viking ship

viking ship

TRADUCTOR DE TEXTOS:

lunes, 30 de septiembre de 2013

Culto al lobo en el frio invierno:

Los arqueólogos que han procedido a excavar un yacimiento de la Edad de Bronce en las estepas rusas están utilizando las pruebas del lenguaje y la mitología para comprender un descubrimiento notable

Por ERIC A. Powell
Martes, 17 de septiembre del 2013

Hace unos 4.000 años , en las estepas al norte del Mar Negro, un pueblo nómada comenzo a asentarse en comunidades pequeñas. Conocida hoy como la Cultura de las tumbas de madera, estas personas dejaron atrás más de 1.000 sitios con huellas de su paso. Uno de ellos se llama Krasnosamarskoe y el arqueologo del colegio de Hartwick David Anthony tenía grandes expectativas para realizar grandes hayazgos cuando él empezó a cavar allí a finales de 1990.

Anthony esperaba que al excavar el sitio podría aprender por qué la gente en esta región comenzaron a establecer hogares permanentes. Pero él y su equipo han descubierto que Krasnosamarskoe tiene una historia muy diferente que contar. Ellos encontraron que el sitio contenía los restos de decenas de perros descuartizados y restos de lobos en cantidad más notable que en cualquier otro sitio similar.


Nerissa Russell, arqueologa del proyecto, dice: "Recuerdo que le dije al comienzo de la excavación que nos encontramos un montón de huesos de perro. Pero no tenía ni idea de lo importante que esto iba a llegar a ser. ". Cuando el equipo se puso a trabajar en el proceso de analizar todos los huesos de los animales en el laboratorio, se identificaron los restos de cerca de 51 perros y siete lobos, así como seis huesos que no pueden ser clasificados como caninos.


En otros sitios con tumbas de la edad de la madera, los huesos de perro y lobo nunca representan más del 3 por ciento del total de los huesos de animales encontrados. En Krasnosamarskoe, encontramos que representaron más del 30 por ciento. "No sé de ningún otro sitio en el mundo, con un alto porcentaje similar de los huesos de perro ", dice Russell. Ella y su equipo encontraron que la mayoría de los perros eran inusualmente maduros de hasta 12 años en algunos casos, lo que significa que probablemente no fueron criados para la alimentación. "Eran animales preciados, perros de caza, o parias ( NDR: esta es la definicion que encuentro en el traductor, podria definir a perros criados para sacrificios o combates rituales o perros salvajes cazados con ese fin?) . No lo sabemos ", dice. "Pero ellos son tan madures que creemos que eran los perros que habían estado alrededor de los humanos por un tiempo y tenían algún tipo de relación con estas personas."

Para añadir mas al misterio, los huesos se cortaron en inusuales formas sistemáticas que no se asemejan a las prácticas de despiece ordinarias. Los hocicos se dividieron en tres trozos y el resto de los cráneos se dividen en fragmentos de forma geométrica de sólo una pulgada de largo. Nadie hubiera hecho estos cortes tan precisos solo para conseguir simplemente separa la carne de los huesos o aprovechar su tuetano.


Anthony y su esposa, la arqueóloga Dorcas Brown, sabían que era un descubrimiento único. Brown, en particular, sospechaba que los colmillos fueron probablemente sacrificados allí como parte de un ritual y decidió examinar la literatura de investigación en términos generales sobre el tema de los rituales que involucran perros.

Lo que descubrió fue que había hecho un trabajo en el cuerpo de estas prácticas antiguas. En un movimiento inusual para los arqueólogos que estudian estos cultos prehistóricos, decidieron consultar a la lingüística histórica y las tradiciones literarias antiguas para comprender mejor el registro arqueológico.

Ellos sabían que la gente que vivía en Krasnosamarskoe era casi seguro que hablaban una lengua indoeuropea. Esta gran familia de lenguas hoy en día consiste en la base de la mayoría de los idiomas europeos, incluyendo Inglés, y muchos idiomas que se hablan en Asia, como el hindi.

Todos estos lenguajes son "hijos" de un idioma, que probablemente fue usado en las estepas de Eurasia entre 4500 y 2500 antes de Cristo. Lingüistas históricos llaman Proto-Indo-Europea (PIE) a esta lengua. Mediante la comparación de las palabras en todas las lenguas antiguas y modernas indoeuropeas, han sido capaces de reconstruir gran parte del léxico de esta lengua muerta hace mucho tiempo. No sólo han reconstruido y rastreado a través de estas culturas-términos indoeuropeas antiguos tan variados como las palabras que designan a la abeja, la rueda, y roca, sino que los lingüistas pueden hacer inferencias acerca de estas culturas de este vocabulario.

A pesar de la rica imagen de la vida antigua que se puede extraer de la antigüedad de esta manera, muchos arqueólogos no se atreven a confiar en raíces de palabras PIE reconstruidas y sus conceptos. "Este es el tipo de información que los arqueólogos prehistóricos normalmente matarían por tener", dice Anthony, "pero por lo general se distancian de la lingüística indoeuropea, porque no pueden ver realmente cómo se pueden combinar los dos conjuntos de datos." Anthony ha pasado gran parte de su carrera tratando de convencer a sus colegas de que no deben pasarse por alto los esfuerzos de los lingüistas y mitólogos. "Estoy interesado en la combinación de la evidencia lingüística y mitológica con la evidencia arqueológica", dice. "Estas raíces contienen información sobre el parentesco, los sistemas de honor, los sistemas de la deuda, el señorío, y la fiesta. Deberíamos estar trabajando en reconstruir ese vocabulario para saber que rondaba en sus mentes".


Así que, sin consultar a las fuentes lingüísticas, muchos arqueólogos se han satisfecho y contentado con simplemente saber que los perros fueron sacrificados. Pero Brown y Anthony han centrado su pasión en trasladar la evidencia lingüística que encontraron en los descubrimientos arqueológicos y los hizo llegar mas lejos "Creo que es una suerte que nosotros fuimos los que excavamos el sitio", dice Anthony.

Brown siguió buscando la literatura sobre ceremonias indoeuropeas para obtener información sobre el papel de los perros que puedan producir pistas sobre qué tipo de ritual se practicaba en el sitio. Se encontró que los lingüistas históricos y mitólogos hace tiempo que han vinculado el sacrificio del perro a una importante tradición antigua indoeuropea, la banda de guerra juvenil itinerante.

En las antiguas tribus celtas, germánicas, griegas, y las tradiciones indo-iraní, los hombres jóvenes a menudo dejan a sus familias para formar sociedades guerreras. "Eran chicos jóvenes en el margen de la sociedad que a veces se dedicaban a robar las vacas, y prefieren vivir del hurto del ganado de otras personas", dice Anthony. "Así que ellos fueron expulsados de sus grupos sociales y se les envia a que ataquen otras comunidades."

En las tradiciones germánicas, estas bandas de guerreros jóvenes se consideraban manadas de lobos. Un mito famoso sobre el héroe Siegfried dice que ha de ponerse una piel de perro para ir asalto con su sobrino, a quien está entrenando para convertirse en un guerrero. En el Rig Veda , un antiguo texto sánscrito compuesto poco antes del 1000 antes de Cristo, los jóvenes sólo puede convertirse en guerreros después de sacrificar a un perro en una ceremonia de invierno y el uso de la piel del animal como vestimenta durante cuatro años, pieles que se queman a su regreso a la sociedad.

La institución de las bandas juveniles de guerra como partidad de caza que tienen lugar en las redadas de temporada está tan extendido en las culturas indoeuropeas que los lingüistas históricos y mitólogos lelgan a la conclusión de que tenía que ser una tradición PIE de larga antiguedad y que estos jóvenes guerreros y su “consagracion” se conviertieron en un ritual em pleno invierno en que participan perros o lobo como animales de sacrificio.

Los lingüistas incluso han podido reconstruir la palabra PIE para estas bandas de guerreros: koryos.

Pero, como ocurre con muchas palabras e ideas PIE reconstruidas, la prueba física de que los koryos en realidad recorrían las estepas euroasiáticas miles de años atrás había sido deficiente.

Anthony y Brown, sin embargo, debido a la gran cantidad de huesos de perros y de lobo hayados en el lugar, ssospechan fuertemente que Krasnosamarskoe de hecho podría ser un sitio de una de estas ceremonias rituales en pleno invierno el lugar donde se “formaban” los koryos y sus iniciaciones. Pero necesitaban mas pruebas para demostrar que esta tradición reconstruida de hace 4.000 años pudo ser real.


Una vez que se envían los caninos encontrado en el sito arqueologico, se espera la respuesta de Anne Pike-Tay, que estudia las bandas adicionales de crecimiento en los dientes para determinar en qué estación del año un animal murió y en que lugar la pieza final del rompecabezas encaja. Ella fue capaz de determinar la época de la muerte de 17 de los caninos y encontró que 16 de ellos fueron asesinados en el invierno. Las vacas sacrificadas en el lugar, por el contrario, fueron asesinadas durante otras epocas el año. Para Anthony y Brown, fue un poderoso elemento de prueba que los koryos existía n cientos de años antes de que se mencionan por primera vez en el Rig Veda .

Así como errantes bandas de asaltantes juveniles jugaron un papel importante en las sociedades posteriores indoeuropeas, Anthony piensa que habría sido fundamental para las personas de la cultura de las tumbas de madera. "Fue una manera organizada, no sólo de controlar a los hombres jóvenes potencialmente peligrosos", dice, "pero tambien era una forma de ampliar y obtener riqueza." De hecho, Anthony piensa que los koryos podrían ayudar a explicar por qué las lenguas indoeuropeas se propagan con éxito. Las generaciones anteriores de investigadores imaginaron hordas de indoeuropeos en carros viajando de forma nomada y que a la postre son los que derraman sus lenguas en Europa y Asia por comvivencia o a punta de espada.


Pero Anthony piensa que la propagación indoeuropea no fue por medio de la imitación generalizada de las costumbres indo-europeas, que incluían, por ejemplo, un festín para establecer fuertes redes sociales. Los koryos podrían haber sido simplemente una característica más de la vida indoeuropea que otras personas admiraban y pudieron adoptar, junto con los propios idiomas.

Desde que él y Brown han comenzado siguiendo el rastro lingüística de los koryos, Anthony ha llegado a esta conclusion a través de otros rompecabezas, tanto en el registro arqueológico y en los textos que podrían ser resueltos de manera similar. En particular, se piensa que una posible asociación de bandas de guerreros con el número ocho puede ser importante, ya que se produce con frecuencia. "En la Edad de Hierro en los textos indios, los niños cuentan con ocho años de edad cuando comienzan la formación, a continuación, a los 16 se inician en milicia ", dijo Anthony. "En el mito de Siegfried", continúa, "el héroe dice a su sobrino que no le llame al menos que sea atacado por más de siete hombres … lo que es ocho. "En un sitio de 3 , 000 años de la edad de Bronce, la tumba Edad en Kivik, Suecia, hay estelas que revisten el interior de la cámara de la tumba representan la cifra ocho, asociada a la idea de seguir a un lider "Eso podría ser una representación de una ceremonia de iniciación", dice Anthony. En un asentamiento celta en Francia que data de alrededor del año 100 , ocho caballos y ocho hombres fueron enterrados juntos. Tal vez, postula Anthony, los koryos eran idealmente grupos de ocho jóvenes, y esta es la idea de la unidad fundamental de los guerreros que se transmitio en los últimos tiempos.

Anthony está ahora pensando en un momento en que los arqueólogos estarán dispuestos a utilizar las pruebas lingüísticas y literarias para comprender el pasado prehistórico de formas mucho más sutiles de lo que lo hacen ahora. Señala, como ejemplo, que los koryos no es el único ternimo para la banda guerrera PIE reconstruido. Hay otra palabra que aparentemente fue usada para referirse a un grupo más grande de los guerreros que incluían todos los hombres adultos de una comunidad-sin duda un tipo muy diferente de agrupación. "Este tipo de distinciones", dice, "son imposibles de excavar con una paleta. Apenas hemos comenzado a utilizar la información en el vocabulario proto-indoeuropeo y a entender a la gente que lo hablaba ".


Eric A. Powell es editor en línea en ARQUEOLOGÍA


Fuente: http://www.archaeology.org/

No hay comentarios:

paganismo no es fascismo

paganismo no es fascismo