viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

martes, 17 de septiembre de 2013

Sobre el color de pelo y los peinados vikingos ( II ):


Si vamos a hablar de que aspecto tenian los vikingos o mejor la gente del norte en lo tocante a sus peinados y cabello, empezaremos obligatoriamente por tumbar unos de esos mitos bastante estupidos alrededor de los vikingos que no es mas que caer en el tipico topicazo de siempre no todos los vikingos eran rubios o pelirrojos y desde luego, hemos de desechar la imagen del hermoso hombreton de larga cabellera al viento dorada como las espigas y de profunda mirada azul. 

Soy muy consciente de que acabo de romper una imagen idilica de muchas muchachas que suspiraran para sus adentros y resignadas despues de leer todo lo que aquí contaremos, diran “bueno, que se le va a hacer???”.

Entre las gentes del norte encontrariamos como he expuesto en la primera parte de este post, gente con el cabello de todas las tonalidades. Al igual que en nuestros dias en la Escandinavia del siglo IX podríamos haber encontrado rubios, pelirrojos, castaños y vikingos de cabello moreno o incluso de pieles bastante tostadas.


El mito de las gentes del norte como “pura raza aria” cae por su peso, debido a que ya por aquel entonces los intercambios culturales y las mezclas de población eran algo habitual y corriente y no todos los vikingos tenían ascendencia escandinava. La misma forma de ser y el carácter que haria del vikingo el viajero o explorador por definicion, no surgio de la noche a la mañana , quiero decir, que el nordico no se levanto un buen dia y dijo “estoy harto de mujeres rubias , me voy a ver si fuera de aquí las encuentro con el pelo de otro color”. Los nordicos llevaban relaccionandose con los pueblos de su entorno muchos siglos, y logicamente, esto contribuyo a una mezcla de razas y a la heterogeneidad.


Con todo, y como en todas las cosas , no todo el mito es falso; los estudios arqueológicos han revelado que sí parece ser que hubo tendencias más marcadas según la zona; Suecia habría sido el hogar de los vikingos principalmente rubios mientras que Dinamarca y Noruega habrían albergado una mayoría pelirroja. Eso sí, esto no quiere decir que toda la gente de esa zona tuviese ese color de pelo, como ya he indicado, la mezcla era ya bastante patente en la era vikinga.

A vueltas con el asunto de los colores de pelo hemos de decir que, según los textos y crónicas, los vikingos apreciaban especialmente el cabello de color rubio, lo consideraban elegante y sinonimo de status y, es posible que según los particulares cánones de belleza vikingos, cuanto más morena era una persona, más fea se la consideraba o al menos que las mujeres los prefiriesen rubios. 

Ya fuera por una o otra razon y tal y como ya he comentado en la primera parte de este articulo se sabe que los vikingos “teñían” sus cabellos. Según el cronista árabe Ibn Fadlan los rus blanqueaban sus barbas, y algunos también sus cabellos, con una pasta de color amarillo azafrán que según el arabe despedia un olor nauseabundo. Creemos que podria tratarse de una especie de jabón muy fuerte a base de grasa de cabra y ceniza de arboles como la haya o el avellano, que decoloraban el pelo dandole una apariencia casi pajiza.


El historiador romano Plinio el Viejo ya nos menciona esta práctica entre los germanos siglos antes que Ibn Fadlan y añade que se trataba de una práctica más usual entre los hombres que las mujeres. Sin embargo, tal y como he narrado en la parte primera de este post, es posible que no todo fuesen fines esteticos, el mismo cronista relata que los guerreros se pintaban la cara de negro, (lo cual no parece precisamente un tratado de belleza!), asi mismo, en las cronicas sajonas, se habla de la costumbre de algunos nordicos de clarearse tanto los cabellos que tenian casi el aspecto cano de un anciano, y de pintarse las cuencas de los ojos de negro o rojo antes de las batallas. Sugerir que pretendiesen parecerse a espectros para atemorizar a sus enemigos, me parece mas adecuado que que lo hiciesen por mero gusto estetico.

“[...] el jabón es obra de los galos y lo usan para enrojecer sus cabellos. Está hecho de grasa y ceniza [...]”Plinio el Viejo,Historia Naturalis.

Aunque teñirse el cabello fuese más habitual en los hombres (sobre todo las barbas) sabemos que las mujeres vikingas, como las celtas hacian lo propio usando técnicas importadas de éstas, se sabe que utilizaban otros tipos de jabones para volver sus cabellos del apreciado color rubio o rojizo, desde lavarse el pelo con “champus” a base de aceites vegetales y cenizas, hasta directamente, lavarselos con cerveza o según algunas cronicas, blanquearselos con vinagre de manzana.

Dejando de lado el ya comentado asunto del color del pelo, pasemos a la “moda” y los estilismos; que pudieron llevar los hombres y mujeres del norte en lo tocante a sus cabellos.

Por las cronicas que nos han llegado sabemos que los vikingos eran muy pulcros y lucian peinados muy cuidados y muy concretos tanto en la barba como en el cabello. Asi el mito del barbaro desgreñado y sucio se cae una vez mas por peso, aunque es facil imaginar que un guerrero surgido del mar tras varios dias de navegacion no luciese especialmente “arreglado”, y que , posiblemente de acentuar algo en su aspecto, seria precisamente su faceta mas salvaje y fiera. 

En una vieja carta inglesa un hermano le advierte a otro que no “caiga en la tentación de no seguir las costumbres anglosajonas por cambiarlas por las modas danesas de nucas rapadas y ojos ciegos”. Con nucas rapadas y ojos ciegos tal vez se refiera a la costumbre de algunos vikingos de afeitarse algunas zonas de la cabeza dejándose a su vez un largo flequillo, práctica que según parece tambien llevaron a cabo los normandos. Lo de los ojos ciegos, podria denotar el uso de ciertos cosmeticos para marcarse las lineas de los ojos , o quiza la costumbre de algunos nordicos como ya hemos dicho, de pintarse las cuencas de los ojos de negro para la batalla.

Acabamos de ver que la apariencia de los peinados era muy diversa, y discernir qué habría decantado a una persona por lucir un peinado o otro es mera especulacion a estas alturas. Probablemente pudiesen influir razones como la región en la que vivían, la clase o estatus social o el oficio que desempeñaban, la religion o sencillamente, si habian tenido contacto con otras culturas foraneas o no.

Así, los esclavos (thraells) , como la parte más baja de la sociedad, llevaban el pelo muy corto o rapado,posiblemente como ya he apuntado en el primer articulo sobre peinados nordicos por cuestiones higienicas, porque eran los que hacian el trabajo mas duro y los que menos acceso tenian a la higiene. 


Los hombres libres lo que se conoce como Bondi,habrían llevado el pelo a la altura de los hombros, tal y como se describe en las sagas suelto y limpio y la barba tan larga como les fuese cómodo, cuidaban de su aspecto bastante, procurando lucir todo lo pulcros que les era posible, pues la aparicencia fisica era un marcador social importante entre estas gentes.

Los guerreros son un caso aparte, generalmetne habrían optado por peinados acordes a su profesión y que les resultasen cómodos en la batalla; solían llevar el pelo corto o, en el caso de ser largo, recogido a veces en una cola tras la nuca, en cierto modo porque el cabello demasiado largo resultaba incomodo si se portaba un casco. Lo mismo pasaba con la barba que solia llevarse recortada y no demasiado larga ya que había que evitar que el cabello se convirtiese en un hándicap en la lucha, un pelo y una barba largas ofrecía al adversario la oportunidad de tirar de ellas en combate, varias sagas narran que un hombre perdio la vida por ser jalado de los cabellos,y al exponer la garganta si se tiraba hacia atrás, degollado, o decapitado de un golpe seco si se tiraba hacia abajo. 

Sin embargo hemos hecho antes referencias a guerreros que según los sajones luchaban con largas melenas sueltas, blanqueadas y la cara pintada y algunos con los dientes incluso afilados, por lo que se cree que pretendiesen parecerse a espectros (draugr), posiblemente fuesen guerreros especialmente fieros, que luchasen sin casco y en primera linea de batalla.

Los normandos, usaban un peinado bastane peculiar que los expertos no acaban de discernir si era importado de Escandinavia, (aunque no hay evidencias de ello), o lo desarrollaron con distintivo o como forma de diferenciarse de los francos una vez se establecieron en Normandía. Según se les describe en los textos clasicos ,lucían la nuca afeitada, combinada con mechones largos por delante y largos flequillos. Se afeitaban la mitad inferior trasera de la cabeza, trazando una línea de oreja a oreja, como un tazón. La parte superior y delantera la habrían llevado larga, probablemente recogida en trenzas o volteados muy similares a los que lucian las mujeres nordicas. Incluso se habla de la extraña apariencia de algunas barbas, que lucian como “un colgajo bajo su barbilla” , posiblemente se dejasen lo que hoy conocemos como “chiva” bastante larga, y a veces adornada con abalorios o trenzada.

Las descripciones de “guerreros salvajes” son variopintas, los sajones hablan de “fanaticos” que se adornaban el pelo con huesos colgando de sus trenzas , o de guerreros que lucian la cabeza totalmente afeitada, salvo una coleta en el centro del craneo o en la parte trasera de la cabeza (similar a las colas mongoles creemos), incluso se habla de “barbaros berserk” que se levantaban el pelo con grasa animal y se lo teñian de un vivo color rojo ( no sabemos si se levantaban la parte central de sus melenas o lucian una especie de cresta a lo mohicano con la cabeza afeitada alrrededor). Sin embargo, estas cronicas son antiguas, por lo que no tendrian que referirse extrictamente a los nordicos, se habla de “barbaros guerreros salvajes” pero no se especifica su origen, y se cree que las primeras referencias se remontarian a las primeras tribus salvajes que habitaban la vieja inglaterra, o a algunas tribus invasoras sajonas en la decadencia de la presencia romana en la Isla. Tampoco faltan referencias a “hombres con la cara y la cabeza marcadas” (si no se trata de cicatrices de batalla, pueda ser que se refieran a alguna clase de tatuajes o pinturas rituales), lo que indicaria que, para ser visibles, una parte de la cabeza al menos ha de aparecer rasurada.

En lo tocante a las barbas y los bigotes, el espectro de estilos fue tan amplio o mas que el de los peinados, pero se llevase como se llevase, la barba o el bigote las sagas y relatos inciden en que estos estaban siempre bien cuidados y arreglados. Afeitadas, cortas, largas, muy largas, lisas, sueltas, trenzadas en una trenza, en dos, en tres o en muchas, de igual forma separadas en dos bifurcaciones (barba partida), en tres o en muchos mechones, con abalorios, perillas, bigotes largos y unidos a las barbas, bigotes cortos, bigotes retorcidos que acababan en punta a veces adornados con abalorios, trenzados, con adorno , incluso y si hemos de creer a las sagas y aunque parezca vanidoso, adornados con cintas.

Esta costumbre de adornarse el pelo con cintas y abalorios era muy patente en los hombres de cierto rango y posicion, mercaderes venidos a mas, que lucian en sus peinados, inserciones de aros de metales preciosos o cuentas de cristal, o incluso trenzados de cintas (aunque hoy nos parezca un poco afeminada esta costumbre). La necesidad de aparentar un elevado status, a veces devenia en estos looks tan recargados.

Curiosa mencion merecen las barbas de algunos comerciantes de entre los Rus, que lucian barbas cortas y recortadas en punta, que apenas cubrian el menton (este estilo recuerda a las barbas a la usanza arabe de la que posiblemente copiaron algo mas que el gusto por pintarse la linea de los ojos de negro).

Las mujeres vikingas presentan menos variantes en cuanto a sus peinados ya que, por norma general y quiza si excetuamos el caso de las esclavas que de igual modo que los esclavos varones llevaban el pelo muy corto o rapado por mera cuestion higienica no hemos encontrado evidencias de ninguna vikinga que no llevase el pelo usualmente en larga melena. Si bien en el caso de los hombres lo que les hacía optar por un peinado u otro eran cuestiones como la clase social, el oficio o la región, en el caso de las vikingas se diferenciaban sobretodo, además de por los usos derivados de la región , el peinado mudaba por su condición de mujeres casadas o no.

Usualmente las niñas y las solteras llevaban generalmente el pelo suelto, pudiendo optar por ceñirlo con diademas o trabajarlo con alguna trenza o kransen ,una especie de tocado parecido a una corona de flores en ocasiones especiales. Tambien era muy usual en las niñas dejarse caer el cabello recogido en dos largas trenzas que caian a ambos lados de la cabeza que se decoraban trenzando ente ellas cintas en los dias de festejos.

Las mujeres casadas, como en otras muchísimas sociedades, solían según se nos narra en las sagas tender a recoger su pelo. Las vikingas lo hicieron de múltiples formas; atado con alguna cinta de colores en la nuca (en especial unos cordones trenzados de lana que se han encontrado en varias tumbas femeninas muy deteriorados) , en largas colas de caballo, trenzados con cintas entrelazadas (y en esto de las trenzas habia todo un arte con toda clase de trenzas desde las mas sencillas a las mas complejas , incluso entre la gente pudiente con intercalado de abalorios) , con un moño bajo ceñido con una larga aguja de pasador , con algún tipo de arreglo más alto, o incluso usando unas extrañas piezas de madera o hueso, las de madera son una pequeña tablilla alargada con dos orificios por los que se pasa el cabello, para formar un peculiar “nudo” que se ha retratado en varias representaciones antiguas o incluso en alguna representacion tallada de mujeres.

Algunas fuentes señalan que a partir de su matrimonio lo habrían llevado recogido en tocados o no lo mostrarian en publico, siendo lo mas usual llevarlo cubierto con gorros, sombreros, capuchones, velos, redecillas o pañuelos.

A lo largo de los siglos de cultura nordica y germana, la mujer se ha tocado el cabello con diferentes prendas de las que podemos destacar:

El fillet: Se presenta como un lazo bordado ,una especie de banda o cinta de tela brocada que se ponían las mujeres alrededor de la cabeza, como una especie de coronao en algunos casos a modo de diadema. Podía llevarse sola ciñendo la melena , usarla entrelazándola con el cabello o en epocas mas tardias, sujetando algún tipo de velo o pañuelo. El brocado podía ser de materiales muy finos como hilo de oro o plata o diferentes hilos teñidos para darle mayor vistosidad y los pañuelos cobertores eran generalmente de lino o de seda, y mas o menos trabajados y suntuosos según la clase social. Este tipo de tocado no sólo lo usaron las mujeres vikingas, si no que fue muy común entre las mujeres francas, anglosajonas, alemanas, bávaras, lombardas y las visigodas de la península ibérica durante la misma época. Podriamos decir que fue una prenda muy usual para la mujer en la edad media y su uso no hizo sino aumentar con el influjo del cristianismo.

Que se sepa, no habia un equivalente masculino para esta prenda, aunque los hombres podian como hemos visto, llevar el cabello tan largo como una mujer, algunas sagas nos hablan de hombres que se sujetaban el pelo con cintas o bandas , pero pensamos que eran usos muy puntuales y nunca llegaron a ser la norma.

Pañuelos: No se sabe qué uso exacto se les habría dado.entre las mujeres, las sagas nos comentan que la mujer casada llevaba el pelo cubierto con un pañuelo, suponemos que anudado bajo la nuca o la barbilla, aunque no tenemos mayores referencias a como lo usaban realmente. Las excasas prendas que se han encontrado que pudieran ser identificadas como pañuelos para la cabeza, van desde muy simples lienzos de lino, a otros mas trabajados teñidos de vivos colores, con algun brocado y incluso flecos de adorno.

Capuchas, caperuzas y capuchones (hood) : Éstas piezas consistían normalmente en rectángulos de tela que cubrían la cabeza hasta la parte baja del cuello y se ataban con cintas o bien en la nuca o bien bajo la barbilla. Los dos ejemplos más famosos son la de Jorvik y Dublín:


Jorvik Hood : La parte superior, justo en el remate de la coronilla, termina de forma redondeada, tiene dos cintas para su sujeccion, se anudaba bajo la barbilla y estaba confeccionada en seda.

Dublin Hood: Se diferencia de la anterior principalmente en que la parte superior termina de forma más puntiaguda ya que la forma de la tela esta cortada de manera más rectangular que la de Jorvik, se ataba de igual forma bajo la barbilla y se confeccionaba de lana fina.


Podemos destacar que, aunque los textos escritos que nos han llegado no dejan de reflejar que las cabelleras femeninas de las mujeres casadas siempre iban cubiertas como una muestra del status de casada, la realidad es que los restos arqueológicos no nos dicen lo mismo. Realmente no se han encontrado muchas muestras de pañuelos o caperuzas o cualquier otro tipo de tocado femenino en los enterramientos, aunque bien es cierto que tampoco se han hayado demasiadas muestras textiles en buen estado, porque estos materiales se degradan con suma facilidad.


Es más que probable según señalan muchos eruditos, que ésta sea una introducción tardia y influencia claramente cristiana impuesta por la creciente presion de la nueva religion y que las mujeres vikingas de epocas anteriores a esta etapa no hubiesen tenido la costumbre de cubrirse la cabeza, aunque esto tampoco podemos saberlo.

Sin embargo, una buena amiga que se prepara para ser arqueologa me hace notar algo muy simple, el uso de un determinado elemento o prenda no siempre ha de ser un legado cultural forzado por una “norma” o dictado por la religion , a veces, se trata de algo mucho mas simple, del simple sentido de lo “practico”, imaginamos que una mujer casada ha de atender tareas como la cocina y la limpieza de su hogar, de este modo, tener el cabello cubierto era “practico” (a nadie le gusta encontrar un largo cabello en su sopa!), y sencillamente , la necesidad de mantener el cabello lo mas pulcro posible, habria instaurado el uso de estos pañuelos. Ella misma me lo decia, trabajar en una zanja, con calor en pleno verano no inspira el deseo de llevar el pelo tapado, sudas, es incomodo...pero peor es acabar con tu cabello sucio y lleno de tierra... la necesidad en este caso pudo haber creado la costumbre?.

Sin embargo, aceptamos que es probable que con la introducción del cristianismo en Escandinavia y bien sea por la propia conversión de una gran parte de la poblacion o por el contacto directo e íntimo entre ambas sociedades pagana y cristiana, las mujers vikingas acabasen por adoptar la costumbre de taparse el cabello. Es una evidencia indiscutible que la mayoría de los hallazgos de estos tocados se hayan realizado en lugares en los que la convivencia entre cristianos y vikingos fue muy estrecha, como Inglaterra o Irlanda, o donde el cruce de diferentes culturas era mas notable ,en ciudades como Jorvik o Dublín.

Como último apunte acerca de los peinados de las mujeres vikingas, todas ellas utilizaron joyas y abalorios usados para adornar sus cabellos o crear tocados más o menos ostentosos según su condición social; diademas con abalorios sencillos o cintas adornadas de piedras preciosas, cintas con cuentas de cristal intercaladas en las trenzas o los recogidos, el uso de lazos sencillos o de lujosas telas con hilos de oro o plata emplados para los brocados, ademas de trabajados pasadores de madera o hueso o las ya mentadas piezas para efectuar los complejos “nudos” en el cabello eran recursos mas o menos empleados dependiendo de la condicion y el status.

16 comentarios:

Ele de Lis dijo...

Tu artículo es SOPECHOSAMENTE parecido al mío, publicado una semana antes bajo un trabajo muy riguroso de documentación y citación de fuentes, cosa que tú no haces. El orden de lo que explicas es exactamente el mismo, con párrafos prácticamente exactos.

Rogaría que si has usado mi artículo, cosa que has hecho sin duda, lo cites como mínimo.

http://mystoryofhistory.wordpress.com/2013/09/11/aspecto-de-un-vikingo-i-los-peinados-en-la-era-vikinga/

Ele de Lis dijo...

Artículo tuyo:
"Capuchas, caperuzas y capuchones (hood) : Éstas piezas consistían normalmente en rectángulos de tela que cubrían la cabeza hasta la parte baja del cuello y se ataban con cintas o bien en la nuca o bien bajo la barbilla. Los dos ejemplos más famosos son la de Jorvik y Dublín"

Artículo mío:
"Capuchas, caperuzas, capuchones: Éstas consistían normalmente en rectángulos de tela que cubrían la cabeza hasta la parte baja del cuello y se ataban con cintas o bien en la nuca o bien bajo la barbilla. Las dos más famosas son las de Jorvik y Dublín:"


Por no decir que, incluso el orden del artículo, es exactamente al mismo. No sé si te habrás fijado, pero en mi blog está muy claramente puesto que todos los artículos están bajo licencia creative commons.

Ele de Lis dijo...

Asumo que has decidido ignorarme. Te informo entonces que voy a tomar medidas; la primera es denunciar tu blog y la segunda es que voy a ponerlo a disposición de todo el mundo para que puedan ver cual es tu "trabajo de investigación" exactamente.

Me parece una falta de respeto ENORME coger los trabajos de otros y publicarlos bajo tu autoría (cambiando cuatro cosas, que aún así se nota y mucho)sin tener la DECENCIA de citar ni una sola fuente. Que lo hagas con el trabajo de otros me parece lamentable, pero no puedo hacer nada. Que lo hagas con el mío no te lo voy a permitir.

Anónimo dijo...

Has cogido un artículo totalmente correcto y le has hecho "cambios" para que no se note. Perdona, pero mejor haberlo dejado igual, porque tus cambios le han dado un toque cutre que te mueres. La próxima vez no toques nada y ten la decencia de decir que no es tuyo y punto.

Carlitos dijo...

Hola, me puedes dar el número de Ana Rosa Quintana? es que viendo como plagias presupongo que ella te habrá enseñado a hacerlo.

Anónimo dijo...

Tu falta de respeto por el trabajo de otros es insultante. Un trabajo de investigación lleva un tiempo y esfuerzo que tu te has limitado a ignorar y pasarte por el forro. todo tu esfuerzo ha sido un clicl... un copia y pega de mal gusto. Hubieses quedado mucho mejor citando el autor de ese artículo.

Javier dijo...

Buenos días, interesante artículo, lástima que haya sido fruto de un mal copy/paste. Estoy pensando en hacer un articulo para el periódico en el que trabajo sobre el plagio de contenidos en blog. Aquí tenemos un ejemplo al uso, espero que no le moleste.

Gracias.

Anónimo dijo...

Plagio, espero que todo tu contenido no sea como este porque sería una decepción muy grande, para tí como persona.

Anónimo dijo...

Este artículo incumple la licencia creative commons bajo la que está licenciado el artículo original del que lo has copiado. Además de la ilegalidad, por decencia y por intentar que tu blog tenga un mínimo de calidad, podrías haber citado la fuente de tu artículo

Anónimo dijo...

No sé si eres consciente de que no citar de donde sacas la información que usas (por muy fidedigna que sea) implica varias cosas; la primera es que te estás atribuyendo de forma indirecta el trabajo de otra gente (que trabaja de verdad, no copia y pega y encima con una redacción más que lamentable) y eso es ilegal por temas de propiedad intelectual. La segunda es que lo que publicas no vale nada y no tiene ninguna credibilidad y nadie lo va a poder usar en sus trabajos porque no sabe de dónde sale o si te lo has inventado.

Y algún día tenías que encontrarte con alguien que te plante cara.

Anónimo dijo...

Se nota que no eres muy versado en la Historiografía si eres en primer lugar tan ignorante y en segundo lugar tan sinvergüenza como para adueñarte del trabajo intelectual de otra persona sin pudor alguno. Pero sobre todo especialmente maleducado. A pesar de tu falta de ética la autora te pide amablemente que la cites como fuente y desestimas su petición. Desde luego, muchas luces, no debes de tener. Respeta.

Anónimo dijo...

Con tu artículo se reafirma aquello de "mejor el original que una copia" tu estilo es chapucero y degrada el excelente trabajo de quien originalmente lo escribió, no sé si eres consciente de que tu acción puede tener consecuencias más allá de la cantidad de comentarios que vas a recibir, el artículo que copiástes está bajo una licencia quiere decir que está protegido para evitar que parásitos como tu, y sí te denomino parásito por que tu comportamiento es comparable al de estos seres, no se lucren/disfruten del duro trabajo de gente seria como la referida autora, te recomiendo encarecidamente que borres esta entrada, pidas disculpas y en el futuro o bien investigues por tus propios métodos o le des los créditos necesarios a quien así lo ha hecho, reflexiona sobre el modo en el cual conduces tu vida por qué esto que has hecho es reflejo de quien eres, y sinceramente dice muy poco de ti como persona.

Bei Painkiller dijo...

Un artículo super interesante,qué lástima que no sea tuyo;¿verdad? Me parece una tremenda falta de respeto que tengas la cara de plagiar un artículo hecho con el esfuerzo de otra persona que encima es lo bastante educada como para dejarte compartirlo con la única condición de que la cites.En fin,tristeza que das...

HEATHENPRIDE dijo...

Aclarado el lamentable suceso que ha dado pie a tantos comentarios con la autora del articulo que he usado sin saber que era suyo (y sigo buscando la pagina de donde lo copie para usarlo como base), me planteaba si debiera o no borrar todos estos comentarios, al final, y como prueba de que cualquiera puede cometer el "error" de usar un articulo sacado de la red de un lugar cualquiera que NO CITE SUS FUENTES (Por esa razon yo no lo hice!, no conocia a la autora ni a su trabajo original!), prefiero dejarlos quedar... supongo que lo unico que puedo hacer, es mostrar mi pesar por este suceso y ofrecer mis disculpas y incluir los debidos creditos a la autora.

Anónimo dijo...

Por etica esta bien respetar el esfuerzo de alguien... Pero la historia no deberia tenerr copyright

HEATHENPRIDE dijo...

No estoy de acuerdo....en su dia, encontre el texto del articulo de dama Ele en un blog ajeno al suyo (alguien lo plagio y no cito su origen, y yo lo use como base para mi articulo sin conocer a su autora), pero esto no quita para que sea necesario reconocer a sus autores el merito por sus trabajos... al menos, mi "error" me ha valido para conocer a un gran hermana a la que admiro mucho...solo por esto, doy por buenos todos los merecidos tirones de orejas por mi plagio involuntario.

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo