr. James Barrett, autor principal del estudio del Instituto McDonald para Investigaciones Arqueológicas de la Universidad de Cambridge.


"Haithabu era un importante centro de comercio durante el período medieval temprano.Un lugar donde el norte se reunió con el sur, el pagano se reunió con el comerciante Cristiano, y los que utilizaron la moneda de los reinos cristianos se reunieron con los que utilizan plata por peso".A fin de cuentas, la plata de un cristiano o un musulmán era para un pagano tan valida como la de cualquier otro.


"Al extraer y secuenciar ADN de los restos de huesos de pescado de antiguos cargamentos en Haithabu, hemos podido rastrear la fuente de su alimento justo en el camino de regreso a las poblaciones de bacalao que habitan el Mar de Barents, pero estos bacalaos vienen a desovar en la costa noruega de Lofoten cada invierno.


"Este stock de bacalao del Ártico sigue siendo muy apreciado - capturado y exportado a través de Europa hoy en día. Nuestros hallazgos sugieren que los requisitos lejanos para esta proteína del Ártico ya habían comenzado a influir en la economía y la ecología de Europa en la era vikinga".




Uno de los antiguos huesos de bacalao Vikingo usado en el estudio. Los huesos, que datan de entre el 800 a 1066 dC, fueron encontrados en el sitio del antiguo puerto báltico medieval de Haithabu. Crédito: Dr. James Barrett


El pescado blanco es un pescado de alto valor nutritivo preservado por el clima único del norte de Noruega, donde la temperatura del invierno gira alrededor de la congelación. El bacalao se cuelga tradicionalmente en marcos de madera para permitir que el aire frío lo curta y se seque el pescado salado por la brisa marina.Algunos relatos medievales sugieren que el pescado aún era comestible hasta diez años después de su conservación.


El equipo de investigación argumenta que los nuevos descubrimientos corroboran el único relato del siglo IX de los viajes de Ohthere of Hålogaland: Un cacique vikingo cuya visita a la corte del rey Alfred en Inglaterra dio lugar a que algunas de sus hazañas fueran registradas.


"En las cuentas insertadas por los escribas de Alfred en la traducción de un texto del siglo V o anterior, Ohthere describe la navegación de Hålogaland a Haithabu", dice Barrett. Hålogaland era la provincia más septentrional de Noruega.


"Aunque no se menciona carga de pescado seco, esto puede deberse a que era un detalle demasiado mundano", dice Barrett. "La evidencia de ADN del hueso de pescado es consistente con el texto de Ohthere, mostrando que tales viajes entre el norte de Noruega y la Europa continental estaban ocurriendo".


"El mundo vikingo era complejo e interconectado.Este es un mundo donde un jefe del norte de Noruega puede haber compartido stockfish con Alfred el Grande, mientras que un texto latino tardío antiguo se tradujo mas tarde.Un mundo donde los habitantes de la ciudad de una cuidad cosmopolita con puerto en un fiordo báltico pudo haber sido provista con pescados de un mar ártico de cientos de millas mas lejos. "


La secuenciación de los antiguos genomas de bacalao se realizó en la Universidad de Oslo, donde los investigadores están estudiando la composición genética del bacalao del Atlántico en un esfuerzo por deshacer los impactos antropogénicos en estas poblaciones de peces de larga explotación.


"La pesca, especialmente de bacalao, ha sido de importancia central para el asentamiento de Noruega durante miles de años.Al combinar la pesca en invierno con la agricultura en verano, zonas enteras del norte de Noruega podrían ser asentadas de una manera más fiable", dice la Universidad De Bastiaan Star de Oslo, primer autor del nuevo estudio.


Star apunta al diseño de los nuevos billetes de Noruega que destacan una imagen de bacalao, junto con un barco vikingo, como un ejemplo de la importancia cultural que todavía se coloca en en comercio de las especies de peces en esta parte de Europa.


"Queremos saber qué impacto ha tenido la explotación intensiva de milenios de capturas en el bacalao, y usamos métodos de estudio para secuenciar antiguos restos de ADN para investigar esto", dice.


Fuente del artículo: Comunicado de prensa de la Universidad de Candbridgue.


El estudio fue financiado por el Consejo de Investigación de Noruega y el Leverhulme Trust.

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo