viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

viernes, 24 de mayo de 2013

Unas raras tallas Inuit de figuras de osos, delatan un posible rastro de un culto ancestral perdido:

 Esta noticia es algo antigua, pero no por ello, menos intrigante e interesante, se publico en Science Nordic el 18 de octubre  del 2012 -

Las pequeñas figuras de osos han llevado a los investigadores a trabajar concienciudanete sobre la pista de hasta ahora desconocidos rituales pre-inuit, lo que indica que estas personas practicaban un culto oso.


La figura de oso decapitada fue encontrada con el cuello contra la pared, como si se tratara de sumergirla en la chimenea Esto ha llevado a los arqueólogos a creer que se trata de una práctica ritual hasta ahora desconocida. (Foto: Museo Nacional de Dinamarca)

En la década de 1950, el ya fallecido arqueólogo danés Jørgen Meldgaard hizo un descubrimiento misterioso en el noreste de Canadá:

Una misteriosa estatuilla de oso sin cabeza, una representacion muy  pequeña, tallada en un colmillo de morsa, yacía apoyada contra la pared del fondo de una chimenea de piedra en un antiguo asentamiento. El oso había sido colocado en una forma que hace que se vea como si fuera sumergido en la chimenea.

En ese momento, esta figurita no causó mucho revuelo. Fue sólo uno mas de los hayazgos de una larga serie de descubrimientos que Meldgaard hizo durante sus viajes de estudio a la región Igloolik del Ártico canadiense y Groenlandia en los años 1950 y 1960.

Pero cuando los investigadores del Museo Nacional de Dinamarca tuvieron acceso recientemente a los diarios las notas supervivientes de Meldgaard, sus registros y fotos, se dieron cuenta de que el descubrimiento de la estatuilla del oso era de hecho bastante sensacional.

Los seres humanos y los animales estaban cerca en la cultura de esas gentes, de hecho, comunmente, sus deidades podrian tomar formas de animales totemicos, asi que de repente, esa pequeña estatuilla, alcanzo un nuevo interes de estudio.

Su examen del material reveló que la pequeña figura del oso podría ser una clave importante para la comprensión de cómo las personas de más de 1.000 años atrás veían la relación entre los animales y los seres humanos.

"La figura nos proporciona información acerca de algunos desconocidos rituales de 1.000 años de antigüedad, que sugieren que el Pre-Inuit, también conocido como el pueblo de Dorset, imaginó que los seres humanos se relacionaban con ciertos animales de una forma que está muy lejos de lo que se imagina en el mundo occidental de hoy en día ", dice Ulla Odgaard, investigador en el Museo Nacional.

"Al parecer, el pueblo de Dorset en Groenlandia y Canadá no vieron ningún antagonismo entre los seres humanos y los animales", añade. Se les cazaba para el sustento, pero no se veia en ellos enemigos o rivales, sino mas bien una especie de compañeros en el viaje de la vida a los que probablemente se honraba y se rendia culto.

"Los seres humanos no fueron superiores a los animales, sino que era una co-existencia simbiótica. Osos y otros animales funcionaban como intermediarios entre la humanidad y el mundo de los espíritus ".
La forma de pensar del pueblo de Dorset también se conoce de otras culturas antiguas

En otras palabras, los hallazgos revelan la creencia en que los animales - osos en particular - son nuestros hermanos, cuyas vidas se mezclan con la nuestra.
El colmillo en forma de  figurilla , tallado en hueso de morsa  de sólo 3,4 cm de largo  podría ser una clave importante para la comprensión de cómo la gente  de hace más de 1.000 años entienden la relación entre humanos y osos. Se cree que gran cantidad de anotaciones acerca de este particular han desaparecido, dejando a los arqueólogos de hoy con poco más que bocetos de Jørgen Meldgaard y fotos borrosas. (Foto: Museo Nacional de Dinamarca)

La forma en que la cultura Dorset ve la relación entre los seres humanos y los animales que se conoce como el animismo fue comun en el pasado remoto, un fenómeno conocido también de otras culturas.

"Sabemos que la relación entre osos y humanos ha sido crucial en todas las culturas premodernas.Esto se aplica casi tan lejos en el tiempo como podemos rastrear - todo el camino de vuelta a la mano de las primeras representaciones del mundo que los seres humanos han creado ", dice el colega de Odgaard en el Museo Nacional, Martin Appelt.

Por ejemplo, vemos  que esta relación se expresa en pequeñas tallas y pinturas rupestres de los seres humanos y los osos en el ambito  de la cultura de cazadores-recolectores.

"Muchas culturas  han combinado rasgos humanos y animales en sus ilustraciones - por ejemplo, una figura de un oso con el cuerpo de un halcón, en la parte inferior se  representa  con una cabeza humana tallada", dice.

En muchas figuras de las primeras culturas, el esqueleto se corta por lo que es visible fuera del cuerpo - y  también es el caso con el oso de la  estatuilla de Meldgaard.

Según Appelt, esto da testimonio de la creencia de que la diferencia entre los seres humanos y los animales sólo se encuentra en la piel que están usando, por así decirlo. Los seres humanos de entonces, comprendian que , ademas de piel, hueso y carne, habia vida en los animales que cazaban, y que esa vida no era tan distinta de la suya, al morir, ellos mismos se descubrian como carne, huesos y piel (quiza sin pelo), pero asombrosamente similares a los animales que cazaban para sus sustento.

"Así que un animal es también una persona - sólo con una piel diferente. Y algunos de ellos probablemente han sido considerados como espíritus - es decir, personas en un universo paralelo al nuestro ".

El hecho evidente de que los osos eran considerados como algo especial, puede deberse a que el oso, junto con el hombre, es uno de los pocos animales que se creían  que podian trascender y viajar entre los mundos  separados de la tierra y el mar.

Otra explicación puede ser que los humanos y los osos podrían cambiar los roles en función de la situación: a veces era el hombre que cazaba el oso ya veces era al revés.

El descubrimiento de otro oso fue una revelación.


Entre los miles de objetos únicos y espectaculares que Jørgen Meldgaard y sus colegas excavaron en los asentamientos españoles en la década de 1950 y 60, las muchas finas  figuras y tallados hechos de colmillos de morsa, en cuernas de reno y trozos de madera son especialmente interesantes para los arqueólogos. Estos incluyen pequeñas esculturas de seres humanos, seres de apariencia humana y diversos animales, pero también figuras que parecen contener rasgos de los seres humanos y los animales. Las evidencias revelan una creencia en que los animales - osos en particular - son nuestros hermanos, cuyas vidas se mezclan con los nuestros. (Foto: Museo Nacional de Dinamarca)

Meldgaard también encontró otra figurilla de oso en un asentamiento cercano.
Este oso se puso en pie con su cabeza hacia arriba y  medio cuerpo enterrado en la grava.
Debajo de él se encontraron con una chimenea, lo que sugiere que este oso aparentemente estaba a punto de levantarse de la chimenea.

La combinación de las dos evidencias mas que palpables de la interacción de las estatuillas del oso con las chimeneas de la Odgaard llevó a creer que esto podría ser un signo de rituales.

Figuras de osos tallados parecen mezclarse con  el simbolismo de la subida y el buceo de los  osos  para la caza, esto también se conoce en otras partes del mundo, por ejemplo en Siberia, donde se han realizado rituales de resurrección durante milenios, dice Odgaard. Los hombres llegaban a "semiahogarse" en aguas gelidas, para resurgir mas tarde como el oso de entre los hielos, se supone que este tipo de resurreccion les fortalecia.

En este caso, el oso era el antepasado mítico que cada año viaja al mundo de arriba para asegurar la liberación de las almas de los animales, para que los humanos puedan volver a cazarlos.
La chimenea era la puerta de entrada a otros mundos.

Leyendas de Siberia indican que los seres humanos podrían comunicarse con el mundo de los espíritus a través de la chimenea. En otras palabras, la chimenea puede haber sido considerada como una puerta de entrada a otros mundos. Muchos chamanes Inuit aseguran poder cambiar de forma, ser uno con el humo y el viento, y poder elevarse de este modo sobre el mundo terrenal.

Los osos también se conocen desde el Neolítico representados en  petroglifos en Siberia y numerosos hallazgos de cabezas o figuras de  oso oso sin cabeza  se encuentran en la región del Ártico. Pero ninguno de ellos ha sido encontrado en un contexto ritual, como los dos de Igloolik.
 Estas estatuillas dl oso podrían explicar la falta de hallazgos de enterramientos.

Desde el punto de vista  de los expertos, el ritual con chimeneas parece extenderse a través del tiempo y el espacio, los investigadores creen que los hallazgos son de mucha mayor importancia  de lo que se pensaba.

 La iniciativa de investigación integral del Museo Nacional de Dinamarca 'Mundos del Norte " pretende generar nuevos conocimientos sobre la relación entre el hombre y el medio ambiente en los últimos 15.000 años, con una perspectiva sobre el presente, en que un cambio climático importante está teniendo lugar.

También arrojará luz sobre las redes globales mediante el estudio de las culturas del norte de los cazadores de la Edad de Hielo a las poblaciones actuales en las regiones frías.

'Mundos del Norte' se compone de más de 20 proyectos, encabezados por los principales investigadores de todos los departamentos en el Museo Nacional de Dinamarca.

Las figuras de osos en las chimeneas no sólo son algunos de los pocos vestigios físicos que dan testimonio del punto de vista de la cultura Dorset de la vida y la muerte que el arqueólogo ha encontrado.

Las figuras también pueden ayudar a explicar un antiguo misterio , el por qué los arqueólogos rara vez encuentran tumbas de los primeros colonos de Groenlandia y el Ártico canadiense. La cultura de 
Dorset y sus rituales parecen sugerir que estas gentes pueden haber desmembrado a sus muertos

Aunque no hay escasez de los antiguos cuentos inuit acerca de la relación especial entre los seres humanos y los animales, las fuentes orales tienden a secarse una vez que empezamos a ir hacia atras, milenios antes de los Inuit como pueblo se instalen en el Ártico canadiense y Groenlandia.

"Hasta ahora hemos tenido notoriamente escasos hallazgos arqueológicos pre-Inuit no hay  tumbas asi que tenemos que fijarnos en especial en otros elementos rituales que podrían aumentar nuestra comprensión de cómo las personas pre-inuit ven su mundo", dice Appelt.

"Aquí es donde las figuras de osos de repente hacen que  muchas piezas empiecen a encajar en su lugar. De repente comprendemos la presencia y el significado de las muchas otras figuras con cabezas de osos o los osos sin cabeza de una manera completamente diferente ".

Que las dos figuras de osos de las chimeneas tienen sus esqueletos talladas en el exterior de sus cuerpos también  es relevante,se confirma la sospecha que los arqueólogos han tenido de que la gente de Dorset probablemente desmembraron a  sus muertos y ellos  eran esparcidos sobre el campo o hundidos en el mar, por lo que los harían terminar como alimento para animales - como el  rito aun vigente que estamos viendo en Nepal y el Tíbet de hoy.

"Esta sospecha se ve agravada por el hecho de que los pocos huesos que hemos encontrado en realidad de la cultura Dorset no son esqueletos enteros, pero si hay abundante profusion de partes, encontramos los elementos simples - una mandíbula, un fémur, etc

Esto sugiere que las personas  de Dorset tenían una visión completamente diferente de  los esqueletos y cuerpos de lo que tenemos hoy en día , al menos es lo que las esculturas de esqueletos externos de las estatuillas del oso atestiguan ".

Rituales como este se perpeturaron y  trascienden el espacio y el tiempo.
Appelt dice que las figuras de osos de Igloolik están obligando a los arqueólogos a pensar fuera de los encasillamientos y aceptar que este tipo de comportamiento pudo ser comun a muchos otros pueblos fuera del espectro Inuit.

El pueblo de Dorset en Groenlandia y Canadá (c. 700 a 1200 dC) es un término arqueológico de un grupo étnico no inuit de Groenlandia.

La cultura Dorset precedió a la cultura Inuit en el Ártico de Norteamérica. Los arqueólogos creen que  este germen estaba compuesto por las personas que emigraron de Siberia y Alaska, entre hace 4.000 años y en oleadas continuas  hasta el nacimiento de Cristo.

 Las leyendas de los inuit hacen mención a  Tunitt (singular Tuniq) o Sivullirmiut ("Los primeros habitantes) como un pueblo que fueron desplazados por los inuit.

Los arqueólogos, sin embargo, dudan de si es o no cierto que el Inuit se reunió con la cultura Dorset, o llegaron a ser enemigos y los primeros exterminaron o desplazaron a los segundos, aunque hay un consenso general de que los dos grupos han vivido en la misma zona durante un período.

Dorset  como etnia y su cultura se extinguió alrededor de 1902 , probablemente como resultado de un cambio en el clima y las condiciones de vida,  aunque esto no basto por si solo, sino  que también se deveria en parte a  porque fueron derrocados por los inuit.

"Nosotros, los arqueólogos prefierimos trabajar desde la hipótesis de que podemos definir varios periodos de la historia y que hay una clara división entre el espacio y el tiempo. Pero las figuras revelan que este no es el caso aquí ", dice Appelt.

"Algunos fenómenos, como el animismo y los rituales con las chimeneas y el desmembramiento de los muertos, trascienden el tiempo y el espacio - por lo que sólo hay que verlas en trozos de varios  periordos de 100.000 años para que puedan ser comprendidas y tengan un sentido. "

El tiempo y el espacio no es suficiente para entender el pasado. Lo que a nosotros nos parecen lapsos temporales increibles, podrian no serlo tanto, la evolucion humana se acelero mucho en algunos periodos, pero en otros, permanecio bastante estancada. Veamos por ejemplo la antigua cultura egipcia, miles de años de historia, con evidentes evoluciones, pero con unos cambios casi "irrelevantes" si los comparamos con la meteorica evolucion del hombre en tan solo unos cientos de años en epocas mas modernas.

El arqueólogo explica que cuando nos fijamos en los hallazgos arqueológicos de todo el mundo, hay muchas superposiciones donde rituales  antiguos trascienden a las culturas, se perpetuan en tiempo y espacio, con cambios en el rito , de forma  que no parece haber una conexión evidente entre el origen del rito y las concepciones posteriores del mismo. Para que me entiendan , imaginen un pueblo arcaico, que crea un ritual de culto a los grandes predadores, pero poco a poco, encuentran las condiciones para desplazarse de forma favorable de una zona de residencia a otra, donde quiza estas criaturas no sean tan comunes, igual han encontrado herviboros, mas pacificos, mas faciles de cazar, o a otra clase de predadores, con lo que el culto, basicamente el mismo, cambia , adaptandose a estos nuevos animales que les dan sustento y al culto a ellos que dirige ahora sus nuevas vidas.

"Es muy extraño y muchos arqueólogos seguramente encontrarán que no es razonable pensar de esta manera como arqueólogo - ¿por qué las cosas  no pueden estar conectados de esta manera", dice Appelt.

"Yo no tengo la respuesta. No hay libro de respuestas aquí.Pero creo que las dos figuras de osos sin cabeza demuestran que no siempre existe una linea derecha ni un camino trazado en recto para ver la historia desde dentro de los estrechos límites de tiempo, espacio y tradiciones.

El siguiente paso para Odgaard, Appelt y sus colegas es crear una visión general de los registros de Meldgaard y publicar los resultados científicos más importantes.

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo