viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

jueves, 8 de mayo de 2014

Vikingos salados: En busca de la sal de la vida.


La isla de Noirmoutier se encuentra en la bahía de Bourgneuf, justo al sur de la desembocadura del río Loira, cerca de Nantes, en el oeste de Francia. Hoy en día es un lugar tranquilo durante la mayor parte del año, aunque su población crece diez veces en el mes de vacaciones de agosto. En la historia se nos cuenta como la Noirmoutier, así como otras islas cercanas en época carolingia y las zonas costeras, se convirtió en uno de los objetivos principales de las incursiones escandinavas.

Pero, ¿qué era tan atractivo en esta pequeña zona para los hombres del norte? ¿Por qué en repetidas ocasiones regresan allí en el verano cada pocos años antes de la hibernación a partir de su primera aparicion por primera vez en Francia en el año 843 después del saqueo de Nantes? .

Este artículo sugiere que la respuesta es la sal. Todas las incursiones vikingas desde el 799-843 se dirigieron a lugares que producen la preciada sal, donde un próspero comercio de la sal había existido durante siglos. A excepción de los esclavos que bien podrian haber conseguido en cualquier otro lugar no había otros objetos preciosos para ser saqueados que podrían haber atraído de forma continua a los Vikingos de nuevo a la zona a lo largo de más de cuarenta años.


Los vikingos fueron los asaltantes y los comerciantes y propietarios de buques escandinavos y lo que se necesita para una expedicion es que esta sea rentable para obtener un beneficio. Se sugiere que las primeras incursiones vikingas en Francia no eran asuntos focalizados hechos de cualquier manera, sino que fueron atacados como un objetivo fijo y rentable, y que la sal fue uno de los objetivos principales.

Invasores escandinavos de repente empezaron a aparecer alrededor de las costas de Inglaterra, Escocia, Irlanda, Flandes y Francia a finales del siglo VIII y en las primeras décadas del siglo IX. En las islas británicas las primeras incursiones eran bastante pequeñas, aunque por lo general, los asuntos derivados de estos ataques se describen con cronicas brutales. En Inglaterra, el más notorio de estos ataques de incursión temprana tuvo lugar en el año 793 en el monasterio de Lindisfarne, en Northumberland. El anal de la Anglo Saxon Chronicle informa:

AD. . 793 Este año llegó con terribles advertencias y presagios sobre la tierra de Northumbria, aterrorizando a la gente tristemente: Eran inmensas columnas de luz por tierra a través del aire, y torbellinos, y dragones de fuego que vuelan a través del firmamento. Estas enormes señales pronto fueron seguidas por una gran hambre, y no mucho después, en el sexto día antes de los idus de enero del mismo año, las incursiones brutales de los hombres paganos hicieron estragos lamentables en la iglesia de Dios en la Santa Isla, por la rapiña y la masacre.

Noticias del ataque alcanzan con su eco al monje Inglés y maestro Alcuino en el reino de los francos occidentales. Tras el ataque, le escribió a Æthelred, el rey de Northumbria:

Ahora van casi 350 años desde que nosotros y nuestros padres nos hemos detenido en este país más justo, y nunca antes se ha manifestado tal horror en Gran Bretaña como ahora hemos sufrido a manos de los paganos. Y no se suponía que tal ataque desde el mar era posible. He aquí, que la iglesia del Santo Cuthbert está inundada con la sangre de los sacerdotes de Dios, se echa a perder de todos sus adornos; el lugar más venerable que cualquier otro en el Reino Unido se da como una presa de saqueos paganos.

Alcuino escribió también al Obispo Higbald y los monjes de Lindisfarne: «Los paganos han contaminado los santuarios de Dios, y derramaron la sangre de los santos alrededor del altar; han arrasado la casa de nuestra esperanza, han pisoteado los cuerpos de los santos en el templo de Dios como el estiércol en la calle. " También se refiere a "los jóvenes que han sido tomados en cautiverio por los paganos».

En Francia, la aparición de los Vikingos era a la vez en la misma forma y algo diferente. Lo mismo en que de tal manera los ataques tuvieron lugar, y diferente porque las matanzas de frailes, violación o raptos de personas que se están apresando como esclavos no se mencionan en ninguna parte.

Alcuino es nuestra única fuente con respecto a la primera aparición de los escandinavos en Francia. En 799, Alcuino escribió a su amigo y discípulo Arno, el obispo de Salzburgo, diciéndole que los 'paganos' habían llegado a las 'islas de la costa de Aquitania' y han causado mucho daño (" Multa mala ' ). Parece que 105 de los atacantes murieron en la orilla, aunque no se sabe exactamente cómo. Walther Vogel sugiere que el resto probablemente 'sufrió en las tormentas ».


El cronista Inglés Simeón de Durham nos dice que en este año muchos barcos naufragaron por una violenta tormenta en el mar británico y muhcas naves fueron destrozadas o estrelladass y se habrian hundido, con un gran número de hombres, " a pesar de que el echo de que estas tormentas afectaron a los Vikingos es sólo una conjetura de Vogel.

Al igual que muchos otros eclesiásticos medievales, Alcuino vio esta incursión como un castigo de Dios sobre sus "sirvientes que habían abandonado sus votos religiosos. Es interesante que en ninguna parte en su carta al obispo Arno se haga nota alguna por Alcuino de mencionar que ningún grupo de monjes habían sido asesinados o que «los jóvenes» habían sido tomados como esclavos, como lo había hecho en sus cartas de 793 en relación con el ataque a Lindisfarne. Es muy posible que una de las islas de la costa de Aquitania atacada por estos 'paganos' era Noirmoutier; si no fueran entonces estas las "islas" mencionadas por Alcuino tendrían que haber sido otras islas aquitanas como Bouin, Batz, o incluso la isla de Ré, más al sur, lugares donde estaban todos los productores de sal significativos.

Musulmánes "sarracenos" todavía estaban activos en la zona en ese momento, pero en general se acepta que estos paganos particulares no eran sarracenos, sino más bien los hombres del norte. Walther Vogel escribió en 1906 que los sarracenos fueron "nunca llamados paganos" en las crónicas y anales de la época.

El monje Philibert nacido en gascón de Jumièges había fundado un pequeño monasterio en Noirmoutier en el siglo VII y fue enterrado allí alrededor de 684. En ese momento, y durante algún tiempo por venir, Noirmoutier fue llamada la isla de Her, Héroe o Herio , y luego Hermoutier. Más tarde el nombre se convirtió en Noirmoutier, o "monasterio negro ', en referencia a los hábitos negros de los monjes benedictinos que vivían allí. Este pequeño monasterio fue destruido probablemente por los sarracenos alrededor de 723, pero fue re- establecido por Atto, obispo de Saintes, a principios del siglo IX.

El monasterio de St. Philibert no era, dice el historiador TD Kendrick, "una institución provocadoramente rica ', pero dice que era" una de cierta prosperidad en la medida en que la isla era un puerto de escala para las barcas empleadas en la sal y su ruta comercial que entonces, como ahora, era la industria principal de los bretones del pantano Bajo. Como tal, fue sin duda Noirmoutier bien conocido por los aventureros comerciantes del norte, y fue este el lugar que se convirtió en el primer objetivo de los piratas del norte en las aguas del Atlántico ". Simon Coupland en un próximo artículo nos dice más acerca de la vida económica de la isla en este momento:

Hubo buena pesca en el Atlántico y el Loira, las ballenas eran a veces arrastradas hasta la costa y la bahía local y también puede haber sido el sitio de criaderos de ostras. Los monjes vendieron la carne y las pieles de su ganado, y es conocido por haber sido un mercado en la isla. Buques de Burdeos, Bretaña e Irlanda recalaban en el puerto de Noirmoutier y negocian con los monjes, quienes compraron de ellos el aceite, el trigo, y los zapatos y la ropa respectivamente.

Coupland también señala que: "Sabemos que entonces, como ahora, el área era un importante centro de producción de sal, y a la abadía se le concedió la exención de peajes para los seis barcos fletados para vender su sal desde el Loira hasta el Garona. Casi al mismo tiempo que esta primera incursión vikinga en la tierra Bretona, el reino de los francos, aún en tiempos de Carlomagno, también sufría de las incursiones vikingas. En el verano de 800, algunos meses antes de que él se hiciese coronar emperador romano, Carlomagno dejó su capital de Aquisgrán y se fue a la costa Neustrian de lo que hoy Normandía. Ordenó que se establezcan puestos de guardia y constuir los buques para proteger la costa norte de su reino como guardacostas:

"Él mismo dejó el palacio de Aquisgrán, en la mitad de marzo, de manera que paso a la orilla del mar galo. Él construyó una flota en este mar, que entonces estaba infestada de piratas, y establecio guardias ubicados en diferentes lugares, y celebrara la Pascua en St. Riquier ... "Walther Vogel sugirió que se tomaron medidas de protección tal vez similares en Aquitania también. Durante las próximas dos o tres décadas, los francos eran gentes muy preocupadas con Dinamarca y Frisia (que incluyeron entonces dominios a lo largo de las costas de Holanda moderna y Bélgica), así como con sus esfuerzos por aplastar a los sajones paganos. El reino danés, que incluye una zona del sur de Noruega creaVik, alrededor del golfo de Oslo, , asentamientos comerciales que vieron las luchas de poder entre las familias reales danesas relacionadas y diversas alianzas cambiantes entre los daneses y el hijo de Carlomagno Luis el Piadoso.

Estos acontecimientos del norte y las intrigas no nos conciernen más aquí. Es el punto de este artículo en que aclarada la situacion, tenemos pie para argumentar que, aunque no había duda de que la única razón de la mera presencia de la producción de sal en Noirmoutier, y en las islas vecinas y pantanos costeros , esta fuente de riquezaera un imán importante para los Vikingos y puede ayudarnos a entender por qué hicieron de la zona un objetivo principal en los primeros decenios del siglo IX y quizás más adelante también. Después de 799 la próxima vez que oímos hablar de una incursión vikinga en la zona es en 820 , este año los. Francos en sus Anales Reales informan:

De la tierra de los hombres del norte ... trece barcos piratas partieron y trataron de saquear en las costas de Flandes, pero fueron repelidos por los guardias. Pero debido a la falta de cuidado de los defensores, algunas chozas miserables fueron incendiadas y un pequeño número de ganado robado. Cuando los escandinavos hicieron intentos similares en la desembocadura del río Sena, los guardacostas se defendieron, y los piratas se retiraron con las manos vacías después de perder cinco hombres. Por último, en la costa de Aquitania se reunieron con éxito, saqueando a fondo un pueblo con el nombre de Bouin, y luego regresan a su casa con un inmenso botín.

El astrónomo de la vida del emperador Louis cuenta la misma historia:

Al mismo tiempo (820) se anunció al emperador que 13 naves de las tierras de los Hombres del Norte habían navegado a través del mar y planeaban atacar y arrasar nuestras costas. Cuando el emperador ordenó que los vigías y los guardias se prepares y vean si pueden organizar defensa en contra de ellos, sucede que fueron expulsados ​de la tierra de Flandes y de la desembocadura del Sena. Se volvieron hacia Aquitania, y asaltan un pueblo llamado Buin y se fueron a casa con una gran cantidad de botín.

Parece que lo que sucedió fue que una flotilla de barcos vikingos, muy probablemente de Dinamarca, habían intentado primero hacer un asalto en Flandes, pero los francos y la guardia costera en tierra los habían ahuyentado, aunque habían quemado unas cuantas chozas y tomado algunas vacas. Un segundo intento de desembarco se había hecho en la desembocadura del río Sena, pero este también fracasó y costó la vida a cinco hombres del norte. Esta aparentemente pequeña flota después navegó alrededor de la península de los dominios del reino bretón y, como los cronistas nos dicen categóricamente, llegan a Bouin en la bahía de Bourgneuf en la desembocadura del río Loira. " No sabemos si el monasterio (de Noirmoutier) también tuvo que sufrir los estragos de los paganos.

Que fue lo que atrajo a los Vikingos a probar suerte en Bouin? Ciertamente fue más pobremente defendido que el Sena. Pero, ¿qué fue exactamente lo que los Hombres del Norte esperaban poder encontrar para detenerse a saquear allí? Bouin era una isla del pantano de sal de baja altitud (L ' île de Bouin ) que se encontraba justo al este de Noirmoutier, en la bahía de Bourgneuf. Los cursos de agua poco profundos que rodean la isla, ya han secado y Bouin es ahora parte de la tierra firme. La actividad preponderante económica en Bouin en el momento y en el futuro, fue la producción de sal por evaporación. No hubo monasterio allí y por lo tanto esta producción de sal fue más probable que se desarrollase con el tipo de productores independientes descritos por el historiador francés Olivier Bruand. Si no fuera sal ¿qué otra cosa había atraído a los Vikings a Bouin? ¿Qué otro tipo de "inmenso botín ' se llevaron a casa de un lugar sin templos notables y en medio de un pantano?.

En realidad en el año 820 no era la primera vez desde el año 799 que los vikingos habían invadido zonas alrededor de la boca del Loire. En 819 el abad de Noirmoutier, Arnulf, recibió un documento del emperador franco Ludovico Pío para aplicar al nuevo monasterio interior que había fundado unos años antes en Deas, al sur de Nantes, el derecho a construir un canal y realizar algunas otras obras. Este monasterio se convirtió en satélite conocido como St. Philibert de Gran Lieu. El documento deja bastante claro por qué el nuevo monasterio en Deas se había fundado y que Luis el Piadoso había dado su consentimiento:

Monasterio sancti Filiberti, quod est Situm en insula quae dicitur Aeri, incursiones propter Barbarorum qui frecuentador ipsum monasterium depopulantur, foras en Pago qui dictitur Erbadellicus, in loco (cujus) vocabulum est Deas, por nostrum consensum atque, novum monasterium edificasse ...

Deas era un lugar donde los monjes de Noirmoutier pudieron escapar durante los veranos para evitar las incursiones de los vikingos, que por lo general tomaban los objetos de valor del monasterio en Noirmoutier, asi que en estos retiros los monjes los llevaban con ellos. Los otros habitantes de Noirmoutier parece que no los han seguido. Lo que el documento de 819 también muestra claramente es que Deas se había fundado recientemente; y los historiadores prefieren ya que sea 814 o 815 el año de su fundación. Por lo tanto, es cierto que debe haber habido varias incursiones vikingas en Noirmoutier en los años anteriores a 819, de hecho, muy posiblemente antes de la fundación de Deas en 814/5 también.

En otro escrito de 2 de agosto de 830, el emperador Louis concedió a los monjes de Noirmoutier, ahora bajo la dirección del abad Hilbod, el derecho a fortalecer su monasterio. No hay duda de que esta medida defensiva fue ocasionada por las continuas incursiones vikingas. Vogel lo expresó así: "Las continuas amenazas hicieron que el abad de Noirmoutier, Hilbod, ordenase obras para proteger el claustro con fuertes muros circundantes. TD Kendrick escribió:". Más tarde, en sí Noirmoutier fue fortificada contra los vikingos ' . Parece, por lo que escribió Ermentarius, y como Poupardin sugiere, que la construcción de estos muros defensivos aún no puso fin al retiro anual de verano de los monjes a Deas. Poupardin ve a los habitantes de la isla en retirada tras los muros de la castrum cada verano, mientras que los vikingos saquearon a voluntad en la localidad abandonada, lo que, dice, puede explicar por qué las fortificaciones no fueron quemadas por los vikingos hasta 846


Todos los registros y evidencias que tenemos dejan muy claro que a partir de alrededor de 814 o 815 hasta 830 los vikingos habían llegado a Noirmoutier convirtiendo la zona en una base regular. Lo que ocurrió y lo que en realidad estas expediciones eran capaces de saquear lo voy a considerar con más detalle más adelante; aunque ya he sugerido que se trataba de sal como riqueza más probable.

Parece que en el verano de 834 los vikingos regresan de nuevo. Los monjes se retiraron de Noirmoutier en junio, pero los restos de su santo y venerado San Philibert aún quedaban en su tumba en la isla.

Sabemos más sobre el próximo año. En junio de 835, los vikingos saquearon Dorestad y en Frisia otros lugares. El emperador llegó a enfrentarse a ellos y los Hombres del Norte sufrieron fuertes bajas. Parece que tienen que retirarse a continuación, y se trasladan a Noirmoutier y desembarcan en nueve barcos en una bahía llamada Concha en el lado norte de la isla. En este caso, probablemente el 20 de agosto, día de la festividad de San Philibert, fueron confrontados por los francos que pudieron contar con Rainald de Herbauge al frente de una tropa de jinetes. El resultado de este combate es incierto. Un cronista dice que Rainaldo fue asesinado mientras huía.

Esto es claramente erróneo, porque sabemos que murió en el verano de 843 en la lucha contra las fuerzas del Conde de Lambert y el bretón Erispoë en Blain, al norte de Nantes. [37] Por otro lado, Ermentarius habló de una gran victoria para Rainald: los francos perdieron un solo hombre y algunos caballos, mientras que las pérdidas ascienden a 484 entre los vikingos ( con todo respeto a esta “cronica” o los vikingos lucharon con armas de palo...o borrachos perdidos o no hay explicacion posible para tan aplastante paliza salvo una evidente exageracion de tal victoria).

'Muy probable'. Dice tambien Vogel A fin de cuentas, sin embargo, a pesar de la exageración bruta de Ermentarius respecto a las pérdidas, su relato es más probablemente correcto al informar que los francos habían sido el bando victorioso en. una rara victoria sobre los Vikingos que, dice Simon Coupland, "sólo es posible porque la marea se había apagado, permitiendo a Rainald y sus hombres de a caballo cruzar desde el continente ". Sea cual sea la verdad, por lo menos algunas de las defensas costeras que los carolingios habían tratado de poner en su lugar se encontraban trabajando de vez en cuando y no fueron tan “inutiles” como la historia cuenta.

A raíz de esta última incursión los monjes se vieron obligados disolverse alli, siendo el último vínculo que les une a la isla ». En 836, el abad Hilbod preguntó a Pippin de Aquitania si podia obtener ayuda para defender el lugar. Pippin le respondió que él no podía hacer nada porque la marea alta de la isla era inaccesible para ellos, pero era fácil llegar en barco para los Hombres del Norte. Los francos no podían considerar la defensa de la isla con barcos que claramente no tienen , al menos no en esta área. De hecho "no hay realmente ningún indicio de que cualquier gobernante carolingio haya utilizado alguna vez una fuerza naval en el mar contra el ataque escandinavo».

Así que los monjes de Noirmoutier lamentablemente decidieron que debían retirar los huesos de St. Philibert a Deas, lo que hicieron en junio de 836. TD Kendrick dice que "los peligros de la isla y las posiciones excasas de defensa contra una flota vikinga eran un peligro peor que precipitar el vuelo” . Eventualmente los edificios miserables y a menudo en ruinas del monasterio fueron abandonados, y la isla se convirtió en una plaza vikinga donde los piratas podían pasar el invierno ... " En realidad no hay ninguna evidencia real de que el monasterio era miserable y arruinado, y los vikingos no sobreviven el invierno en la isla (o quizás en otros lugares), por primera vez hasta el invierno de 843 cuarto año después del saqueo de Nantes.

No sabemos si los vikingos llegaron de nuevo a Noirmoutier o a la bahía de Bourgneuf entre 835 y 843, aunque hay un informe bastante poco fiable de ellos haciendo incursiones en Bretaña en 837. Ciertamente, se les situa allí en el verano de 843, cuando , con un pacto con el conde de Lambert o no, ellos tomaron y saquearon la ciudad de Nantes y hicieron botin con las piezas saqueadas de los alrededores. Cuando terminaron, volvieron a Noirmoutier con sus inmensos botines, incluidos muchos cautivos que esperaban pago para ser rescatados o se venden como esclavos. Mientras que los vikingos violentamente discutían entre sí sobre el reparto equitativo del botín que habían desembarcado en las playas de Noirmoutiers, muchos de los cautivos lograron escapar No vamos a ahondar más en el saqueo de Nantes aquí.; baste decir que los vikingos estan una vez más en la zona, en la desembocadura del Loira, en el verano de 843, y decidieron hacer de la isla de Noirmoutier o de otra isla Aquitania una base permanente todo el año a partir de entonces. Los Anales de San Bertin informan:

Piratas atacaron a los hombres del norte de Nantes, matan al obispo y muchos clérigos y laicos de ambos sexos, y saquearon la civitas. Luego atacaron la parte occidental de Aquitania para devastar a ellos también. Finalmente desembarcan en alguna isla, trajeron a sus familias de la tierra firme y se han decidido pasar el invierno en algo así como un asentamiento permanente.

Al igual que la incursión por el río Sena, en 841 bajo Asgeir, la incursión en Nantes marcó un punto de inflexión en la naturaleza de las incursiones escandinavas en Francia. Dada la debilidad y la fragmentación del imperio franco, antes y después de la muerte de Luis el Piadoso al final de 841, las de ahora mucho más grandes flotas vikingas fueron por primera vez capaces de remar en un largo camino hacia el interior, siguiendo el curso de los ríos principales:.. Sena y el Somme, el Loira, la Charente y el Garona La flota de Vikingos en Nantes en 843 ascendió a sesenta y siete buques y se dice que había 120 barcos en el Sena dos años más tarde, mientras que los números en Bouin y Noirmoutier en 819 y 835 eran trece y nueve, respectivamente.

A partir de ahora los hombres del norte a menudo eran sobornados por los enormes pagos de tributo de los reyes francos, y con el tiempo comenzaron a colonizar lo que iba a convertirse en Normandía y tal vez incluso a adentrarse en partes de Aquitania,al igual que estaba empezando a ocurrir en Inglaterra en la misma época.


En resumen: Entre 814 y 843 sobre un período de casi treinta años, el Vikingo había vuelto una y otra vez a Noirmoutier y sus alrededores, si no todos los veranos entonces, ciertamente, muy frecuentemente. También es interesante observar que en todas nuestras fuentes no hay una sola mención a los monjes o los civiles masacrados (como sucedió por ejemplo en Lindisfarne, en Inglaterra e Iona en Escocia) hasta 843 en Nantes, y, ciertamente, no hay reportes de violación o de personas que puedan ser arrastradas para ser vendidas como esclavos. Por supuesto, esto es una evidencia de silencio y de ninguna manera demuestra que este tipo de cosas no sucediesen Pero, dada la forma en que los monjes y clérigos que escribieron los anales y crónicas tendían positivamente a deleitarse en tales detalles escabrosos en los últimos años, es extraño que nada se mencione a este particular en tanto tiempo.


Antes de examinar la sugerencia de que podría haber sido la sal lo que llevó a los hombres del norte una y otra vez a atacar estos lugares, vamos a echar un breve vistazo a la naturaleza y extensión de la producción de sal y el comercio de la Francia carolingia, en particular en el estuario del Loira y la bahía de Bourgneuf.


En Europa la sal era y es producida por tres métodos principales: la evaporación solar del agua de mar recogida en parcelas usadas como salinas a lo largo de la costa atlántica de Francia y el Mediterráneo', salinas en foma de pozos en Europa central y la que sal se extrae de la cocción de turba en . Frisia

En términos de los "jardines de sal ', salinas , en francés, Adriaan Verhulst dice que en el período medieval temprano éstos estaban "principalmente al norte y al sur del estuario del Loira, en particular en la Baie de Bourgneuf ... ' La mayor parte eran un sistema de extraccion eficiente y, por tanto, el método más barato de estos tres métodos, era la evaporación solar. Aquí las marismas a lo largo de las costas del sur de Bretaña y Aquitania tenían una ventaja: llegaron a recibir más sol y los cursos de agua eran menos profundos que las que se encuentran en las partes más al norte de Europa, como los que hubo a lo largo de la costa del Canal o en Frisia En esta zona del sur la tradicion de cosechar la sal por evaporación se remonta a los tiempos prehistóricos. También se sabe que los buques de transporte romanos se utilizan para transportar la sal a lo largo del golfo de Machecoul al valle de Tenu - en el pais de Retz justo al sur de Nantes .

Incluso hoy en día sólo hay cuatro áreas en Francia que producen la sal de la evaporación del agua de mar; el producto que se llama Fleur de Sel . La producción está a cargo de trabajadores de la sal llamados sauniers y paludiers. Las tres primeras áreas se ubican en el centro-oeste de Francia, en el sur de Bretaña y Aquitania. La isla de Noirmoutier y la península de Guérande se encuentran en el Océano Atlántico, cerca de la desembocadura del río Loira. Esto es, por supuesto, precisamente el área que estamos considerando aquí. El tercer lugar es la isla de Ré y Ile d'Oléron, los cuales se encuentran al sur de la desembocadura del río Charente y el estuario de la Gironda, respectivamente. El Ile de Ré también sufrió las incursiones vikingas de 840 en adelante y más tarde se convirtió en una base regular y enclave Vikingo importante. La cuarta área de la producción de sal es la Camargue en la costa mediterránea. La Camarga está fuera de nuestro alcance aquí, pero es interesante notar que también fue anfitrión de una gran flotilla vikinga en 860 después que los Hombres del Norte habían atacado la España musulmana (por segunda vez) y el Norte de África, y visitasen Narbonne.

Michael McCormick dijo: 'Sal y pan eran básicas para la vida, y para el comercio carolingio ... Los esfuerzos de las instituciones carolingias para comprar y vender la sal que necesitaban ayuda a que veamos que viaja en los barcos cargados hasta los ríos de Frankland, y por carretada sobre sus caminos ». El historiador francés Olivier Bruand ha investigado la producción y distribución de sal en Francia en la época medieval temprana. Podría ser útil poner de relieve sólo un par de sus hallazgos y conclusiones aquí. Presenta una gran cantidad de evidencias de la importancia y el alcance de la producción y el comercio de la sal en la era merovingia y carolingia. Por ejemplo, a principios del siglo VIII la abadía importante de San Martín de Tours recibió una renta de 400 libras de sal de la isla de Noirmoutier. Incluso antes, la Gesta Dagoberti dijo explícitamente que en aproximadamente el 635 la abadía de Saint-Denis en París había comprado la sal de la tierra a producir en el pais de Retz , la zona de las marismas de sal al sur de Nantes y Noirmoutier justo enfrente.

El comercio de la sal se lleva a cabo tanto por las abadías y los comerciantes privados independientes de arriba y abajo del Loira donde se dan distintos peajes y aduanas ( tonlieux ) y los mercados de compra y venta de la sal. Una visión fascinante y poco frecuente de estos comerciantes de la sal se puede encontrar en 821 en una 'Instrucción de Luis el Piadoso a sus súbditos', que dice: "En cuanto a la tierra en la costa donde hacen sal. Queremos que algunos de ellos vienen a nuestra sesión de la corte y que representan ser auditados para que podamos resolver el conflicto entre ellos con equidad ". No sabemos las circunstancias de esta diferencia o eventual decisión de Luis, pero esta rara visión muestra una vez más la importancia de la sal y el comercio de la sal en la zona.

Se desprende de la obra de Olivier Bruand que la pronta empresa del comercio de la sal medieval y las rutas que utilizaba no sólo abarcaban todo el sur y el oeste de Francia - a lo largo del Loira, la Charente y el Garona - también se extendía hasta el Sena, en el norte, e incluso a Gran Bretaña e Irlanda. Bruand dice que "la sal de la Loire inferior se exporta a Gran Bretaña, a Irlanda y al norte de Europa ...". La evidencia de ese comercio con Gran Bretaña viene de la Gesta abbatum Fontanellensium que nos dice que los comerciantes ingleses vinieron de la 'isla de Gran Bretaña ".

Además, el Miracles de Saint-Philibert , escrita por el monje Noirmoutier Ermentarius, cuenta la historia de los barcos británicos que entran en la bahía de Bourgneuf. Uno de esos grupos de barcos mercantes tuvo que hacer una parada en Noirmoutier debido a los vientos y las corrientes contrarias, si bien los comerciantes roban un cargamento de plomo antes de partir hacia la cercana isla de sal productora de Batz (ahora unida a la península de Guérande). Allí su robo fue descubierto y ellos se vieron obligados a regresar su botín antes de volver a casa de Ermentarius. La Vida de San Philibert proporciona evidencia de que los buques mercantes irlandeses también llegaron a Noirmoutier: "Nec Multum mensaje scothorum navis buzo SIIS mercinmoniis plena ad litus adfuit ... »


Dada la importancia de este comercio internacional lucrativo en sal, TD Kendrick dijo no había duda sobre la razón cuando dijo que "fue, sin duda, Noirmoutier bien conocido por los aventureros comerciantes del norte, y fue este el lugar que se convirtió en el primer objetivo de los piratas del norte en el Atlántico y sus aguas ".

El gran historiador alemán de los vikingos en Francia, Walther Vogel, escribió en 1906 que Noirmoutier 'no parece haber sido especialmente rica, porque pertenecía a aquellas (personas) que no tienen que pagar los gravámenes anuales o prestar servicios militares al Imperio, y a las oraciones '. Añadió, sin embargo, que en la isla de Noirmoutier había "cierta importancia, debido a la producción de sal que ya se llevó a cabo en la zona en el siglo IX ', una producción que hiciera' la bahía de Bourgneuf convertirse en un puerto muy visitado y de llamada para los buques de Hansa en la Baja Edad Media. Vogel continua: '. Ya en esta época (principios de los años 800) esta producción de sal había causado la expansión del mercado de la Bretaña a Noirmoutier y a los puertos continentales vecinos sobre la bahía de Bourgneuf'

En su excelente estudio de la larga historia de "comercio de bay 'Bourgneuf en sal, el historiador alemán Arthur Agats, al referirse a la incursión en Bouin en 820, dijo que" el saqueo de los Hombres del Norte muestra la importancia que la isla ya tenía. Como los hombres del norte también persiguieron el comercio en sus expediciones, es claro que Bouin ya era conocido por ellos a causa de su sal que funciona como fuente inagotable de riquezas".

Es un hecho bien conocido que los vikingos gustaban de las islas, como objetivos y bases. En Frisia podríamos mencionar la isla de Walcheren, en Inglaterra Lindisfarne,, más tarde, las islas de Thanet y Sheppey, en Francia del oeste y las islas a lo largo del Sena, como Oissel, además de todas las islas a lo largo de la costa oeste de Bretaña y Aquitania . Algunas de estas islas presentan blancos tentadores porque en los primeros días de incursiones de Vikingos por lo menos, a menudo eran los lugares donde fueron localizados los únicos monasterios accesibles y mercados florecientes. Al mismo tiempo, las islas eran atractivas como bases para los Hombres del Norte, ya que era más difícil para los francos o anglos atacarlos allí. Eran refugios seguros. Simon Coupland dice con razón que los vikingos ' como bandas de guerra tienden a volver a sus barcos o acampar en islas donde los francos no podían conseguir hacer brecha en ellos ". Sólo cuando logran reunir flotas y ejércitos mucho más grandes hicieron los vikingos avances y empiezan a aventurarse más hacia el interior.

Volviendo a la cuestión de Noirmoutier y las islas circundantes y pantanos costeros; año tras año entre aproximadamente 814 y 843 el vikingo volvió a esta zona en el verano. Desde el inicio de este período los monjes de Noirmoutier habían dejado todos los años antes de la "temporada de Vikingos” la isla por la seguridad de su monasterio satélite en Deas, teniendo, como hemos visto, todos sus objetos de valor eclesiásticas con ellos. La mayoría de los isleños locales, incluidos los trabajadores de las salinas y comerciantes, fueron abandonados a su suerte.


La pregunta sin duda es lo que, por lo tanto hicieron los vikingos y que encuentran para saquear? Al menos después de las redadas iniciales probablemente no habría habido nada de oro o plata valioso ni plata eclesiástica que encontrar, o libros de la iglesia valiosos para el rescate. Ni quizá serían muchos los ricos que han sido tan miopes para haber quedado atrás y haberse arriesgado a ser capturado para un rescate o la esclavitud. Sin embargo, por lo que podemos decir de nuestras escasas fuentes, la mayoría de la población de Noirmoutier se quedó y no huyo a buscar la seguridad interior. Los trabajadores de las salinas simples, los sauniers y paludiers, probablemente no tenian mucho donde elegir en esta epoca . Ellos tenían que cosechar sus cultivos para sobrevivir.

Tal vez, como sugiere Poupardin, después de 830 la gente de Noirmoutier fueron capaces de defenderse a sí mismos desde el interior de las nuevas murallas del monasterio, mientras que los vikingos saquearon a voluntad en la zona; es algo que no sabemos a ciencia cierta. De todas las formas Simon Coupland y otros nos dicen que se produjeron o se negocien en Noirmoutier además de la sal: las ostras (tal vez), el ganado, los zapatos, el aceite de ballena y un poco de trigo, ninguno de ellos habría atraído a los Hombres del Norte tantos beneficios como para volver año tras año haciendo todo el camino desde el norte . En ausencia de artefactos de iglesias preciosos, había realmente sólo dos cosas que podrían haber sido lo suficientemente valiosas como para recalar de nuevo una y otra vez: la sal y esclavos.

Que los vikingos fueron grandes cazadores de esclavos y comerciantes se ha establecido más allá de cualquier duda. Charles Verlinden, el gran historiador belga de la trata de esclavos europea medieval, ha analizado al Vikingo y sus actividades y el importante papel que desempeñaron en la trata de esclavos en este momento. Incluso a principios del siglo XI, el clérigo Inglés Wulfstan, incide en el momento en que el obispo de Londres, dio el "Sermón del Inglés" en el que perdió la esperanza de que los vikingos daneses dejasen de apresar a gentes para llevarselas como esclavos.


Si los Vikingos podian atrapar personas que podrían ser provechosamente rescatados localmente lo harían, como el ejemplo de la captura de Nantes en 843 . Pero si los rescates no llegaban procedian a enviar los cautivos de vuelta a esos Entrepôts del norte prósperos como Dorestad en Frisia y Hedeby en Dinamarca,como mercancia de venta a mercaderes de esclavos. Orlando Patterson dice que "a partir de sus propias bases de origen, especialmente Hedeby, los comerciantes escandinavos repartidos por toda Europa occidental, y con frecuencia hasta el Mediterráneo, llevaban a cabo la venta de sus cargamentos humanos". A partir de estos mercados del norte los cautivos podrían encontrarse con la desdicha de hacer un largo viaje a la España musulmana, el norte de África o en el mundo bizantino, posiblemente a través de la principal ciudad comercial de esclavos de Verdún. Algunos habrían sufrido la castración en el camino, porque los eunucos eran porducto de la demanda en los mundos bizantino y musulmán. Podríamos conjeturar que tal era el destino de un buen número de los habitantes de Noirmoutier y las otras áreas alrededor de la boca de Loira en las primeras décadas del siglo IX.

Pero Noirmoutier y las otras islas las marismas cercanas sólo tenían poblaciones limitadas, y el principio de los pilares de la economía local fue sin duda la producción de sal. Como se ha mencionado, TD Kendrick dijo que "la isla (Noirmoutier) fue un puerto de escala para las barcas empleadas en la sal-comercial que era entonces, como ahora, el pilar de la industria de estos bretones y Aquitania y las pantano-tierras". Si los invasores vikingos llegaron en su mayoría con la intención de ir llevándose esclavos, pronto no no habrían encontado demasiada masa que capturar

. Wiser, era ciertamente más rico, la gente ya se han trasladado a lugares más seguros. Y que antes de 843 no se habla de ningún pueblo siendo capturados para convertirse en esclavos es quizá de relevancia. La Sal por otra parte era por lo menos tan lucrativa como un comercio de lujo bueno como los esclavos. En su excelente libro La sal - Una Historia del Mundo , Mark Kurlansky ha documentado el enorme valor que la sal ha tenido a lo largo de la historia humana:

La sal es tan común, tan fácil de obtener, y tan barata que nos hemos olvidado de que, desde el comienzo de la civilización hasta hace unos 100 años, la sal era uno de los bienes más buscados después de los productos básicos en la historia humana.

En cuanto a Noirmoutier y las otras islas de la sal, Kurlansky dice que es probable que los "vikingos fueran los primeros en el comercio de la sal de esta zona hasta el Báltico y otros países del norte, y sentasen ,el establecimiento de una de las rutas de la sal más importantes de la Baja Edad Media y Renacimiento '. Él también dice que aunque no exactamente cuando los trabajadores de la sal en Noirmoutier, Guérande, la bahía de Bourgneuf y la Ile de Ré ,empezamos a qncontrar la construcción de sistemas de estanques artificiales en lugar de depender de un solo estanque de evaporación, cuando los vikingos llegaron 'la producción aumentó mucho y muchos estanques fueron construidos en los siglos noveno y décimo ". En las zonas productoras de sal alrededor de la desembocadura del Loira la cosecha de la sal era, y todavía es, reunida en pleno verano. Si los vikingos llegaron en el momento justo suecedia que podían simplemente hechar a pie a tierra con poca o ninguna oposición y recoger parte de la sal cosechada, lo cargaban en sus barcos, y estar fuera de casa el tiempo justo para comvertir esta mercancia en montañas de plata facil, regresando cargados, como los cronistas nos dicen, con "inmenso botín '. Podría ser sólo cuestión de distancia y logística, pero tanto en 820 y 835 los hombres del norte no llegan a la zona del estuario del Loira hasta finales del verano, después de que habían asaltado o intentado asaltar en climas más septentrionales.

Después de haber estado en la zona ya en 799, no puede haber ninguna duda de que los escandinavos sabían lo que estaba allí para ser saqueado, así como cuando la cosecha de sal estaría lista.

Conclusión

Debido a que la mayoría de los analistas y los cronistas de la época eran monjes o clérigos que tampoco informaron de noeventos locales de interés para su propio monasterio o nos informaron de eventos más distantes desde lejanas cortes reales, es quizás sorprendente que, al menos en los primeros días que rara vez, o nunca, hayan oído hablar de los objetivos de las incursiones de los vikingos o la naturaleza del botín que acarreaban. Lo que oímos hablar es simplemente que en un año determinado estos malditos paganos llegaron, causan mucha destrucción y se fueron con lo que habían saqueado. Muchos historiadores posteriores han presentado estas incursiones escandinavas tempranas en las costas de Francia, como ataques al azar u oportunistas realizados en objetivos blandos como monasterios, iglesias o ferias. Ataques llevados a cabo donde y cuando los reyes locales parecían débiles o divididos y por ello no podían ofrecer ninguna resistencia efectiva.

Los nórdicos fueron asaltantes y comerciantes. Mientras que nuestras escasas fuentes desafortunadamente dan poca informacion directa o indirecta en cuanto a los planes y las intenciones detrás de cualquiera de las primeras incursiones escandinavas en Francia, parece una suposición razonable de que el robo (tal vez incluso la compra de vez en cuando?) de un bien tan preciado como la sal, para más adelante la venta en las muchas ciudades comerciales del norte, fue uno de los principales objetivos de sus repetidas apariciones en las islas de la sal alrededor de la desembocadura del río Loira, en el primer décadas del siglo noveno. Si la sal no era una gran parte de la ecuación, entonces creo que siempre vamos a luchar para encontrar una razón de peso para explicar por qué los hombres del norte se empeñan en volver a los mismos lugares salados durante más de treinta años?

En ausencia de una pista humeante como una fuente escandinava o franca contemporánea y fiable que vaya a decirnos, por ejemplo, que «los buques daneses llegaron a Hedeby cargados de enormes cantidades de sal que habían saqueado en Noirmoutier, 'la sugerencia de este artículo de que la sal fue una de las principales motivaciones para los Vikingos para volver una y otra vez a la desembocadura del Loira siempre seguirá siendo una conjetura. La evidencia es circunstancial; desde luego, y no se si se defendieria en un tribunal penal anglosajón de derecho en el que el nivel de la prueba es "más allá de toda duda razonable". Sin embargo, en un tribunal civil, en el que el nivel de la prueba es "en el balance de la evidencia ', tal vez sí.

Barcos vikingos y flotas de saqueo eran cosas caras. Propietarios y capitanes de buques escandinavos eran hombres de negocios que querían un retorno de su inversión; ellos no atacan de cualquier manera, y tanto si salian a comerciar o de expedicion vikinga, elegian bien los destinos....los hombres del norte sabian muy bien a donde iban....y posiblemente tambien el porque!.



No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo