viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

martes, 26 de noviembre de 2013

Fosas comunes de vikingos: Cuando los planes de asalto salen mal:

Osarios Vikingos: Cuando un asalto sale mal:




Los siglos IX y X vireon la llegada de una nueva fuerza en la escena política irlandesa, los Vikingos . Estos guerreros escandinavos se sentían atraídos por la riqueza de los monasterios irlandeses y vinieron en busca de botín y gloria. Los ataques iniciales se limitaban principalmente a la costa, pero las bandas pronto  se organizaron en asaltos vikingos que  se aventuraban lejos en el interior. Aunque era una empresa rentable,  ir atacando estos desprotegidos monasterios, también podría ser un lance mortal, ya que muchos vikingos eran capturados y no vivian mucho para poder contarlo.

Esto se demuestra por el gran número de enterraientos de guerreros vikingos que se han encontrado en la ciudad de Dublín, y  a su vez por las descripciones de los Anales irlandeses , que narran en detalle numerosas ocasiones en que  las bandas de guerra de los vikingos fueron derrotadas por los reyes irlandeses. Entre estos muchos relatos escritos aparecen descripciones de las pérdidas de los nordicos en el ataque a Ulaid en AD 811,  en derrotas frente a los hombres de Brega en AD 837 y  frente a los ejércitos de Osraige en AD 846/847, cuando más de 1.200 vikingos se dice que fueron masacrados, aunque no hay acuerdo entre si estas cifras son reales o meras exageraciones como es comun en este tipo de cronicas del medievo

. Los reyes de Tara también infligieron derrotas a las fuerzas vikingas, con 700 de estos incursores siendo asesinados en el año 848, 240 más en el año 866, mientras que en el año 980 al parecer por decapitacion en lo que fue una aplastante derrota de un gran ejército vikingo  que se describe como una "masacre roja '. Las descripciones de estas batallas en los anales irlandeses son lacónicas pero más información sobre lo que pudo haber sucedido a estos guerreros escandinavos derrotados se pueden ver en algunas impresionantes resultados de las excavaciones  en  fosas encontradas a lo largo de la costa de todo el mar de Irlanda, en Inglaterra.

Weymouth Vikings:

En Weymouth, en el sur de Inglaterra, una excavación en 2009 efectuada por la Unidad de Arqueología de Oxford reveló los restos de 51 hombres decapitados, sobre todo en la adolescencia y  alrrededor de los veinte años. Habían sido enterrados en fosas comunes, con sus cráneos cuidadosamente colocados en una esquina de la fosa y sus cuerpos arrojados a sólo metros de distancia (ver la imagen). Los golpes decapitadores que mataron a los hombres fueron asestados con tal fuerza que las marcas de corte se quedaron en las víctimas, en  los cráneos, los huesos cervicales y las mandíbulas , ademas de los huesos del cuello. Varios de los esqueletos también tenían evidencia de marcas de cuchillas en sus brazos que sugieren que habían levantado sus manos en un vano intento de protegerse. El análisis isotópico de los dientes de  los muertos indicó que se originaron en los países escandinavos, con uno de los cuerpos, probablemente pertenecientes a una persona que había vivido la mayor parte de su vida dentro del Círculo Polar Ártico. La datación por radiocarbono indica que estos jóvenes guerreros murieron en algún momento entre 910 y 1030AD, una época en que Inglaterra experimentó una segunda oleada de incursiones de Vikingos en su costa sur. Estos desafortunados hombres parecen representar una partida de ataque vikingo que se capturó, fueron despojados de sus armas y luego ejecutados sumariamente por los locales anglosajones.


Curiosamente, había más cuerpos que los propietarios de  las calaveras en Weymouth, lo que puede indicar que algunas de las cabezas de  los jefes se mantuvieron como trofeos. Esto es una reminiscencia de una cuenta consignada en los Anales irlandeses cuando Aed Finnliath, rey de Tara y el Norte de Uí Néill saquear toda la longphoirt (bases de defensa nordicas) del norte "una masacre se hizo de ellos [los vikingos]. Sus cabezas fueron recogidas en un solo lugar, en presencia del rey, y doce cabezas de lideres de renombre fueron contados antes de él '(Anales de los Cuatro Maestros, AD 864).



Un segundo sitio Inglés descubierto en Oxford en 2008, arroja más luz sobre lo que pasó con los vikingos que cayeron en conflicto con los lugareños. En este destino una fosa común de los cuerpos de  hombres jóvenes, con edades comprendidas entre 16 y 25 años, fue descubierto por los arqueólogos que trabajan para los Servicios Arqueológicos de Thames Valley. Había por lo menos 35 esqueletos, todos los cuales mostraron evidencias de una muerte violenta. Muchos de los cráneos estaban cubiertos de cortes y punzantes heridas que se encuentran en su mayoría en la parte posterior de la cabeza. Una de las víctimas tenía heridas punzantes adicionales en su pelvis, que parecen haber llegado a su espalda y de lado, así como heridas de arma sustanciales en el cráneo, lo que sugiere que había sido atacado desde todos los lados por lo menos por dos personas diferentes . De hecho, la patología de los cuerpos, con heridas localizadas principalmente en la parte posterior del torso y la cabeza, sugiere que la mayoría de los hombres fueron muertos cuando trataban de huir de sus atacantes (o quiza sencillamente obligados a postrarse de rodillas y golpeados desde atras para ejecutarles y empujarles a la fosa). La datación por radiocarbono de los huesos indica que los jóvenes fueron asesinados entre AD960 y AD1020,lo que es muy similar a los observados en Weymouth. El análisis isotópico de los dientes indica que tenían una dieta principalmente de  marisco y pescado, que era muy inusual para un lugar tan tierra adentro. Esto y una serie de otros factores  son lo que llevó a los arqueólogos de la excavación a creer que este grupo de jóvenes representó otro grupo de vikingos asesinados.

Como los anales irlandeses y estos dos sitios arqueológicos muestran gráficamente, muchos hombres escandinavos jóvenes dejaron sus países de origen en busca de riquezas y la gloria sólo para encontrar una muerte sangrienta y una tumba poco profunda. Ser un vikingo era peligroso, y nunca fue como muchos creen el camino de rosas que se presenta en los mitos.

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo